Células madre del cordón umbilical, un seguro biológico para curar futuras enfermedades

Ignacio Munitiz, CEO de America Cell Bank (Banco de células madre)

Alejandra Martínez
Agencia Latina de Noticias en Medicina y Salud Pública

La recolección de células madre del cordón umbilical es un procedimiento enfocado en la medicina preventiva que da la oportunidad de recolectar dichas células en el momento del nacimiento del bebé, con el fin de tratar futuras enfermedades hematológicas, oncológicas, etc. que estos puedan padecer. Se trata de los trasplantes de células madre hematopoyéticas.

Este procedimiento se en apoyo del obstetra que atiende el parto o cesárea, en ese mismo momento, se recolecta una muestra de sangre del cordón y un pedazo de tejido del mismo y de allí se conduce a procesar las células madre recogidas, al laboratorio. Cabe recordar que esta práctica es un procedimiento sencillo e indoloro para el bebé y la mamá.

La revista Medicina y Salud Pública (MSP) conversó con Ignacio Munitiz, CEO del America Cell Bank – Banco Internacional de Células Madre, quien nos adentró en el tema.

Las células madre del cordón umbilical se pueden tomar de la sangre.

Guardar tus células madre del cordón umbilical te genera una ventaja muy importante frente al que no lo tiene. Pero esa es una decisión de almacenar por una posible enfermedad”;

afirmó Munitiz.

Entre las células madre se encuentra la CD34, la hematopoyética. Esta es la célula madre que representa un papel fundamental en el tratamiento de enfermedades sanguíneas, como lo serían las leucemias, entre otras. 

Por otro lado, existe un procedimiento terapéutico enfocado en la medicina regenerativa llamado la terapia celular. Con esta se extraen las células madre mesenquimales, conocidas como CD45, que son las relacionadas con tejidos, huesos y cartílago. Estas son células multipotenciales primitivas, con la capacidad de diferenciarse en diversos tipos de células, incluyendo osteocitos (células óseas), condrocitos (células del cartílago), adipocitos (células grasas), hemocitoblastos, mastocitos y fibroblastos, tanto in vivo como in vitro. 

Al respecto existen más de 500 líneas de investigación y, por lo tanto, los investigadores la llaman el futuro de la medicina. Con la terapia celular se tendría el poder de tratar y/o enfrentar cantidad de casos y patologías que padezcan las personas, con sus propias células.

Guardamos las células madre para un futuro, en caso de que tenga una enfermedad oncológica -tratable con células madre- o que pueda tener una degeneración celular, puede tratarse con la terapia celular”,

añadió Munitiz

¿Seguro biológico?

Sí, un seguro biológico le llama Munitiz a dicho procedimiento, ya que  -en el peor de los casos- los pacientes podrían utilizarla contra un cáncer infantil.

Respecto a las células mesenquimales, en el mejor de los casos, el trasplante de estas sí podrían usarse. Pues “al final todos tenemos degeneración celular, y tarde o temprano vamos a usarlo”; agregó.

Expresó Munitiz que los usos las mesenquimales, más que para cualquier otro fin, «son para mejorar la calidad de vida de los pacientes» con todo lo relacionado a la dermatología, traumatología, cardiología, etc. Pues son ellas las vinculadas con la degeneración de los tejidos.

Las células mesenquimales tienen otras funciones en los trasplantes: se pueden extraer, tratar y aplicar a temas de traumatología, dermatología, oftalmología, neurología, cardiología, etc. Por lo tanto, sus aplicaciones son múltiples y cada día van apareciendo más. 

Beneficios de las células madre del cordón umbilical vs. las células madre de la médula ósea

Algunos estudiosos dicen que las células madre del cordón umbilical, además de ser en gran cantidad, no ha sido manipulada o no ha transcurrido el tiempo sobre ella. 

La célula madre de la médula ósea, para adquirirla se necesita un familiar o un donante compatible y por lo tanto no siempre lo encuentras. Además, el proceso de extracción de esa célula tiene más dificultad que la del cordón umbilical. Con la del cordón umbilical su acceso es rápido, su cantidad amplia y su plasticidad más interesante y maleable”;

manifestó.

Tiempo de preservación de la célula madre hematopoyéctica

Cuando se extrae la célula madre, se transporta al laboratorio refrigerada. Luego entra en un aparato que realiza un procesamiento automático, el cual separa la célula madre más densa de plasma y glóbulos rojos. Luego se deshidrata y se congela. 

Se supone que en ese estado de criopreservación (196° bajo 0) puede estar de por vida”. 

Agregó que se han descongelado muestras de hasta treinta años y se han encontrado en perfectas condiciones.

Con respecto al estado o característica de la madre para extraer sus células madre del cordón, algunos bancos -sobre todo públicos- exigen, por ejemplo, que la madre no tenga tatuajes pero, para los bancos privados, la única exigencia es no tener una enfermedad vírica. 

A mayor cantidad de sangre, mejor cantidad de células. La cantidad de células es determinante y es clave para un trasplante exitoso, dependiendo del peso del niño”;

concluyó.

Los procedimientos terapéuticos con células madre hematopoyéticas, tanto como con las células madre mesenquimales, se han realizado más de un millón de trasplantes alrededor del mundo. 

Comentarios

X