La donante de órganos que transmitió el cáncer a cuatro personas

El cáncer que se transmitió entre donante y receptores Tres personas mueren de cáncer asociado a la misma donante en un caso poco frecuente detectado en Europa

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Un extraño caso de trasmisión de cáncer asombra a la comunidad científica. El hallazgo fue realizado por especialistas de Alemania y Holanda, quienes documentaron la aparición de esta condición en pacientes que recibieron trasplantes de órganos de un mismo donante. Este tipo de casos son muy extraños a la comunidad científica y rastrearlos no es una tarea fácil.

Los médicos no notaron nada extraño cuando a una mujer, receptora por trasplante de dos pulmones, le detectaron un tumor cancerígeno de mama que ya había hecho metástasis en otros órganos del cuerpo. Después de varios análisis, los médicos encargados del caso descubrieron que se trataba de un cáncer provocado por células de los órganos recibidos en el trasplante.

Aunque el caso fue reportado por la central europea de trasplantes en 2010, no se tomaron medidas debido a que la solo ocurren 5 casos similares entre 10.000. Es decir, las probabilidades son mínimas y no se consideran un riesgo real para los receptores de órganos.

Sin embargo, las alertas se encendieron de nuevo cuando otros dos pacientes, también receptores de órganos y de la misma donante, fallecieron por cáncer. Al último sobreviviente de receptores de la mujer donante le avisaron con antelación, le removieron el órgano que había recibido y lo sometieron a un tratamiento intensivo para evitar que la condición se manifestara en su cuerpo.

Desde que se analizaron los sucesos posteriores a esa donación de órganos, los Servicios Médicos de la Organización Nacional de trasplantes en España, se pronunciaron frente al tema y afirmaron que «esto no implica un fallo en el sistema de trasplantes, ni en los controles médicos que se hacen a los donantes de órganos».

El trabajo publicado en la revista de la Sociedad de Trasplantes de EE.UU. destaca que el desafortunado hecho se presentó porque la paciente donante tenía micrometástasis que no fueron detectadas. Por tal motivo, al suministrar los fármacos inmunosupresores a los receptores, las células tumorales no fueron detectadas por los organismos de las personas afectadas.

Ningún estudio previo había detectado un intervalo tan largo entre el trasplante y la manifestación del tumor”, puntualiza el estudio.

Comentarios

X