La disfunción endotelial estaría vinculada al riesgo de cáncer

La disfunción endotelial estaría vinculada al riesgo de cáncer Los pacientes que tenían disfunción endotelial microvascular tenían más del doble de riesgo de desarrollar un cáncer de tumor sólido en un período medio de seis años.
Servicios Combinados MSP

La disfunción endotelial microvascular, un signo temprano común de enfermedad cardiovascular, también podría ser un marcador para predecir el riesgo de cáncer de tumor sólido, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores encontraron que los pacientes que tenían disfunción endotelial microvascular medida con la tonometría arterial periférica de hiperemia reactiva (RH-PAT, por sus siglas en inglés), una técnica que mide el flujo sanguíneo a los dedos durante el inflado y la liberación de los manguitos de presión arterial, tenían más del doble de riesgo de desarrollar un cáncer de tumor sólido en un período medio de seis años de seguimiento en comparación con pacientes similares que no tenían disfunción endotelial microvascular.

El estudio fue publicado en línea en la revista European Journal of Preventive Cardiology.

«Esta vasorreactividad anormal debería alertar a los médicos no sólo sobre el riesgo de enfermedad cardiovascular sino también sobre la malignidad. Esta predicción de riesgo parece preceder al desarrollo de la enfermedad en más de 5 años»,

dijo el autor principal Amir Lerman, MD, Mayo Clinic, Rochester, Minnesota.

«El estudio actual muestra que la disfunción endotelial microvascular medida con RH-PAT actúa como un indicador de riesgo para el desarrollo futuro del cáncer de tumor sólido. Por lo tanto, podría utilizarse para identificar a los pacientes que requieren un cribado más agresivo«, afirmaron los investigadores en una publicación de Medscape.

Detección de enfermedades

«Esto, a su vez, podría permitir la detección de enfermedades premalignas, o cáncer en las primeras etapas de su historia natural, que podrían ser susceptibles de terapia curativa, o potencialmente identificar a los individuos en riesgo en los que se podrían recomendar intervenciones en el estilo de vida y enfoques terapéuticos dirigidos a la salud vascular»,

agregan.

«Sin embargo, se necesitan más estudios para aclarar si alguna terapia dirigida a la disfunción endotelial podría reducir el riesgo de cánceres de tumores sólidos incidentes«.

Pero Lerman advierte que el estudio debe ser visto como preliminar y los hallazgos necesitan confirmación en otras cohortes.

«Yo no recomendaría en este momento que un paciente con disfunción endovascular se someta a pruebas adicionales de cáncer. Tampoco que esta prueba se utilice para la detección precoz del cáncer. Pero tal vez este podría ser el caso en el futuro si nuestros resultados son replicados por otros»,

dijo a Medscape Medical News.

Le puede interesar: “El endotelio más que una capa, es un órgano que debe ser preservado”

«Creo que esta disfunción endotelial es un signo de inflamación sistémica y estrés oxidativo en el cuerpo«, agregó. «Y creo que podemos decir de nuestros resultados que la detección de la disfunción endovascular es un signo de la mala salud general de los vasos y del cuerpo. Los pacientes necesitan ver su estilo de vida en términos de dieta, ejercicio, fumar, estrés, etc.«.

Lerman dijo que él y sus colegas realizaron el estudio después de que se publicaran nuevos datos que relacionaban la inflamación con el desarrollo del cáncer.

«Esto despertó nuestra curiosidad, ya que la inflamación también predice la enfermedad cardiovascular y se puede medir mediante la evaluación de la disfunción endovascular. Sabemos que la disfunción endovascular predice el riesgo de futuros eventos cardiovasculares y decidimos analizar si también podría predecir el desarrollo del cáncer»,

concluyó

Comentarios

X