ASES pagará por Synthroid de marca cuando se especifique en la receta

Al enfatizar que es una excepción a la orden emitida hace un mes, de despachar únicamente el producto bioequivalente de un amplio listado de medicamentos para tratar varias condiciones, este jueves, la Administración de Servicios de Salud (ASES) emitió una circular en la que informa que el Synthroid de marca será cubierto, siempre que el médico especifique en la receta que así se requiere.

La Carta Normativa 17-0613, con la firma de la directora ejecutiva de ASES, Ángela M. Ávila Marrero, dirigida a proveedores del Plan de Salud del Gobierno (PSG) y fechada el pasado 13 de junio, indica que “todo paciente con uso o sin uso previo de Synthroid, donde el médico que prescribe indique DAW1 o “no sustituir” en la receta, el farmacéutico despachará Synthroid de marca”.

Ello no requerirá de pre autorización.

En cambio, aclara que, de no especificarlo, se despachará el medicamento bioequivalente.

Además, en la farmacia no se hará un ‘look back’ o revisión del historial para verificar si el paciente utiliza el medicamento original o bioequivalente, por lo que es preciso especificarlo en la receta.

“Aclaramos que esta instrucción aplicará solamente en el caso de Synthroid y estará disponible son necesidad de pre autorización, evaluación de la aseguradora o sujeto a proceso de excepción. Para el resto de los medicamentos se aplicará la regla del genérico bioequivalente mandatorio de ASES”, reza la comunicación.    

El Synthroid es utilizado para condiciones de la tiroide.

Hace tres semanas, la Sociedad de Endocrinología y Diabetología de Puerto Rico (SPED) expresó su preocupación en cuanto al riesgo de que pacientes que se encontraban estables en su condición sufrieran un retroceso o desbalance al exponerse a un cambio de medicamento.

Su presidente, doctor Ángel Cumulada, sostuvo que a la Sociedad le preocupa que ante la crisis fiscal que atraviesa el País, se haya propuesto “el intercambio de medicamentos de marca por genéricos y bioequivalentes”, e insistió en que es importante que los profesionales de la salud y los pacientes estén conscientes de la importancia de mantener un tratamiento adecuado.

El doctor dijo a la Revista Puertorriqueña de Medicina y Salud Pública (MSP) que como parte de la misión de la SPED, “nosotros estamos enfocados en proveer educación adecuada no sólo a la clase médica y a los profesionales de la salud, sino también a la comunidad en general. Y ante esta situación, estamos asumiendo unas posiciones respecto a diferentes temas que tienen que ver con la salud endocrina de nuestro pueblo”.

La SPED basa su postura en las recomendaciones que hicieron el Comité Conjunto de la Asociación Americana de Toroides, la Sociedad de Endocrinología y la Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos, en el 2004, donde establecieron que no era correcto intercambiar las preparaciones de las hormonas de tiroides, ya sea de una preparación de marca a una genérica, o de una preparación genérica a otra preparación genérica diferente. Ello, debido a que cada una de esas preparaciones no necesariamente va a tener la misma biodisponibilidad y el efecto terapéutico. Va a resultar en posibles problemas para el paciente, más visitas al especialista y más pruebas de laboratorio, explicó el experto.

SPED revisó la data compilada sobre el tema desde el 2004, así como “las actualizaciones de cada una de esas organizaciones. La Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos se manifestó nuevamente en el 2012, la Sociedad de Endocrinología, en el 2014, y la Asociación Americana de Toroides, en el 2014 y 2016, cuando sostuvieron la postura de evitar ese intercambio de medicamentos”, observó el médico.

El especialista indicó que las recomendaciones de las organizaciones médicas que citó están basadas en estudios clínicos y en recomendaciones de la Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés).

Comulada dijo que la FDA realizó una evaluación de los medicamentos genéricos y bioequivalentes, tras la cual determinó que la manera en la que se había evaluado el uso de hormonas de tiroides no era necesariamente la adecuada. Se utilizó la medida de la concentración de las hormonas de tiroides para evaluar la eficacia, mientras que en la clínica se parte la medida de la hormona estimuladora de la tiroides para determinar la dosis de la pastilla que se recomendará al paciente, subrayó el doctor.

Comentarios

X