Realizan implantación del marcapasos más pequeño del mundo en Puerto Rico

Realizan implantación del marcapasos más pequeño del mundo en Puerto Rico Dr. Juan Carlos Sotomonte, Cardiólogo Electrofisiólogo.
Alejandra Martínez
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

El Centro Cardiovascular de Puerto Rico y el Caribe es uno de los primeros hospitales en la isla en ofrecer el marcapasos más pequeño del mundo para pacientes con bradicardia.

Se trata un sistema de estimulación transcatéter Micra (TPS), un nuevo tipo de dispositivo cardíaco, aprobado para el reembolso de Medicare, que proporciona a los pacientes la tecnología de estimulación más avanzada a una décima parte del tamaño de un marcapasos tradicional. 

El primer procedimiento fue realizado  a un paciente de 82 años de edad por el cardiólogo electrofisiólogo Juan Carlos Sotomonte, Director del Centro Cardiovascular de Puerto Rico y el Caribe, quien dio a conocer en entrevista exclusiva con la Revista Medicina y Salud Pública (MSP) todas las particularidades de la intervención y de esta tecnología de alto impacto.

“Este nuevo procedimiento se trata de un nuevo sistema y es actualmente el de menor tamaño, además no incorpora cables. Por otro lado, tiene una tecnología eminentemente sofisticada donde todas las funciones regulares de un marcapasos están contenidas en un pequeña cápsula que va directamente adherida al corazón”,

explicó el Dr. Sotomonte. 
El Micra TPS.

Además puntualizó que este nuevo dispositivo también se incrusta por una vena ubicada en el tórax, por debajo de la clavícula que finalmente desemboca en el corazón, similar al marcapasos tradicional. Pero en el caso de Micra TPS  la cápsula solo tiene 2 cm cúbicos. 

Es importante destacar que los marcapasos son la forma más común de tratar la bradicardia para ayudar a restaurar el ritmo normal del corazón y aliviar los síntomas mediante el envío de impulsos eléctricos al corazón para aumentar la frecuencia cardíaca.

“El diseño del aparato provee un sistema de fijación que tiene cuatro puntos adherentes -que son como anzuelos- y con al menos dos de ellos fijos el aparato tiene 50 veces la fuerza que necesita para quedarse en el lugar. Luego, una vez se compruebe que el dispositivo está fijo, la probabilidad de soltarse es cero”,

expuso el doctor. 

Además, el Micra TPS también incorpora una función de recuperación del dispositivo cuando sea necesario. Sin embargo, el dispositivo está diseñado para dejarse en el cuerpo. 

La edad no es una limitación para que los pacientes puedan realizarse este procedimiento, aunque no se recomienda para pacientes muy jóvenes. Estos no serían candidatos ideales debido a que la cápsula debe reemplazarse al final de su vida útil que es alrededor de los doce años (en un paciente mayor no se espera la necesidad de usar muchas de estas). 

Si escogen un paciente demasiado joven -de 20 a 30 años- puede agotar el uso de las tres cápsulas”,

añadió.

Se aconseja también que un paciente no use más de tres cápsulas en su vida, las cuales, según el cardiólogo, son las que un paciente puede tolerar a lo largo de ella. El Micra TPS miniaturizado fue diseñado con una característica única que permite que se apague permanentemente para que pueda permanecer en el cuerpo y se pueda implantar un nuevo dispositivo sin riesgo de interacción eléctrica.

Básicamente la experiencia del paciente es mucho más simple, no deja cicatriz en el pecho que deja el marcapasos tradicional. Asimismo, hay menos restricciones a la actividad cuando el paciente se lo pone y, como no hay bolsillo para poner el marcapasos, hay menor riesgo de infección, hematoma o de que el marcapasos se salga de su lugar”,

comentó a MSP.

Diferencias entre el marcapasos tradicional y el Micra TPS

La diferencia es que, cuando hay un cable (como en el marcapasos regular), usualmente se desea que no haya movimiento agresivo alrededor de 4 semanas en la extremidad del lado en donde el paciente tiene el aparato. Sin embargo, al no tener cables la cápsula, no requiere descanso obligatorio para el paciente.

Otra  cuestión es que la herida quirúrgica con relación al aparato tradicional es una sutura de varias partes del tejido, lo que también requiere un período para sellarse y sanar. En cambio, con el micro marcapasos el paciente podría tener una vida bastante normal. 

El Micra TPS es el primer y único sistema de estimulación transcatéter aprobado para 1,5 y 3 escaneos de resonancia magnética (MRI) de cuerpo completo de Tesla (T) y está diseñado para permitir que sus médicos sigan a los pacientes y envíen datos de forma remota a través de la red Medtronic CareLink®.

En sí, posee la misma capacidad que los marcapasos grandes avanzados (que tienen un tamaño aproximado de 4×3 cms). Se monitorea de la misma manera. 

A nivel internacional, el dispositivo se usa aproximadamente hace tres años. No obstante, debido a aprobación de la FDA, en Puerto Rico pudo realizarse hasta hace poco y, es la primera vez que se realizó este procedimiento en el Centro Cardiovascular de Puerto Rico.

Comentarios

X