La colitis ulcerosa, una enfermedad que aún no tiene cura, ni es prevenible

La colitis ulcerosa es una enfermedad intestinal inflamatoria crónica que afecta el intestino grueso, principalmente la pared interna del colon. No tiene cura y lo peor de todo es que no puedes prevenirla. Se estima que en los EE.UU. cerca de 200 personas por cada 100 mil habitantes padecen la condición.

Los síntomas más comunes son: diarreas, sangrado rectal, dolor, malestar abdominal, pérdida de peso, artritis, problemas de visión y enfermedades de la piel.

Según el reconocido gastroenterólogo, doctor Fernando Ramos Mercado, las personas que padecen la condición tienen problemas con el sistema inmune. Sin embargo, no está claro si necesariamente causan la enfermedad. Otros factores que pudieran provocar la enfermedad es el estrés y ciertos alimentos.  Además, la condición puede estar asociada al factor hereditario.

La colitis ulcerosa puede manifestarse a cualquier edad, pero suele comenzar entre los 15 y los 30 años y extenderse entre las edades de 50 a 70 años.

Ramos Mercado, quien posee sus oficinas médicas en la Clínica Las Américas en Hato Rey, indica que para detectar colitis ulcerosa se utilizan pruebas de sangre, pruebas de heces fecales, la colonoscopía y pruebas de imagen. “Afortunadamente existen medicamentos potentes que pueden controlar efectivamente la condición. Pero también existen pacientes que presentan casos severos, donde los médicos recurren a largo plazo a la cirugía para extirpar el colon”.

Una vez le diagnostican la condición, la colitis ulcerosa puede disminuir la absorción de determinados micronutrientes, por ello es importante mantener una dieta baja en fibra y grasa. Se recomienda además evitar los productos lácteos, las comidas con pique y la cafeína. Además, el paciente debe ingerir zinc, selenio y vitaminas como: A, C y E.

La colitis ulcerosa empeora cuando la persona padece de mucho estrés. Para evitar complicaciones, se recomienda que el paciente practique métodos de relajación como el yoga, etcétera. Además, el riesgo de cáncer de colon es más elevado en pacientes con colitis ulcerosa.  El doctor Ramos Mercado recomienda que el paciente se realice la colonoscopia cada 1-2 años para detectar a tiempo la aparición de tumores. Normalmente estos controles de colonoscopias se comienzan a realizar cuando la enfermedad lleva 10 años de evolución.

Es muy es importante seguir todas las recomendaciones del médico y sus indicaciones. “Puedes durar muchos años de vida con la condición, pero pocos si no sigues las instrucciones de un buen médico especialista”, concluyó el gastroenterólogo.

Comentarios

X