Cuántos tipos de dolores de cabeza hay y qué remedios existen para aliviarlos

Cuántos tipos de dolores de cabeza hay y qué remedios existen para aliviarlos Se han identificados 5 tipos

BBC

Para muchos es una auténtica tortura, como si alguien estuviera jugando un agresivo partido de tenis dentro de nuestra cabeza. Los dolores de cabeza se producen, generalmente, por dos motivos principales, según explicó a la BBC la doctora Anne MacGregor, experta en migrañas.

La mayoría de las veces se deben a la tensión acumulada en los músculos alrededor de la cabeza. Otras se deben a cambios en la química del cerebro que éste decodifica como dolor”.

Esta actividad química en el cerebro hace que algunas personas puedan sentir un dolor muy intenso y profundo, que suele desencadenar en las tan temidas migrañas. Por tanto, de acuerdo con qué los motiven, y el dolor que se sienta, hay distintos tipos de dolores de cabeza. Y en algunos casos, distintos remedios para cada uno de ellos.

Tipos

Tensional

Son los más comunes y suele sentirse un dolor constante a ambos lados de la cabeza, como si tuviéramos una banda elástica demasiado apretada alrededor de ella. Acostumbran a durar de 30 minutos y varias horas, aunque excepcionalmente pueden durar varios días.

Los desencadenantes suelen estar relacionados con la deshidratación, el estrés, una mala postura, falta de sueño, tensión muscular en la cara y un horario irregular de comidas.

Cambios en el estilo de vida deberían ayudar a reducir su duración y frecuencia: un buen patrón de sueño y comidas y beber mucha agua.

En racimos o brotes

Es un tipo raro de dolor de cabeza extraordinariamente doloroso. Se llaman así porque el dolor aparece en brotes o ataques agrupados durante un tiempo continuado que puede durar hasta tres meses. Generalmente aparecen en una determinada época del año, casi siempre la misma, y después hay un periodo de remisión donde no se producen crisis.

El ibuprofeno y paracetamol no suelen ser de gran ayuda en estos casos, pero tu doctor puede recomendarte tratamientos más fuertes y específicos.

Migrañas

Las migrañas son menos comunes que los dolores de cabeza por tensión, pero muy dolorosas y capaces de interferir en las actividades diarias de las personas que las sufren. A veces causan náuseas, vómitos y una fuerte sensibilidad a la luz y al ruido. Lo normal es que duren un par de horas, pero a veces puede prolongarse por varios días.

Para aliviarlas (o evitarlas) hay remedios que no necesitan de receta médica, pero si el dolor es muy persistente, puedes acudir a tu médico para que te prescriba medicación más fuerte.

Hormonales

Las mujeres sufren este tipo de dolor que se debe generalmente a cambios en los niveles hormonales y suelen ir de la mano con con el ciclo menstrual. Algunos métodos anticonceptivos, al igual que la menopausia o el embarazo suelen traer consigo dolores de cabeza de este tipo.

Reducir los niveles de estrés, tener un patrón de sueño regular y no saltarse ninguna comida puede ayudara reducir este tipo de dolor.

Farmacológicos

Algunos dolores de cabeza son el resultado de un medicamento en particular, uno de sus efectos secundarios. Otros los causan un uso excesivo de analgésicos. El dolor remite unas pocas semanas después de haber terminado de tomar el medicamento que le causa el dolor.

[adsforwp id=”48428″]

Recomendaciones generales para evitar y aliviar el dolor

Pero si lo que quieres es evitar todo cualquier dolor, el servicio de salud público británico (NHS) recomienda seguir estos consejos:

  • Mantente hidratando bebiendo mucha agua.
  • Descansa lo suficiente, especialmente si te sientes con gripa o falto de energía.
  • Evita, en la medida de lo posible, las situaciones de estrés.
  • Haz deporte, el ejercicio tiene un efecto beneficioso en nuestro bienestar general.
  • Echa mano de analgésicos si el dolor persiste o es muy intenso. Los más comunes son el paracetamol o el ibuprofeno.
  • No bebas alcohol, empeoraría los síntomas.
  • No te saltes comidas, afectará a los niveles de insulina.
  • No fuerces la vista pasando demasiado tiempo pegado a una pantalla.
  • Y tampoco duermas demasiado, podría intensificar el dolor.

Comentarios

X