“Si no se toman las medidas ahora, podríamos provocar un colapso”, Dra. Suan Sánchez

"Si no se toman las medidas ahora, podríamos provocar un colapso", Dra. Suan Sánchez Dra. Suan Sánchez. Decana de la Escuela de Enfermería RCM.

Susana María Rico
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

La emergencia que ha suscitado la epidemia de Covid-19, no es exclusiva para la población general. Con el paso de los días, la tensión ante el aumento de casos y las medidas que -a todas luces- parecen insuficientes para brindar un adecuado servicio hacen mella en los colaboradores que están en la primera línea. 

Con más de 1.000 casos por confirmar y más de 300 infectados, la situación para Puerto Rico, una isla con 3,2 millones de personas, es compleja. Para sortear las dificultades como apoyo a los médicos se encuentran los enfermeros, quienes están debidamente capacitados para actuar ante cualquier hecho posible.

“Nuestros profesionales de enfermería están preparados, con el conocimiento y las competencias para trabajar en la pandemia y, sobre todo, con los pacientes en las diferentes fases de la enfermedad”, afirmó la Dra. Suan Sánchez, Decana de la Escuela de Enfermería del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) en entrevista concedida a la Revista Medicina y Salud Pública.

Sin embargo, las condiciones con las que hoy trabajan los enfermeros, no siguen los lineamientos dados para los profesionales. Esto quiere decir que -además del riesgo de contagio que entraña la profesión-, la exposición se duplica o triplica. No tienen el equipo necesario. Hay algunas enfermeras que manifiestan que se les está entregando una sola mascarilla durante todo el día. Realmente eso es riesgoso porque hay que ver en qué fase del proceso están los pacientes”, explicó la Dra. Sánchez.

La anterior afirmación expone -de manera simple y concisa- que los protocolos implementados para contener el virus, no serán efectivos si quienes atienden la emergencia permanecen expuestos durante largos turnos de trabajo. Si bien se ha pedido a las personas con posibles síntomas no acercarse a los centros de salud -a menos que se presente la sintomatología del virus, descrita en numerosas ocasiones-, muchos llegan en fases intermedias o avanzadas de Covid-19.

“Los enfermeros que atienden en el área de cuidado agudo, necesitan medidas de protección necesitan medidas más estrictas. Los hospitales deben proveer los elementos de seguridad porque si no se hace, en Puerto Rico vamos a tener una situación muy difícil, debido al riesgo de contaminación de los profesionales de la salud”, aseveró a este medio de comunicación.

¿A qué se debe la negativa de las instituciones?

Aunque en Puerto Rico se creó el Task Force como entidad de apoyo, y desde allí se establecieron las recomendaciones que deben seguir las instituciones que brindan atención en salud, éstas no se están cumpliendo con la rigurosidad que la pandemia exige.

“Muchas veces los hospitales dicen al personal que tienen material reservado. No entiendo para qué lo tienen reservado o guardado. Tienen que proveer ese material al profesional de la salud porque lo que va a ocurrir es que vamos a tener enfermeras que se contaminan, varios miembros de la salud que tienen que retirarse e irse a cuarentena”, asevera Sánchez.

Pero, por otro lado, se ha hecho un llamado apoyado por las autoridades para que se permita a los estudiantes de enfermería -en etapa final de la carrera- brindar su apoyo adicional. Sin embargo, la falta de insumos de protección han frenado la iniciativa.

“A todos los profesionales de la salud, especialmente a los de enfermería, se les fueron cesanteadas todas las prácticas en los hospitales, públicos y privados y una de las estacionales porque no tienen el equipo. Ante esa situación, la Escuela no puede exponer a nuestros estudiantes a un ambiente que no es seguro para su salud”.

Esto, sin embargo, no es una negativa total de los profesionales de apoyo. “Apenas los hospitales nos aseguren que tienen el equipo y que los estudiantes pueden tener las mismas medidas, entrarían los estudiantes de cuarto año para ayudar en el área de enfermería“. Como aseguró la Dra. Suan Sánchez es probable que estudiantes voluntarios se incorporen con la Guardia Nacional para trabajar con los estudiantes de medicina en diferentes escenarios.

Le puede interesar:   Inflamación por COVID-19 disminuye oxigenación y causaría enfermedades cardíacas

¿Qué puede ocurrir con el sistema de salud cuando se disparen los casos?

Para la doctora Sánchez, alcanzar el pico de casos previsto e incluso superarlo genera una enorme preocupación para todas las agremiaciones del sector de la salud.

“Si no se toman las medidas ahora, podríamos provocar -ante esta situación de mayor demanda- un colapso en los servicios y el área de enfermería. Enfermería es la primera línea, la primera línea de cuidado desde su ingreso en el hospital hasta la evolución a la fase aguda de la enfermedad y hay que proveer servicios 24/7. Así que nos preocupa mucho lo que pueda ocurrir”, destacó la profesional.

Para evitar esta situación, se llevarán ante el Task Force los resultados de una encuesta realizada a los profesionales en enfermería y las recomendaciones de seguridad que este sector necesita para sus profesionales.

“Una de las alternativas es que ellos deben trabajar otra vez con el staff y replantear nuevamente cómo van a trabajar con enfermería. Hay muchas enfermeras que tuvieron vacaciones, se les están cancelando para que regresen a sus áreas de trabajo. También, hay mucho personal que se cesanteó ante la crisis pero que puede volver a trabajar. En este momento sí contamos con el recurso de enfermería en Puerto Rico; si la pandemia continúa, tendríamos que buscar otros recursos externos”, puntualizó.

Banner covid-19 tablet

Comentarios

X