Procesos inflamatorios pueden generar problemas neurocognitivos en personas con VIH

Procesos inflamatorios pueden generar problemas neurocognitivos en personas con VIH Neysha Martínez

Jean Mitchelle Vélez
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Los pacientes VIH positivo pueden tener otra desventaja, aun tomando sus medicamentos que han sido por excelencia la manera de controlar y evitar la propagación del virus. Esto se debe a que el sistema inmune sigue produciendo moléculas inflamatorias pero los científicos desconocen cuál es exactamente la razón de esto.

Se ha demostrado que proteínas del virus contribuyen a que a largo plazo, los portadores del VIH desarrollen un espectro de enfermedades que incluyen condiciones cardíacas, renales, osteoporosis y problemas cognitivos. Dentro del grupo de estas proteínas se encuentra la proteína VIH-Nef, responsable de algunos de estos problemas.

Por ello, para comprobar si efectivamente Nef modula la respuesta inflamatoria, la investigadora Neysha Martínez Orengo de la Ponce Health Sciences University, interesada en esta proteína busca entender -a través de estudios a nivel olecular- como la respuesta inflamatoria generada por Nef se relaciona con problemas neurocognitivos.

Previamente en el laboratorio, la Dra. Gladys Chompre utilizó el modelo animal en el cual a las ratas se les infundió astrocitos que expresan VIH-Nef. Ella demostró que los animales, que tenían la expresión de la proteína, desarrollaban problemas de memoria. Cuando yo llego al recinto me voy por la línea molecular para entender cómo Nef causa esto utilizando modelos in vitro y el modelo in vivo. En in vitro hicimos co-cultivos de astrocitos expresando Nef con neuronas y encontramos que hay citoquinas inflamatorias que aumentan, por ejemplo IL6 e IL8, entre otras. Hay una que se llama Transforming growth factor beta (TGF beta) que aumenta en presencia de Nef. Nos llamó la atención, porque TGFb activa una cascada que resulta en respuestas celulares como apoptosis e inflamación”, explicó Martínez Orengo quien el pasado mes de noviembre defendió su tesis sobre el tema, obteniendo su PhD en Ciencias Biomédicas.

Mientras en el modelo in vitro dijo que hubo un aumento de proteínas inflamatorias y cuando utilizaron un bloqueador de TGFBRI la inflamación disminuyó. A lo que señaló Nef está modulando de alguna manera esa cascada de TGF beta y está promoviendo inflamación crónica, aportando a los problemas neurocognitivos.

Le puede interesar:   Nuevo descubrimiento podría ser la respuesta para atacar el COVID-19 y desarrollar inmunización

En modelo animal, la investigadora agregó que utilizaron tejidos de cerebro -específicamente del hipocampo- y notaron que Nef altera proteínas que son importantes para desarrollar el proceso de sinapsis. Es decir, el proceso de comunicación entre neuronas.

Esta información es valiosa porque cerca del 50% de las personas VIH positivo, aun cuando mantienen los niveles de viremia bajo control y no transmiten el virus, desarrollan problemas neurocognitivos. Estas condiciones se desarrollan a largo plazo y eventualmente afectan el diario vivir y la productividad de las personas”, profundizó.

Esta proteína puede convertirse en un dolor de cabeza a nivel de salud pública. Es importante mencionar que puede ser el detonante de un ciclo negativo en el que los pacientes – a causa de la pérdida de memoria – pueden olvidar tomar sus medicamentos y seguir su tratamiento, un hecho que reactiva el virus y, quizás, contribuya a propagar la infección.

Le puede interesar:   Aumentan a 147 las hospitalizaciones por COVID-19 en Puerto Rico

Por otro lado, la doctora Valerie Wojna, catedrática asociada de la División de Neurología y Departamento de Medicina Interna de la Escuela de Medicina del Recinto de Ciencias Médicas (RCM), colabora con la Universidad de Hawaii en un estudio de ensayo clínico para probar el efecto de un medicamento que pudiera contrarrestar el daño neurocognitivo causado por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) en las mujeres puertorriqueñas y las hawaianas.

Previamente, la doctora había evidenciado desde sus laboratorios que la salud neurocognitiva de las mujeres puertorriqueñas con VIH sí se estaba afectando. Incluso, la también neuróloga ha demostrado en sus estudios que un 77 por ciento de un cohorte de las mujeres infectadas con VIH presentaron evidencia de disfunción cognitiva.

El medicamento inhibe la entrada del virus a las células y al bloquear el receptor que utiliza el VIH para entrar e infectar las células, disminuye la inflamación y ocasiona menos daño cognitivo. El estudio fue iniciado por investigadores en la Universidad de Hawaii, que lo prueban en hombres de edad avanzada, y nos invitaron a unirnos, evaluando nosotros a nueve mujeres”, explicó Wojna anteriormente a MSP.

Wojna ha estado durante años realizando estudios científicos en Puerto Rico, logrando evidenciar el daño neurocognitivo que produce el VIH a las mujeres.

VIH: Tratamiento, vida, esperanza HIV: Educación para todos los días

Comentarios

X