Síndrome del restaurante chino: enfermedad que no existe

Síndrome del restaurante chino: enfermedad que no existe Glutamato monosódico no es una sustancia ajena en nuestro organismo. Este compuesto hace parte de los componentes de los neurotransmisores, moléculas que transportan los impulsos nerviosos en la sinapsis.

Agencia Latina de Medicina y Salud Pública

Tras comer comida asiática, algunas personas experimentan una serie de síntomas idénticos: mareos, dolor de cabeza, dolor de tórax o taquicardias. A esto se le conoce popularmente como el síndrome del restaurante chino. Sin embargo, se ha cuestionado si en realidad se trata de un trastorno serio para la salud pues -en la mayoría de casos- solo es una reacción que se produce en el organismo a causa del glutamato monosódico (GMS).

Cabe destacar que el glutamato monosódico no es una sustancia ajena en nuestro organismo. Este compuesto hace parte de los componentes de los neurotransmisores, moléculas que transportan los impulsos nerviosos en la sinapsis. Además hace parte del selecto grupo de aminoácidos sintetizables por el organismo humano. Pero, en culinaria, el GMS es una sustancia utilizada con la única intención de potenciar los sabores de las comidas para ingerirlos con mayor facilidad.

Esto quiere decir que la ingestión del glutamato no genera efectos perjudiciales en la salud. Al contrario, se garantizaría el correcto funcionamiento del cerebro, ya que esta sustancia también hace parte de los nutrientes imprescindibles para que se lleven a cabo algunas de sus funciones más importantes. Incluso la leche materna, un alimento alabado por los beneficios nutricionales que aporta a los bebés, contiene glutamato. En la dieta de los seres humanos, este aminoácido ha estado presente desde las primeras civilizaciones y en diferentes formas de cocción de alimentos. De ahí que no debe asociarse únicamente con los métodos de preparación utilizados en Asia o los restaurantes asiáticos.

Por ese motivo y teniendo en cuenta que cada vez más personas se quejan de padecer del síndrome del restaurante chino, los especialistas afirman que el trastorno no existe. De acuerdo con investigaciones sobre el tema y el análisis de varios científicos acerca del fenómeno, las personas que experimentan el ‘síndrome del restaurante chino’ lo hacen principalmente por dos motivos: el efecto nocebo y el racismo. En las últimas investigaciones conocidas sobre este tema, los científicos han realizado estudios de doble ciego controlados con placebo. Sin embargo, ninguno de ellos ha demostrado que el GMS sea el factor desencadenante de los síntomas que experimentan los supuestos afectados.

Al no obtener ningún resultado tras décadas de análisis, observación y recopilación de datos, los profesionales de la salud han optado por considerar una nueva hipótesis: el efecto nocebo en las personas con el síndrome. Contrario al efecto placebo, en el efecto nocebo se cree que se van a desencadenar efectos negativos en el organismo a causa de uno o varios factores específicos; en este caso, la comida china.

Comentarios

X