Alertan sobre la autoadministración de insulina por jóvenes para aumentar masa muscular

Educación de primer orden en la convención de los endocrinólogos El doctor José García Mateo, quien sería el presidente entrante de SPED

Laura Mojica Ruiz

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

“Hay jóvenes que están utilizando insulina recreacionalmente para aumentar la masa muscular en gimnasios, y eso es completamente inaceptable” aseguró el doctor José García Mateo, especialista en endocrinología, en entrevista exclusiva con la Revista Medicina y Salud Pública.

El uso de esta hormona con fines estéticos parece ser un fenómeno creciente, que podría poner en riesgo la vida de quienes se inyectan el medicamento sin previa prescripción, ni supervisión médica. “Yo he visto pacientes que erróneamente les han recomendado utilizar insulina, no sé dónde leyeron esa data y están utilizando insulina para aumentar la masa muscular (…) es completamente inaceptable, no tiene ningún aspecto beneficioso, es completamente una falacia” afirmó el doctor García.

El galeno explicó que la insulina si es utilizada en pacientes diabéticos que están descontrolados para regular sus niveles de glucosa y poder aumentar el peso.

“Cuando los pacientes tienen deficiencia de insulina, el paciente puede tener una disminución en masa muscular como sarcopenia, en pacientes que están descontrolados tu les das insulina y sus músculos empiezan a usar glucosa y la grasa no la utilizas; se mantiene donde tiene que estar y el paciente empieza a subir de peso” sostuvo García en diálogo con la revista MSP.

Sin embargo, recalcó que esto solo sucede cuando el paciente tiene diabetes y está descontrolado, “si tú no tienes diabetes y te vas a poner insulina para aumentar la masa muscular, eso es totalmente falso” aseguró García. Según el médico, el uso de este medicamento en pacientes sanos puede provocar accidentes mortales, debido a que podría generar casos de hipoglucemia severa.

Además, García advierte que la insulina podría estar siendo distribuida por internet o en el mercado negro sin ningún tipo de control, lo que aumenta el riesgo de que este siendo utilizada de manera errónea por las personas. Por último, el especialista en endocrinología recordó que el suministro de esta hormona debe ser supervisado por un especialista para evitar problemas de salud a futuro.

Comentarios

X