Entrenan médicos primarios en dermatología con el fin de emitir diagnósticos tempranos

Doctor Luis Ortiz Espinosa, Presidente de La Fundación Puertorriqueña para el Mejoramiento de la Dermatología (FPDERMA)

Agencia Latina de Medicina y Salud Pública

Erupciones inflamatorias de la piel, tumores de piel, rosácea, reacciones severas a causa de medicamentos, entre otros, fueron parte de una línea de entrenamientos dermatológicos que fueron impartidos por primera vez a médicos primarios y especialistas que no se desempeñan en el campo médico de la dermatología.

La Fundación Puertorriqueña para el Mejoramiento de la Dermatología (FPDERMA) realizó por primera vez el simposio “Diagnosis of Skin Conditions” en San Juan, donde suministró una serie de conferencias con el fin de promover y facilitar el diagnóstico a tiempo de afecciones que hoy representan un reto para la dermatología.

Su presidente, el doctor Luis Ortiz Espinosa, indicó que el evento de entrenamiento médico busca empoderar a la clase médica debido a la baja en el número de dermatólogos en el país y ante la necesidad de emitir diagnósticos tempranos en un órgano tan vulnerable como la piel.

Cabe destacar que la organización médica dermatológica surgió como una idea del Dr. Jorge Sánchez en el 2016, debido a la necesidad de difusión de información en condiciones de la piel que repercuten directamente en la calidad y prognosis de vida de los pacientes.

La misma tiene la misión de promover actividades científicas y educativas para crear la conciencia en cuanto al diagnóstico temprano de afecciones desafiantes como el melanoma, hidradenitis supurativa, dermatitis atópica, entre otras.

“Condiciones como el melanoma siguen siendo un gran reto para nosotros, debido al incremento de su prevalencia. Tenemos un país localizado en el trópico y muchas veces la enfermedad no se detecta a tiempo. Tuve hace poco un caso de un paciente con convulsiones que cuando lo evaluamos, el melanoma había metastatizado en el cerebro por no diagnosticarse a tiempo”, enfatizó.

“La hidradenitis supurativa por otra parte es una de las enfermedades más incapacitantes debido a su impacto psicosocial y de pobre diagnóstico. Ahora tenemos tratamientos disponibles para mejorar la calidad de vida de estos pacientes con esta enfermedad sistémica”, apuntó.

Añadió que el conocimiento inmunológico de las condiciones dermatológicas es imperativo, de manera que pueda ofrecerse un tratamiento a estos pacientes con reacciones dermatológicas a causa de distintas drogas, como por ejemplo en el caso de la psoriasis.

Entre el panel destacado del simposio se encontraron los dermatólogos: Rocío Mandry, Norma Alonso, Alma Cruz, Hiram Ruíz, Eneida de La Torre, entre otros.

X