Alerta salubrista para pacientes con enfermedades pulmonares

Dr. Luis Nieves Garrastegui, presidente de la Sociedad Puertorriqueña de Neumología.

El presidente de la Sociedad de Neumólogos de Puerto Rico, doctor Luis Nieves Garrastegui, hizo un llamado el martes al uso de medicamentos preventivos para pacientes diagnosticados con afecciones respiratorias que ayuden a evitar la exacerbación de estas por el cambio ambiental ante el paso del huracán María por la isla.

El neumólogo insistió en que todos los pacientes deben incluir en los planes de emergencias su listado medicamentos para condiciones como el asma, rinitis alérgica, bronquitis crónica, apnea del sueño, entre otras, para evitar  que esta población presente complicaciones adicionales a sus afecciones respiratorias debido al aumento de los alérgenos en el ambiente por las copiosas lluvias y fuertes vientos del sistema.

“Uno de los aspectos en cuanto a la salud bien importante es sobre los cuidados de pacientes pulmonares en un evento climatológico, sobre todo en el uso de los medicamentos. Por ejemplo, hay que orientarles que en cuanto al tratamiento de asma, ya sea terapias o pompitas, son medicamentos resistentes en medio de cambios climáticos, contrario a por ejemplo, el tratamiento de insulina”, explicó en primera instancia en entrevista con la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP).

“Si el paciente utiliza pastillas, ya sea para pacientes con asma o rinitis alérgica, también son resistentes en temperaturas normales. En cuanto a los pacientes que utilizan los nebulizadores, en caso de las terapias respiratorias, si no hay electricidad, no hay nebulización. Para esto tienen la opción de comprar en las farmacias los “aerochambers” que tienen la apertura para colocarle las pompitas y equivalen a la terapia. Hay una excepción, que es el medicamento pulmicort, que esa sí tiene que estar en la sombra y no expuesta a la luz porque pierde la potencia”, orientó.

Asimismo, reiteró el uso de medicamentos preventivos antes y después del fenómeno atmosférico pues los vientos y la humedad provocan la suspensión de hongo por todo el ambiente. 

“Eso hace que los hongos y alérgenos corran por todos lados y entonces sí aumentan la incidencia de rinitis alérgica, asma, bronquitis crónica, sinusitis y otros. Cuando hay estos eventos uno se premedica y utiliza medicamentos antihistamínicos antes o después del evento, antileucotrienos y los antinflamatorios”, detalló Nieves Garrastegui a este medio.

Enfatizó que el uso de los abanicos no está recomendado para pacientes asmáticos porque levanta alérgenos y agudizan los problemas respiratorios ni tampoco estén cerca de alfombras húmedas que puedan contener ácaros.

“Lo importante es que que no esperen a que llegue el evento atmosférico y que se reactive la condición. Tampoco pueden estar expuestos al humo de las plantas eléctricas ni gasolina. Son tóxicos para estos pacientes”, puntualizó.

Finalmente, señaló de otra parte que los pacientes diagnosticados con apnea del sueño deben procurar dejar sus máquinas del sueño cargadas porque en esta afección no existe una línea amplia de medicamentos.

“A veces los pacientes utilizan las computadoras para cargar las máquinas del sueño. Estos pacientes necesitan que la máquina tenga “power” porque ningún medicamento suplanta el efecto de la máquina”, declaró.

“Por ahí viene temporada fría también, con o sin evento atmosférico los pacientes con enfermedades pulmonares ya deben estar abastecidos de medicamentos y no esperar a la exacerbación de sus condiciones y evitar otras complicaciones”, concluyó.

El huracán María atravesará la isla como un ciclón categoría cinco que entrará por el sur de la isla y saliendo por el noroeste, según el último boletín de las 11 de la mañana.

Comentarios

X