Uno de cada siete hombres tendrá cáncer de próstata en Puerto Rico

Dr. William Román, urólogo. Dr. William Román, urólogo.
Alejandra Martínez
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

En los últimos años se han recopilado datos sobre los diez tipos de cáncer más comunes en el hombre, tres de ellos son urológicos; siendo el más común el cáncer de próstata en Puerto Rico, después le siguen el cáncer de riñón y de vejiga.

De hecho, uno de cada siete hombres va a tener cáncer de próstata en Puerto Rico, pero si la enfermedad se encuentra a tiempo, la curabilidad es muy alta, según explicó el Dr. William Román, desde la Convención Anual de la Asociación de Urología, a  la Revista Medicina y Salud Pública.

El cáncer más común en el hombre es el de próstata y es el que más hombres mata. Un 40% de los cánceres son de próstata y el 17% de las muertes son a causa de este; así que es un cáncer letal”;

afirmó el urólogo.

Aunque muchas personas catalogan el cáncer de próstata como “lento”, sigue siendo el cáncer que más hombres mata, esto debido al volumen de cánceres que hay, incluyendo su agresividad.

Según el doctor, detectar la enfermedad a tiempo es sumamente importante porque, cuando hay metástasis, se puede gestionar, aunque es casi imposible curar. 

En comparación con la mujer, respecto al cáncer de seno, el que más afecta a la población femenina, en Puerto Rico las mujeres tiene campañas importantes y podría decirse que, respecto a la prevención, las mujeres llevan la delantera; más aún, sabiendo que el cáncer de seno también afecta a los hombres, “pero las mujeres siempre han llevado la batuta respecto a él”, dijo el galeno.

Por otro lado refiere que la necesidad de orinar con frecuencia no sería necesariamente un síntoma de cáncer de próstata; aunque también podría serlo, ya que hay cánceres de próstata urinarios. 

Otra molestia de orinar frecuentemente podría ser causada por el hecho de tener la próstata grande. Sin embargo, muchas veces el cáncer de próstata no causa síntomas y eso es un gran problema.

La próstata grande no es sinónimo de cáncer de próstata como tal; pues son dos enfermedades diferentes. Una es benigna, agrandamiento benigno; y el otro es maligno, el cáncer de próstata en sí. Los dos cuando crecen lo suficiente pueden causar molestias urinarias y eso también es motivo para acudir al urólogo y realizarse un chequeo. 

El agrandamiento de próstata es el problema urológico más común en hombres mayores de 50 años, más que el cáncer de próstata y necesariamente no hay que tratarlo ya que no siempre da problemas”,

agregó el médico.

Para el especialista, todo síntoma de índole masculino puede estar asociado a cáncer de próstata. Empero, esto no quiere decir que, por el simple hecho de tener síntomas, tengan cáncer de próstata.

En cuanto a la disfunción eréctil en el hombre puertorriqueño, el doctor afirma que generalmente ocurre porque tienen sobrepeso, diabetes, presión alta,

síndromes metabólicos y hábitos tóxicos como fumar, entre otros. Por otro lado, los nervios de la potencia sexual pasan muy cerquita de la próstata y, si no se tiene un cáncer de próstata importante, podría tener disfunción eréctil, pero no es la presentación más común.

En Puerto Rico la combinación de andar deshidratados y tener una dieta alta en sodio (debido a la comida condimentada) promueve la creación de cálculos renales que, antes era más común en hombres, pero en la actualidad ya existe un equilibrio entre mujeres, incluyendo niños.

Con relación a las mujeres se presenta incontinencia urinaria, cálculos renales, sangre en la orina, infección de orina recurrente y cualquier tipo de malignidad que sea de la vía urinaria. Todos esos problemas urinarios también lo tratan los urólogos, pues las personas creen que es solo para hombres pero, según el galeno “es más un 60-40 entre ambos sexos, que es más de lo que la gente piensa”. 

Campaña Side Burn 90

Con el fin de atraer a la población masculina -para que se realice su examen anual- se está haciendo una campaña para crear conciencia llamada Side Burn 90, la cual basa su estrategia en que los hombres dejen crecer sus patillas por noventa días (durante los meses de septiembre, octubre y noviembre de este año), teniendo en cuenta que septiembre fue el mes de cáncer de próstata y noviembre el de la salud del hombre.

No obstante, esta no se dirige solo a la comunidad masculina; también incluye a las mujeres, ya que estas forman parte de la vida de los hombres y muchas veces son quienes están más receptivas a este tipo de campañas. Por tanto, son ellas quienes recomiendan a sus esposos, hermanos, tíos, primos, amigos, etc., hacerse el chequeo.

Para finalizar, especialistas de la salud recomiendan cambios de estilos de vida y alimentación, pues de esto depende la prevención de todas las enfermedades, implicando las urológicas. 

Comentarios

X