Más deterioradas las condiciones urológicas en puertorriqueños debido al miedo generado al contagio de COVID-19

Durante el año 2020 las infecciones, tumores y las piedras fueron las causas más comunes.

El Dr. Gilberto Ruiz Deyá, urólogo.

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública 

Las condiciones urológicas en la Isla pudieran estar más deterioradas debido al miedo del contagio con el COVID19 y el retraso que ha provocado en la atención clínica de esta población.

Según el Dr. Gilberto Ruiz Deyá, urólogo, se ha observado un incremento de casos y condiciones más avanzadas en pacientes en comparación a años pasados. “Antes se presentaban más pacientes con infecciones de orina recurrente, ahora pues se presentan con sangrado porque se vienen a atender en condiciones más tardías”, explicó el especialista. 

El urólogo, quien también se especializa en tratar cánceres urológicos, indicó que en su consulta la proporción de género no ha variado. No obstante, aseguró que aún hay mas hombres que requieren los servicios de su especialidad. “Hemos visto tanto hombres como a mujeres con condiciones más avanzadas, como tumores más avanzados, y mucho más difíciles de tratar. Como regla general (durante este tiempo) parece que los pacientes se han presentado con casos más complejos”, detalló el Dr. Ruíz.

El número de mujeres que asisten a consulta a pesar de ser menos, es significativo. El doctor indicó que en su mayoría estas presentan condiciones de tumores en: vejiga, riñones y uretra.

Además de las pacientes con historial de cáncer cervical o endometrio, que tienen efectos secundarios asociados a la terapia o el propio tumor, por lo que deciden asistir a cita médica para evaluación por el especialista. 

El doctor detalló que las mujeres que asisten al urólogo usualmente tiene edad más avanzada que los hombres que requieren la asesoría del especialista. “Los hombres empiezan un poquito más temprano en el urólogo, dentro de la mitad de los años 40. Las mujeres, comienzan a atenderse más cerca de 50 años usualmente”, acotó

Las mujeres mayores de 50 años que asisten a consulta con el urólogo en Puerto Rico buscan asesoría y tratamiento para dos tipos de diagnósticos como lo son las infecciones y las piedras. “Antes se sabía muy poco de las infecciones recurrentes en las mujeres, obviamente las mujeres tienen una uréter corta de 2 a 3 centímetros, por lo tanto está expuesta la vejiga al exterior relativamente, así que las infecciones son recurrentes en las mujeres simplemente por la anatomía”, argumentó el Dr. Ruíz Deyá. 

Con el paso de los años la incidencia de las infecciones va aumentando en las mujeres y se debe a factores como la predisposición genética. “Las mujeres que tienen más infecciones de orina tienen cierta predisposición genética a las infecciones, eso son cambios a nivel celular y la capacidad que tienen las bacterias de adherirse a las células de nuestro cuerpo, en este caso de la mujer.” 

El doctor explicó que cuando la mujer empieza a avanzar en edad, los cambios naturales, y en especial la falta de estrógenos es el factor de riesgo principal para las infecciones. “Cuando las mujeres tienen un nivel de estrógenos alto, los estrógenos protegen, causan acidez en la vagina y eso promueve que crezca una bacteria que se llama lactobacillus que protege a la mujer de infecciones. Sin embargo, cuando los estrógenos se van, se pierde esa acidez y entonces las bacterias patogénicas o que normalmente viven en el intestino crecen en la vagina y de ahí fácilmente pasan a la vejiga. Así que, obviamente con el pasar de los años bajan los estrógenos y esa es la defensa principal que tiene la mujer para defenderse de las infecciones”, argumento el doctor. 

Por otro lado, las mujeres a las que le han hecho cirugías o que les remueven los ovarios van a presentar síntomas un poco más temprano indicó el especialista. 

Indicó que la incidencia de piedras en Puerto Rico también es alta. “Se podría decir que obviamente este año hemos visto a más mujeres que se han presentado con emergencias, piedras obstruidas o piedras infectadas a la sala de emergencias. Y pacientes que tú has diagnosticado o que ya sabían que tenían una piedra, optaron por no tratarse la piedra por el miedo al Covid19 y después tuvieron que presentarse a una sala de emergencias con una obstrucción, la piedra más complicada y asociada a infecciones”, explicó.

 El doctor Ruiz Deyá añadió que antes se pensaba que el estado de embarazo podría aumentar la incidencia de piedras. Sin embargo, hoy en día se sabe que no, aunque aumenta la excreción de calcio, también aumenta la excreción de citratos que te ayudan a protegerte de las infecciones. 

Las implicaciones de no asistir al urólogo a tiempo, puede traer consecuencias considerables para el paciente. “Si tú tienes un paciente que tiene una piedra, esa piedra obviamente tiene al paciente asintomático. El paciente empieza a tener síntomas cuando la piedra tapa el paso de la orina, es decir que obstruye el uréter. Así mismo si tienes una infección asociada los antibióticos no van a entrar a ese sistema a ese riñón porque está obstruido. Aunque siempre hay paso de orina no va a ser suficiente. Por lo tanto estos pacientes pueden desarrollar infecciones mas serias que se conocen como sepsis y obviamente se puede llevar el caso a emergencias”, concluyó el doctor.

Comentarios

X