Regularán el microbioma de los pacientes con enfermedades crónicas incluyendo el VIH en Puerto Rico

Doctor Yusuhiro Yamamura, director del Programa de Investigación de SIDA de la Ponce Health Science University.

Estudios recientes demuestran que la regulación del microbioma intestinal podría ayudar a contrarrestar la exacerbación del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y el surgimiento de enfermedades crónicas como lo es el síndrome metabólico y la diabetes, según indicó a la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP) el doctor Yasuhiro Yamamura, director del Programa de Investigación de SIDA de la Ponce Health Sciences University.

El doctor Yamamura es un pilar científico en la investigación del VIH adoptado por La Ciudad Señorial de Ponce hace más de tres décadas.

Sus aportes científicos se han utilizado en beneficio de los pacientes con menos acceso a pruebas y tratamientos contra el VIH/SIDA

El doctor Yamamura propone crear el programa mediante la creación de un programa de salud comunitaria a nivel isla. Microbioma o flora intestinal es el conjunto de microorganismos que se localizan de manera normal en distintas partes del cuerpo humano.

Este investigador a través de una propuesta dirigida a la creación de un programa de salud comunitaria busca que pacientes con enfermedades crónicas incluyendo VIH, acudan periódicamente a un establecimiento público de base comunitaria de la isla en donde participen de un programa de ejercicios, educación sobre cocina saludable y manejo y control de enfermedades crónicas.

Esta propuesta busca la colaboración de establecimientos públicos como lo son las cadenas de supermercados, que estén dispuestos a comprometerse con el proyecto y el bienestar de los pacientes con enfermedades crónicas.

“Busco que diferentes entidades públicas o privadas se nos unan. Necesitamos donaciones como por ejemplo efectos deportivos, con el propósito de realizar actividades educativas para que la población pase un buen rato en familia mientras se incentiva a tener una mejor salud”, señaló.

“De igual manera necesitamos una activa participación de pacientes con enfermedades crónicas como VIH, diabetes y obesidad; para que se motiven a participar del programa, realizar ejercicios, aprender a seleccionar y confeccionar los alimentos apropiados para una dieta sana y balanceada. Este cambio en sus estilos de vida y alimentación ayudaría a regular el microbioma reduciendo el riesgo de desarrollar problemas de salud crónicos”, aseguró.

De esta forma, el investigador japonés asegura que a través de los cambios en los estilos de vida, donde el componente esencial será a través de una buena alimentación, se regule el microbioma intestinal.

Dado que el microbioma tiene efectos sustanciales y continuos en la salud humana incluyendo: el procesamiento alimenticio, la maduración del sistema inmune y, la prevención de invasión de patógenos y enfermedades crónicas como diabetes, asma y síndrome metabólico. Por lo que la regulación del microbioma intestinal se impone como una potencial opción de tratamiento suplementario para el VIH y otras enfermedades crónicas.

Promesa en el trasplante fecal 

Vuelve el trasplante fecal a establecerse como parte de la terapia para regular el microbioma intestinal y como medida para evitar que las condiciones crónicas relacionadas al VIH afecten al paciente.

Según Yamamura, aunque el VIH sea una infección controlada, el sinnúmero de medicamentos para su tratamiento producen unos efectos secundarios en la vida del paciente a largo plazo.

“El VIH innevitablemente tiene un efecto sobre los otros sistemas del cuerpo”. concluyó.

Comentarios

X