El Dr. Cabanillas y el rol del médico en Puerto Rico

El Dr. Cabanillas y el rol del médico en Puerto Rico Dr. Cabanillas, oncólogo.
Jean Mitchelle Vélez
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Más allá de su trayectoria intachable como médico, Fernando Cabanillas es padre de dos mujeres exitosas que gracias al ejemplo de su padre, ahora aportan sus conocimientos en las diferentes ramas del mundo de la medicina y la visualización oncológica.

María Antonia, su hija mayor, también escogió el campo de la salud, pero presidiendo una compañía de seguros médicos. La doctora María Cabanillas, decidió prepararse como endocrinóloga oncológica y labora en el MD Anderson Cancer Center en Texas, donde además lidera un programa de investigación en cáncer de tiroides.

«Me sorprendió cuando me dijo que iba a estudiar medicina. No fue guiada por mí. De hecho, yo creo que ella trató de hacer exactamente lo que yo hice en el campo de linfoma, pero lo está haciendo muy bien, está haciendo algo bien innovador con el cáncer anaplásico«;

Afirmó el prominente oncólogo.

Durante la conversación de la Revista MSP con el Dr. Cabanillas, se abordó el tema tema de los avances de la medicina oncológica en Puerto Rico.  

«La oncología ahora mismo (los investigadores) están tratando de determinar primero cuáles son los defectos de las células malignas con el propósito de atacarlas con alguna medicina. Para poder hacerlo hay que hacer pruebas moleculares y secuencias genéticas. Cada vez más nos enfocamos en tratamientos de defecto molecular y hay que tener mejor eficacia y menos efectos secundarios, pero podemos proteger las células normales en la mayor parte de las veces que las quimioterapias no hace«.

Agregó el Dr. Cabanillas, quien ha podido utilizar dicho métodos con sus pacientes

Mencionó también otro desarrollo, que ganó premio nobel al doctor Jim Allison del MD Anderson, sobre una inmunoterapia. Él encontró que las células malignas, muchas de ellas han desarrollado una forma de defenderse del sistema inmune; y una molécula, inactiva los linfocitos del sistema inmune y evita los ataques. Al descubrir eso, se desarrolló un anticuerpo que se interponen en la célula maligna y el linfocito,  evitando que la célula maligna apague el sistema inmune.

Aunque Cabanillas atiende mayormente linfomas, mencionó que hay drogas disponibles  capaces de curar el linfoma, pero hasta el momento no hay ninguna capaz de erradicar en un 100% el tumor. Por ejemplo, en casos hodgkin se curan un  85%, mientras que el porcentaje restante se puede rescatar en otros tipos de quimioterapias… «Cada vez estamos usando más la inmunoterapia cuando falla la quimioterapia. Lo negativo es que estimula las células del sistema inmune y ataca las células normales del cuerpo, pero no es raro que las ataquen», sostuvo.

Más cerca de encontrar la cura oncológica

«Cada vez estamos más cerca de la cura. Una de las metas es la posibilidad de curar los linfomas con tratamientos que no sean quimioterapias. MD Anderson sigue esa meta y hay otros tumores como el melanoma que se han curado. Por ejemplo, el ex presidente Jimmy Carter que su tumor metastatizó al cerebro, y en el pasado en cuestión de tres meses ya hubiese muerto, ahora lleva más de tres años en remisión completa. O sea que estamos hablando que sí se pueden curar los pacientes y esos números están subiendo«.

Aseguró.

Guanábana y cannabis, ¿la cura natural del cáncer?

En publicaciones anteriores de la Revista MSP, se han evidenciado casos clínicos donde los pacientes han logrado reducir sus tumores con uso de guanábana en infusiones de té. Estos métodos han evidenciado resultados promisorios, pero no es el procedimiento regular.

Algo a resaltar es que existen quimioterapias que provienen de las plantas y han sido científicamente estudiadas. En el caso de la guanábana, no ha sido estudiada por el crisol científico.

«No es que los tratamientos naturales no funcionen […] No es cuestión de coger una hoja y dársela al paciente sin tener idea de qué se está haciendo. Por eso queremos estudiar la guanábana de forma científica, el té de guanábana en algunos tumores para determinar si funciona o no. Hemos encontrado que pacientes con leucemia crónica linfocítica han respondido, pero a parte de eso no hemos tenido suficientes pacientes para hacer el estudio«.

Expresó.

La razón por la que no han tenido pacientes que se sometan al tratamiento del té, es porque cuando se les indaga acerca de lo que toman para controlar su enfermedad, ya han tomado las infusiones en mención. Según el Dr. Cabanillas, para analizar la efectividad de esta terapia, las personas que se analicen no deben haber ingerido estas bebidas antes; esto, con el fin de ver todas las etapas a las que se enfrentan.

Cannabis medicinal oncológica

Otro de los temas que se abordó con el Dr. Cabanillas, fue la efectividad de la cannabis medicinal, frente a ello dijo que existe mucha confusión de sus usos para el cáncer.

«No se ha demostrado en estudios que tenga propiedades anticancerosas. Realmente no hay datos para decir que el cannabis es una medicina para combatir el cáncer. Lo que combate son los efectos secundarios del cáncer o la quimioterapia. Si tiene otras propiedades como para la epilepsia, pero tenemos cantidad de drogas que son efectivas para cáncer«.

Precisó.

Actualmente, el Dr. Cabanillas lidera varias investigaciones que aún están en proceso de desarrollo. Entre ellas, se encuentra la función de la graviola para  el cáncer.

Puede ver los detalles y la entrevista completa aquí: 

Comentarios

X