Hospital San Cristóbal realiza con éxito primera transfusión de inmunoglobulinas en paciente con COVID-19

Doctor Miguel Serpa Pérez, director médico del hospital San Cristóbal de Ponce. Doctor Miguel Serpa Pérez, director médico del hospital San Cristóbal de Ponce.

Marcela Boyacá y Diana Castañeda
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

A medida que los hospitales, investigadores, médicos y profesionales de la salud en Puerto Rico trabajan para evitar un brote de pacientes con COVID-19, también muestran un renovado interés en una medicina poco conocida, la transfusión de suero con inmunoglobulinas.

El doctor Miguel Serpa Pérez, director médico del hospital San Cristóbal de Ponce anunció en una entrevista exclusiva con la Revista Medicina y Salud Pública (MSP), que realizaron de manera exitosa dichos procedimientos en un paciente que se encontraba en una situación preocupante y que fue dado de alta luego de responder positivamente a esta terapia.

El protocolo que se lleva a cabo actualmente en esta institución es que en caso de que el paciente presente otra condición pasaría a otra parte de la sala de emergencia, donde será evaluado para cualquier otro tipo de condición respiratoria como micoplasma, influenza, etc. De no manifestar ningún síntoma respiratorio, el director del Hospital San Cristóbal comenta que pasa a la sala de emergencia regular.

“Nos encontramos en la segunda fase de ampliación para atender la pandemia del COVID-19, estamos añadiendo dos unidades de emergencias médicas móviles a nuestro inventario con el propósito de facilitar el seguimiento de los pacientes cuando llegan. Es decir, en una carpa decidiremos si el paciente es sospechoso para COVID-19, de ser así pasa a una segunda unidad donde se realiza el diagnóstico final incluyendo prueba serológica y PCR”, comenta el doctor Miguel Serpa.

Para el galeno, el beneficio de estas unidades de emergencias médicas móviles es que están aisladas, por lo que la temperatura del lugar es aceptable. Además, son lo suficientemente amplias para realizar cualquier tipo de procedimiento que requieran las personas.

Del mismo modo, dejó saber que son el único hospital en la región que mantiene a sus pacientes de COVID-19 en una unidad aislada dentro de su edificio principal, pero sin compartir la misma unidad de acondicionadores de aire y otras herramientas de trabajo sanitario con el resto de su infraestructura hospitalaria, lo anterior sin perder el sentido humanizante del trato al paciente.

En este momento el hospital está atendiendo personas de todo el sur de Puerto Rico, hasta el momento se han atendido cuatro pacientes con coronavirus, “hemos tenido cuatro pacientes COVID-19 positivos, hay dos de alta e hicimos el primer trasplante de suero con inmunoglobulina para el COVID que fue exitoso, el paciente ya se irá de alta y hay otra paciente en recuperación” dijo el director del Hospital San Cristóbal de Ponce.

Prueba de sangre de inmunoglobulinas

¿Qué es una prueba de sangre de inmunoglobulinas?

Esta prueba mide la cantidad de inmunoglobulinas, también conocidas como anticuerpos, en la sangre. Los anticuerpos son proteínas fabricadas por el sistema inmunitario para combatir sustancias que causan enfermedades, como virus y bacterias. El cuerpo fabrica diferentes tipos de inmunoglobulinas para combatir diferentes tipos de sustancias.

La prueba de inmunoglobulinas generalmente mide tres tipos específicos de inmunoglobulinas. Se llaman IgG, IgM e IgA. Tener niveles de IgG, IgM o IgA demasiado bajos o altos, puede ser signo de un problema de salud grave.

Otros nombres: inmunoglobulinas cuantitativas, inmunoglobulinas totales, IgG, IgM, prueba de IgA

¿Para qué se usa?

Una prueba de sangre de inmunoglobulinas se puede usar para diagnosticar una variedad de afecciones, por ejemplo:

Infecciones bacterianas o virales

Inmunodeficiencia, que reduce la capacidad del cuerpo para combatir infecciones y otras enfermedades

Un trastorno autoinmune como artritis reumatoide o lupus. Un trastorno autoinmune hace que el sistema inmunitario ataque por error células, tejidos u órganos propios.

Ciertos tipos de cáncer, como el mieloma múltiple

Infecciones en recién nacidos

¿Por qué necesito una prueba de sangre de inmunoglobulinas?

Usted podría necesitar esta prueba si su médico o profesional de la salud cree que sus niveles de inmunoglobulina están demasiado bajos o altos.

Algunos de los síntomas de niveles demasiado bajos son:

Infecciones bacterianas o virales frecuentes o inusuales

Diarrea crónica

Infecciones de los senos paranasales

Infecciones pulmonares

Antecedentes familiares de inmunodeficiencia

Si sus niveles de inmunoglobulina están demasiado altos, eso puede ser un signo de una enfermedad autoinmune o crónica, de una infección o de algún tipo de cáncer. Los síntomas de esto varían mucho. Su médico o profesional de la salud puede usar información de su examen físico, historia clínica y otras pruebas para ver si usted está en riesgo de padecer una de estas enfermedades.

¿Qué sucede durante una prueba de sangre de inmunoglobulinas?

Un médico o profesional de la salud toma una muestra de sangre de una vena de un brazo usando una aguja pequeña. Después de insertar la aguja, extrae una pequeña cantidad de sangre y la coloca en un tubo de ensayo o frasquito. Tal vez sienta una molestia leve cuando la aguja se introduce o se saca, pero el procedimiento suele durar menos de cinco minutos.

¿Debo hacer algo para prepararme para la prueba?

La prueba de sangre de inmunoglobulinas no requiere ninguna preparación especial.

¿Tiene algún riesgo esta prueba?

Los riesgos de una prueba de sangre son mínimos. Tal vez sienta un dolor leve o se le forme un moretón en el lugar donde se inserta la aguja, pero la mayoría de los síntomas desaparecen rápidamente.

¿Debo saber algo más sobre la prueba de sangre de inmunoglobulinas?

Su médico o profesional de la salud podría pedir otras pruebas para hacer un diagnóstico. Estas pruebas pueden incluir análisis de orina, otras pruebas de sangre o un procedimiento llamado punción lumbar. Durante una punción lumbar, un médico o profesional de la salud usa una aguja especial para extraer una muestra de un líquido transparente, llamado líquido cefalorraquídeo, de la espalda.

Comentarios

X