Reportan primera muerte por fiebre hemorrágica en Brasil en más de 20 años

Reportan primera muerte por fiebre hemorrágica en Brasil en más de 20 años Antes del actual se habían reportado solo cuatro casos humanos de fiebre hemorrágica brasileña

Servicios Combinados MSP

Las autoridades de salud en Brasil informaron que se registró la primera muerte por fiebre hemorrágica en más de 20 años causada por un arenavirus en el estado de Sao Paulo (sureste).

“El caso confirmado es un hombre adulto, residente de Sorocaba. El paciente tuvo sus primeros síntomas el 30 de diciembre, cuando estaba en Eldorado, en Vale do Ribeira. La muerte ocurrió el 11 de enero en el Hospital de Clínicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo”, dijo la Secretaría de Salud del Estado de Sao Paulo en un comunicado.

Antes del actual se habían reportado solo cuatro casos humanos de fiebre hemorrágica brasileña, todos en la década de 1990; de ellos tres ocurrieron en el estado de Sao Paulo y fueron adquiridos en ambientes silvestres; el último fue en 1999, informó la secretaría. Según el Ministerio de Salud de Brasil, el cuarto caso se dio debido a una infección adquirida en un laboratorio en Pará (norte).

Le puede interesar:   Coronavirus y la necesidad de continuar tomando sus medicamentos

El ministerio añadió que en la muerte ocurrida en enero “la enfermedad mostró aproximadamente un 90% de similitud con el arenavirus, de la especie Sabiá”. La enfermedad se considera extremadamente rara y altamente letal, y el tratamiento se basa en la condición clínica y los síntomas del paciente.

Le puede interesar:   ¿De qué se trata el cuidado de apoyo en pacientes con Covid-19?

El período de incubación de la enfermedad es largo, en promedio de siete a 21 días, informó el ministerio.

Comienza con fiebre, malestar, dolor muscular, manchas rojas en el cuerpo, dolor de garganta, estómago y detrás de los ojos, dolor de cabeza, mareos, sensibilidad a la luz, estreñimiento y sangrado de las membranas mucosas como la boca y la nariz.

A medida que la enfermedad avanza puede haber deterioro neurológico como somnolencia, confusión mental, cambios de comportamiento y convulsiones.

Los casos severos presentan manifestaciones hemorrágicas, choque, convulsiones, coma y muerte, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Comentarios

X