Opciones terapéuticas para cáncer de pulmón

Este tipo de tratamiento hace uso del sistema inmunitario del paciente para combatir las células cancerosas.

Angélica Claudio Merced

    Opciones terapéuticas para cáncer de pulmón

    Elegir un plan de tratamiento adecuado cuando se recibe un diagnóstico positivo de cáncer es una tarea importante tanto para el paciente como para el médico o el equipo de doctores que va a tratar un padecimiento. En el caso del cáncer de pulmón existen diversas alternativas que buscan combatir la enfermedad.   

    Tan pronto una persona es diagnosticada con cáncer de pulmón, un tipo de cáncer que afecta los pulmones y en el que las células del cuerpo crecen descontroladamente, el siguiente paso es evaluar dónde está localizado el tumor canceroso y el estadío del mismo, de manera que pueda determinarse el tipo de terapias que debe recibir cada paciente. 

    "Una vez uno tiene un diagnóstico patológico pasa a la etapa de establecer la extensión de la enfermedad. Cuán localizado o cuán extensa es la enfermedad. Y de acuerdo a esa extensión, a  esa localización van a ser las diferentes opciones terapéuticas. Todo va a depender de la localización,  de cuán temprano o cuán tardío es el tumor, de la edad del paciente, la calidad de vida y la fisiología del paciente para tolerar el tratamiento apropiado. 

    Y tener bien claro cuáles son las opciones que tienes a la mano para cada estadío o  para cada situación", explicó el oncólogo Héctor Silva en entrevista con la Revista Medicina y Salud Pública.

    Saber si el cáncer de pulmón es de célula no pequeña (NSCLC por sus siglas en inglés) o de célula pequeña (SCLC por sus siglas en inglés) también es un factor de peso cuando se decide una opción terapéutica. De igual forma,  los estudios o exámenes que se le realizan al paciente en busca de un diagnóstico definitivo juegan un papel importante a la hora de determinar el tipo de tratamiento. "Tú le tienes que dar un buen espécimen al patólogo y le vas a pedir que no solo quieres la parte anatómica tumoral o que solamente me diga que es un (carcinoma) escamoso. Yo quiero saber si este paciente tiene las características genéticas, moleculares o biológicas para poder ofrecerle  tratamientos dirigidos. O sea, uno quiere el panel completo biológico y molecular del tumor y de ahí uno puede tener el plan de tratamiento más dirigido o más adecuado para los pacientes", precisó Silva. 

    Diversos tratamientos 

    Entre las opciones de tratamiento para el cáncer de pulmón están: 

    Cirugía

    Radioterapia con o sin quimioterapia

    Quimioterapia únicamente

    Tratamientos sistémicos solamente

    De acuerdo a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) con la cirugía el médico corta el tejido canceroso. Con la quimioterapia se busca disminuir o eliminar el tumor a través de medicamentos. La radioterapia por su parte, utiliza la radiación de alta intensidad para liquidar el cáncer. Mientras que los tratamientos sistémicos o terapia dirigida sirve para  bloquear el crecimiento y la propagación de células cancerosas mediante el uso de medicamentos. 

    Sin embargo, existen casos donde la edad o gravedad del paciente no le permite someterse a ningún tratamiento. "Hay veces que no hacer nada es la mejor opción. En pacientes de edad avanzada con enfermedad avanzada donde sabemos que la capacidad de tolerar tratamientos es limitada, donde tú sabes que lo que vas  es a añadir toxicidad y no va a haber mejoría, en esos casos el no hacer nada terapéutico es la mejor opción. Sí puedes hacer mucho paliativo (para disminuir los síntomas del paciente)", reconoció el experimentado hematólogo-oncólogo. 

    Inmunoterapia contra el cáncer de pulmón

    En los últimos años, la inmunoterapia también se ha utilizado para atacar diversos males, entre ellos el cáncer de pulmón en etapas avanzadas o cuando se ha esparcido a otras partes del cuerpo.  "Esto de  la inmunoterapia es un concepto innovador. Hasta hace  un poco más de cinco años la inmunoterapia para cáncer de pulmón era algo del futuro. Solamente se utilizaban agentes quimio terapéuticos  reconocidos para esta enfermedad. Pero con el tiempo, la experiencia, los expertos en la materia y el trabajo en conjunto tanto de patólogos, inmunólogos, epidemiólogos, oncólogos y cirujanos, se han podido identificar una serie de defectos moleculares o genéticos que han dado lugar al desarrollo de medicamentos que van dirigidos específicamente a esas anormalidades", señaló el doctor Silva. 

    Este tipo de tratamiento hace uso del sistema inmunitario del paciente para combatir las células cancerosas. "Es  un tratamiento que va dirigido a un defecto que este tumor en particular tiene. Y en el caso de pulmón, en los últimos años se ha podido identificar una serie de anormalidades moleculares, mutaciones o deficiencias genéticas que han abierto la brecha para el desarrollo de estos medicamentos. Así que para nosotros los oncólogos, los clínicos, no nos vale únicamente saber el tipo de tumor, sino también nos interesa ver y hacerle todas las pruebas  inmunohistoquímicas, genéticas y moleculares para  entender la biología del tumor y así saber si podemos incorporar tratamiento dirigido a quimioterapia usual. Y en algunos casos los cambios moleculares y genéticos son tan agresivos para los cuales hay medicamentos específicos donde la quimioterapia cae en un segundo plazo", detalló el entrevistado.  

    La combinación de quimioterapia con medicamentos de inmunoterapia como el Keytruda y Opdivo también se utilizan para pacientes de cáncer de pulmón que son candidatos a este tipo de tratamiento. "Se habla mucho del Opdivo, que es otro tipo de inmunoterapia, con otro mecanismo de acción que es muy activo en cáncer de pulmón y tiene las características biológicas para responder a estos medicamentos. Y ese va a ser el futuro realmente del tratamiento de  muchísimas malignidades, pero en este caso de cáncer de pulmón, donde la quimioterapia, como la hemos conocido va a pasar a un segundo o tercer plano. Y nos vamos a limitar a tratamientos dirigidos que en muchos casos son mejores tolerados y menos efectos secundarios, aunque inmuno suprimen y eso es un factor de riesgo de por sí", finalizó el oncólogo. 

    Mas noticias de Oncología-Hematología