Cuidado primario y prevención de enfermedades crónicas, retos de la salud pública en Puerto Rico

Cuidado primario y prevención de enfermedades crónicas, retos de la salud pública en Puerto Rico Doctora Antonia Coello de Novello, excirujana general de los Estados Unidos.
Angélica Claudio Merced
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Para la excirujana general de los Estados Unidos, la doctora Antonia Coello de Novello, Puerto Rico necesita invertir en cuidado primario y en prevención de enfermedades crónicas para lograr un verdadero avance en cuanto a la innovación de la salud pública del país. 

Cuidado de salud primaria

En entrevista con la Revista Medicina y Salud Pública (MSP), la primera mujer puertorriqueña e hispana en ser cirujana general de la nación norteamericana habló de la importancia de un cuidado de salud primaria para los puertorriqueños, lo que describió como un gasto vital que beneficia tanto a los pacientes como al sistema de salud en general.

“Yo creo que nos olvidamos de que el sistema tiene que comenzar con la salud pública  y, dentro de eso, con cuidados primarios. Cuando veo los fondos que se les están dando a través de las aseguradoras y de sistemas de salud, solamente es un 6% dentro de un presupuesto que puede ser de cerca de $20 millones con todo incluido. Entonces, ¿qué pasa? Si no tengo ese médico lleno del deseo de ayudar, el tiempo es corto, el plan paga poco y básicamente te saco de la oficina tan pronto pueda para atender al próximo paciente. No es que tenga menos importancia, es que el sistema me obliga”,

dijo Coello de Novello, quien participó como conferenciante invitada de la pasada Convención Anual de la Asociación de la Industria Farmacéutica de Puerto Rico.   

De acuerdo con la doctora Coello de Novello, implementar métodos donde se integre todo el equipo médico y se pueda conectar con los pacientes -tanto a nivel personal como tecnológico- redunda en un mejor sistema de salud.

“Por eso me gusta lo nuevo de Value Days porque tiene tres cosas que son importantes. Primero, te voy a pagar por los logros, no te voy a pagar por lo que haces todos los días con cada paciente.  Segundo, hay que tener al staff, al médico y a toda la oficina contenta. Y los costos bajos con gran calidad y acceso. Tengo acceso, bajo costo y un sistema. Además de buscar la tecnología masiva para interconectarnos”,

agregó quien fuera la decimocuarta (14) cirujana general de los Estados Unidos. 

Para lograr un cuidado primario exitoso, el paciente también debería sentirse parte integral de un sistema donde pueda ser tratado con respeto y entienda lo que le afecta. “Que se sienta respetado en el sistema porque el latino en su idiosincrasia no vuelve a la cita si lo trataste con faltas de respeto. Y otra cosa es que un 13% de nosotros solamente reconocemos por qué estamos enfermos,

aunque el 93% sabemos leer. Un 50%  no volvemos al médico por la sencilla razón de que no me explicaron lo que tenía. Entonces yo me tomo una medicina para curarme, pero no para preservar mi salud porque no se me explicó. Ese tiempo es el que el médico no tiene, por lo tanto es crucial la información colectiva del sistema”, advirtió la entrevistada. 

Enfermedades crónicas en la isla

En cuanto a las enfermedades crónicas en Puerto Rico, la doctora Coello de Novello alertó acerca de la necesidad de controlar condiciones como el cáncer, enfermedades del corazón, diabetes y alzhéimer, cuatro de las causas principales de muerte en Puerto Rico.

“Se estima que para el año 2025 un 45% de nosotros vamos a tener enfermedades crónicas. En Puerto Rico se sufren mucho, aumentan la mortalidad y son más prevalentes en áreas de la montaña. Además cuestan dinero porque son de por vida, aunque son controladas. Nos cuesta 90 centavos por dólar el tratamiento de cada una de estas enfermedades. Pero la salud no es solamente la curación de la enfermedad. Para tener un sistema de salud perfecto tienes que conocer lo que se llaman los determinantes de salud: dónde vives, dónde trabajas y cómo te rodea tu entorno”,

señaló.

¡A tratar la salud mental!

Otra gran preocupación de la doctora es la salud mental en el país, que muchas veces se trata con indiferencia. “El 18% de la población tiene depresión. Se ha encontrado que lo que más maya a las personas de más de 65 años es la soledad. Y hasta los médicos no pueden decir con claridad que están deprimidos.  Es importante tratar la salud mental e integrarla como parte de la salud pública”, indicó la excirujana. 

La salud pública en Puerto Rico

Por otra parte, uno de los mayores retos que enfrenta la salud pública en Puerto Rico -a juicio de la reconocida doctora- es a nivel gubernamental. “La tristeza de nuestro sistema es gubernamental. Es que  cada cuatro años nos olvidamos de lo que hizo el que estaba antes y empezamos algo nuevo.  Yo creo que de vez en cuando tiene que haber memoria institucional que se use para ayudar al público. Yo podré venir con ideas nuevas pero hay que complementarlas”, manifestó la doctora. 

Comentarios

X