Dr. Tito Lugo: llama la atención desde las redes sociales por sus acertadas predicciones sobre COVID-19

Humberto Lugo Vicente, cirujano pediátrico Humberto Lugo Vicente, cirujano pediátrico

Marcela Boyacá Mesa
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Su nombre de pila es Humberto Lugo Vicente, es cirujano pediátrico y en las redes sociales es conocido como Tito Lugo, sus miles de seguidores lo reconocen porque sus publicaciones, aunque tienen un alto contenido médico y científico son entendibles para todo el que las lee. Es que cuando el doctor Tito Lugo escribe lo hace desde el corazón.

“Soy más académico en Twitter de lo que soy en Facebook, porque en Twitter me proyecto más como el profesor que escribe la página Pedriatric Surgery Update, porque Twitter es más americanizado, Facebook llega más a la gente que no sabe, a la gente del común. Y ahí tú tienes que hablarle de una forma que no uses términos médicos complicados, que la gente te entienda y que le lleguen. A mí me gusta enseñar y hablar mucho, sigo escribiendo, sigo hablando y a veces muchas veces me siento aquí y que me gustaría inventar como una máquina que yo hable y salga escrito”.

El doctor Tito tiene muchas ideas en su cabeza al mismo tiempo y quiere transmitirlas todas, no le gusta quedarse con el conocimiento guardado para él y quiere que esos saberes lleguen a todo el mundo, es por eso que desde 1993 creó su página más querida que se llama Pedriatric Surgery Update.

“En 1993 yo decidí y dije ¿cómo me preparo para seguir en esta vida aprendiendo, qué método yo tengo fuera de los usuales? En 1993 yo ya tenía ocho años ejerciendo como cirujano pediátrico, pues yo empecé y dije bueno, pues vamos a revisar cada mes tres temas de cirugía pediátrica y vamos a ponerlos en una página web, porque ya las páginas web estaban en el 93. Así que, en el 1993, en julio del 93, comenzó la carta mensual que se llama Pedriatric Surgery Update. Y ahí si tú entras ahí porque todavía existe y todavía la mantengo al día revisando tres temas, pues no te puedes imaginar que he revisado más de 900 mil para la cirugía pediátrica de forma consecutiva y ahí hay un índice que todo el mundo puede entrar y buscar información”.

Una larga trayectoria

La carrera del doctor Lugo empezó en 1979, después de algunas dudas y crisis dejó que la vida lo fuera llevando a la cirugía pediátrica.

“Estudié en la Universidad de Puerto Rico e hice un bachillerato en química porque yo quería ser químico, pero durante el segundo año de universidad me interesaron las ciencias y la medicina y me fui por esa vertiente. En el tercer año me nombraron en lo que se llama alfa omega alfa que es la Sociedad de Honor de Medicina, entré en Alfa Omega Alfa en el 1978 y en el 79 empieza una crisis en mi vida de ¿qué voy a hacer?, así que solicito a Estados Unidos porque quería ser pediatra, después de haber rotado en tercer año de Medicina por las diferentes especialidades básicas que son ginecología, pediatría, cirugía y medicina interna, dije voy a ser pediatra, solicitó al Hospital de Niños de Texas y me cogieron”.

En ese momento este cirujano pediátrico tuvo dudas, consultó su decisión con sus profesores, con sus colegas y con su esposa. Después de darle vueltas al asunto el terreno que ya había abonado lo fue llevando por el camino correcto.

“Así las cosas, pues en el 79 que me gradué de medicina comencé mi residencia de cirugía y la residencia de cirugía general dura cinco años, durante el transcurso de esos cinco años yo he conocido personas que eran unos virtuosos de la cirugía pediátrica.

Entre esas personas estaba el doctor Pedro Roselló quien fue gobernador de Puerto Rico en el periodo de 1993 al 2000, Roselló también es cirujano pediatra graduado de Boston y fue quien ayudó al doctor Lugo a conseguir un empleo en los Estados Unidos.

La vida en familia

La familia es sin duda lo más importante para el doctor Lugo, es padre de cuatro hijos: Carlitos como le dice de cariño nació el 1984, Alexandra en el 1987, Javier en 1993 y María del Carmen en 1996.

“Le pusimos como la virgen María porque a mí me dio un “yeyo” porque ya Wanda mi esposa tenía 36 años y yo dije bueno con 36 años la posibilidad de tener un síndrome de down que es una trisomía 21 es una en doscientos, así que le hice cariotipo y estaban perfectos, ella está ahora en su segundo año del doctorado de psicología”.

Lo que sigue

En la charla muy amena que tuve con el doctor Lugo para escribir esta nota le pregunto hasta cuando quiere seguir trabajando y ayudando a la gente y su respuesta está llena de la bondad y el don de gentes que lo caracteriza.

“Yo creo que lo mejor que yo puedo hacer es seguir trabajando hasta los 75 años, tengo 66, es decir que me quedan nueve años de cirugías ahora estoy pintando y escribiendo, es posible que pase algo y lo deje, pero mientras tanto no lo voy a dejar, me voy a quedar en la práctica privada haciendo cirugía y enseñándole en la escuela. Ya no hago las cirugías que hacía diez años atrás, los desmontes de tumores en los casos bastante complejos lo he dejado porque hay un grupo de muchachos jóvenes que tienen que hacerlo y tienen que ganar esa confianza y esa experiencia yo me voy a dedicar a hacer cirugías sencillas”.

Comentarios

X