Descubren eczema único relacionado con las alergias alimentarias

Descubren eczema único relacionado con las alergias alimentarias En la piel de los dos grupos se presentan diferencias estructurales en las capas superiores de la dermis, pese a que en muchos casos se ve con apariencia normal y saludable

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Hoy en día se estima que el eccema alérgico, la popular alergia que se manifiesta con irritación en la piel, se presenta en el 20% de los niños. De ellos, el 30% también sufre alergias alimentarias (aunque no al mismo grupo de alimentos). Y aunque durante muchos años esta condición se trata de manera similar, teniendo en cuenta que existen diferentes tipos documentados de dermatitis atópica, un nuevo estudio científico reveló que existe un único tipo de eczema asociado a las alergias por alimentos.

En la investigación, el equipo notó que los niños con esta alergia no son iguales a los que padecen dermatitis atópica. De acuerdo con la información aportada, en la piel de los dos grupos de niños se presentan diferencias estructurales en las capas superiores de la dermis, pese a que en muchos casos se ve con apariencia normal y saludable incluso si se situaban cerca de lesiones causadas por el eccema. Pero, en los niños con dermatitis atópica común, las particularidades de las capas de la piel no se compartían.

Como describen los autores en su artículo publicado en ‘Science Translational Medicine’, su hallazgo permite a los especialistas evaluar la población infantil, propensa a desarrollar cualquiera de las dos condiciones dermatológicas.
Los niños y las familias afectadas por alergias alimentarias deben protegerse constantemente contra una exposición accidental a alimentos que podrían causar reacciones alérgicas que ponen en peligro la vida“, afirmó el director del NIAID Anthony S. Fauci a infosalus.com. “El eccema es un factor de riesgo para desarrollar alergias alimentarias y por lo tanto una intervención temprano en la vida para proteger la piel puede ser una clave para prevenir la alergia a los alimentos“, añadió.

La investigación estuvo a cargo de Donald Y.M. Leung, de ‘National Jewish Health’, en Denver, Estados Unidos. El científico, en compañía de su equipo de trabajo, observó detalladamente las áreas superiores de la piel, conocidas como estrato córneo, de niños entre 4 y 17 años participantes del estudio afectados con varias alergias alimentarias, dermatitis atópica o sin ninguna enfermedad en la piel. En su proceso investigativo se analizaron las lesiones de eczema y áreas cutáneas cercanas.

En el caso de los niños con dermatitis atópica y alergias alimentarias, las piel no afectada por las lesiones perdía agua con más facilidad y rapidez, presentaba una gran concentración de la bacteria ‘Staphylococcus aureus’ y manifestaba una expresión génica correspondiente con una barrera cutánea inmadura. Para poder identificar estas característica, los investigadores obtuvieron delgadas muestras de piel aplicando y retirando franjas de cinta estériles en la misma área de la piel, se menciona en infosalus.com.

Nuestro equipo trató de comprender cómo la piel de aspecto saludable podría ser diferente en los niños que desarrollan dermatitis atópica y alergia a los alimentos en comparación con los niños con dermatitis atópica sola –mencionó Leung–. Curiosamente, hallamos esas diferencias no dentro de la erupción cutánea, sino en muestras de piel aparentemente no afectada a unos centímetros. Estas ideas pueden ayudarnos no solo a comprender mejor la dermatitis atópica, sino también a identificar a los niños con mayor riesgo de desarrollar alergias a los alimentos antes de que desarrollen una erupción cutánea manifiesta y, eventualmente, afinar estrategias de prevención para que se vean afectados menos niños”, puntualizó.

X