Fundación Mirta Enid Renueva su compromiso con la prevención y detección temprana de la enfermedad

Comienzo de la Caminata, encabezada por la familia de Mirta Enid y de Keylla Hernández
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Cuando se trata de salvar vidas, la prevención y detección temprana de enfermedades es fundamental. Y ese es el compromiso que cada año renueva con mayor pasión, fuerzas y entrega la Fundación Mirta Enid Cáncer de Pulmón, que este domingo celebró su segunda caminata, bajo el lema “Luchemos con Esperanza contra el Cáncer del Pulmón”.

La caminata de concienciación sobre esa enfermedad se llevó a cabo en Ponce, con el propósito de que la gente aprenda a identificar síntomas que le ayuden a preservar su vida, y a recordar a quienes ya no están debido a la enfermedad, como Mirta Enid, quien inspira la Fundación, y la periodista Keylla Hernández, quien también luchó con gallardía ante la enfermedad.

En la caminata participaron Robin Rodríguez, esposo de Keylla, y la madre de la periodista, Miriam Ramos. El año pasado, Keylla formó parte del evento con mucho entusiasmo y el carisma que la caracterizaba.

Robin manifestó que “la de las palabras en mi casa no era yo, sin embargo, en ausencia de ella, tenga la encomienda de representarla, tanto ella como a mis hijos y estoy muy agradecido de todo el apoyo de la Fundación Mirta Enid y del pueblo de Puerto Rico. Simplemente, gracias”.

Por su parte, la madre de Keylla expresó que “mi hija es un ángel, nos acompaña siempre y hoy está caminando con nosotros”.

De acuerdo con las estadísticas, en Puerto Rico, en el 2012 fallecieron 5,437 personas a causa de distintos tipos de cáncer; el 55.6 por ciento (3,024) hombres y el 44.4 por ciento (2,413) mujeres.  

El tabaquismo es la causa del 71 por ciento de los casos de este tipo de cáncer, y al 22 por ciento de las muertes por cáncer.

Cerca del 25 por ciento de los pacientes con cáncer de pulmón no llegan a recibir ningún tipo de tratamiento según la base de datos del Surveillance Epidemiology and End Result (SEER).

En el 2015, nueve millones de personas fallecieron a causa del cáncer en el mundo y se espera que en 20 años esa incidencia aumente.

Es por eso que es tan importante que creemos conciencia. Nuestro llamado es a que nos acompañen, porque por cada vida que toquemos, el mensaje tendrá un efecto multiplicador, porque los puertorriqueños somos muy comunicativos. Debemos hacerlo por pacientes como Keylla, quien nos hizo el honor de acompañarnos el año pasado, mientras luchaba valientemente contra la misma enfermedad. Y por nuestra hija, Mirta Enid, al igual que Keylla, era una joven esposa y profesional”,

manifestó el presidente de la Fundación, Luis Osvaldo Rodríguez.

Mirta Enid era farmacéutica y falleció en noviembre de 2016. Su deseo fue que sus padres ayudaran a otros pacientes. Ambos acogieron esa encomienda como parte del proceso de sanación.

Los participantes de la caminata tendrán la oportunidad de ayudar a llevar el mensaje de que prevenir y realizarse revisiones médicas periódicas es importante, a la vez que se ejercitan, ya que la actividad física también debe ser parte de la rutina diaria y de los cuidados que le damos a nuestro cuerpo y mente, destacó Rodríguez, quien junto a su esposa lleva las riendas de la Fundación.

La Fundación Mirta Enid Cáncer de Pulmón ofrece clínicas de salud, charlas y otras actividades gratuitas, para difundir su mensaje y continuar ayudando a otros pacientes.

La caminata partió a la una de la tarde, desde el parque de pelota Pubín Texeira de la urbanización Jaime L. Drew hasta llegar a Casa Capitular del Colegio de Ingenieros y Agrimensores en la urbanización El Madrigal, para completar un recorrido de 3.1 kilómetros (2 millas).

Sobre la Fundación

Hace casi cuatro años, a Luis Osvaldo Rodríguez y a su esposa les sorprendió el diagnóstico inesperado de cáncer de pulmón de su hija, el cual cobró su vida en noviembre de 2016. Entraron en un proceso de sanación a través del servicio a pacientes y de transmitir el mensaje de prevención, que cerca de un año más tarde, se traduce en el establecimiento de la Fundación Mirta Enid.  

“Todo esto surge casi por casualidad, a raíz de la enfermedad de nuestra hija, de cáncer de pulmón. Uno ve que el cáncer afecta a otras personas, pero uno nunca piensa que va a afectar a un hijo”, expresó el padre de familia, de cuyo matrimonio nacieron dos varones, y entre medio, Mirta Enid, quien era licenciada en farmacia.

En medio de su padecimiento, la madre de dos niñas, ahora de 12 y 7 años, y un niño de cuatro, le pidió a sus padres que ayudaran a la comunidad. Esa solicitud se convirtió en un compromiso para la pareja, que, junto a voluntarios, se dedican a llevar un mensaje de salud y vida.

Comentarios

X