Dr. Charles Olivera y su batalla contra el Mieloma múltiple: "el solo hecho de pasar saliva me dolía"

Se calcula que la enfermedad cobrará la vida cerca de 16 millones de personas para el 2040. Según la Sociedad Americana de Cáncer, 1 de cada 6 fallecidos en el mundo están relacionados con la enfermedad.

Alexander Triana Yanquén

    Dr. Charles Olivera y su batalla contra el Mieloma múltiple:  "el solo hecho de pasar saliva me dolía"

    Según el Centro Nacional de Estadísticas y los Centros para el Control y Prevención de Cáncer, el mieloma múltiple es la primera causa de muerte en la comunidad latina en Estados Unidos. 

    Se calcula que en todo el mundo se diagnostican cada año 160.000 nuevos casos, y 110.000 muertes por esta enfermedad. Representa alrededor del 1% de todos los cánceres, y se calcula que 1 de cada 132 hombres y mujeres desarrollará la condición en algún momento de su vida.

    Por otra parte, la Sociedad Americana de Cáncer, asegura que 1 de cada 6 muertes en el mundo está relacionada con la condición. Estimaciones de la misma organización, prevén que para 2040 se diagnosticarán más de 27 millones de casos nuevos, y se presentarán cerca de 16 millones de muertes a causa del cáncer

    Desde la Revista de Medicina y Salud Pública, conversamos con el Dr. Charles Olivera, neurólogo de profesión y sobreviviente de mieloma múltiple, quien recibió un trasplante de médula ósea para superar la enfermedad; nos contó desde su experiencia lo que es vivir después de superar el cáncer

    ¿Qué es el mieloma múltiple? 

    El mieloma múltiple es un tipo de cáncer que se origina en las células plasmáticas, cuando hay anormalidades en el ADN, generando una multiplicación de células de manera exagerada. Dichas células plasmáticas cancerosas producen señales químicas llamadas citoquinas, que evitan que las células madre (células hematopoyéticas), presentes en la médula ósea, se desarrollen. 

    Como resultado, se dejan de producir los distintos tipos de células sanguíneas: esto genera una disminución en la producción de glóbulos rojos y la persona desarrolla anemia; los glóbulos blancos se hacen escasos, debilitándose el sistema inmune y haciendo susceptible a la persona a infecciones y predispuesta al desarrollo de enfermedades; asimismo se presenta una baja producción de plaquetas, aumentando el riesgo de sangrados.

    Sin embargo, algunos tratamientos contra esta enfermedad pueden tener los mismos efectos que la enfermedad en sí. Este es el caso de la quimioterapia, que evita que las células hematopoyéticas se desarrollen y den origen a otras células. 

    La enfermedad, al igual que los otros tipos de cáncer, según explica la Dra. María García, oncóloga del Hospital Universitario de Adultos en San Juan, Puerto Rico, ha presentado una tendencia a bajar los rangos de edad: "antes se diagnosticaba en mayores de 65 años. El mieloma que yo he visto más joven fue en un paciente que tenía 32 - 33 años", dice la especialista.

    El caso del Dr. Charles

    Relata el galeno que se pudo diagnosticar la enfermedad por una fractura de la vértebra torácica 2, en el momento que realizó fuerza levantando una puerta: "un portón se quedó abierto en mi casa, y mi esposa me lo hizo saber, me tocaba a mí repararlo. Lo levanté, lo puse en su sitio y al otro día tenía un dolor muy fuerte en la espalda, entre los omoplatos", dice.

    Allí comenzaron a presentarse una serie de irregularidades que presentó Olivera, quien veía esto como algo extraño basado en su experiencia. El Dr. Olivera dentro del ejercicio como galeno ha tenido la oportunidad de hacer manejo del dolor y neurooncología, por tanto sabía que algo no estaba bien: "Lo dejé ahí, seguí trabajando y era tan severo que me dolía. Tomé antiinflamatorios siguiendo mi vida normal", comenta.

    Las evaluaciones de rutina

    Inició sus chequeos respectivos y comenta que un día, sobre las dos de la tarde, cuando llevó al colega que lo estaba tratando los resultados de los laboratorios, "donde se establecía el pico monoclonal, que indica que una proteína no debe estar ahí", este se sorprendió "me miró y dijo: mañana te hacemos la prueba de médula ósea, y cuando me la hicieron tenía un 40 % de plasma cel, que es bastante elevado. Dije, pero 40 % es un montón, se supone que debe ser como de un 4 - 5 % los plasmas cel en la médula ósea", detalla. 

    Allí se descubrió que olivera tenía una fractura en la vértebra, y otras lesiones pequeñas en la columna y el esternón, que también afectan el esófago. Es decir, dentro de los síntomas derivados de esto, "el solo hecho de pasar saliva me dolía, y rebajé como 20 libras en un mes", dice.

    El paso a seguir, radiología

    En ese instante, el médico tratante lo remitió al fallecido doctor Correa, quien le dijo: "Charlie, no te preocupes, es un tumor bastante radiosensible. Pensé que iba a ser rápido, pero tardé como una semana, semana y media, en lo que me evaluaban, hacían la simulación, y entonces me dieron la radiación", afirma.

    Pasaron los meses, el tratamiento iba bien hasta que finalmente le dieron la remisión de observación, en la cual, como concuerdan los especialistas. No importa que den de alta al paciente con cáncer, siempre seguirá siendo tratado aún cuando pasen los cinco años de la remisión, porque la enfermedad puede volver. 

    Cómo es vivir después del mieloma múltiple

    Por lo general, cuando se habla de cáncer, la asociación que hacen las personas es el uso de la muerte como sinónimo. Sin embargo, en la actualidad se cuentan con mejores alternativas de tratamientos y de diagnóstico temprano que permiten se pueda controlar la enfermedad. Es así como también se ve un aumento de casos, pero asimismo la prevalencia de recuperación. 

    Comenta Olivera que esta enfermedad le brindó una oportunidad que cambió por completo su mirada hacía el cáncer y los pacientes que lo padecen. Como sobreviviente al mieloma su experiencia sirve de refuerzo para que conozca sobre el mieloma múltiple y que hay cura posible si se diagnostica a tiempo. 

    "Desde mi perspectiva le digo a las personas que encuentro: primero fe en Dios, independiente al concepto que tenga cada cual, segundo las oraciones, y tercero viene siendo la parte médica; pero si tu dependes de un agente externo que te venga a ayudar a curar, no. Te curas con la ayuda de fe, y de medicina como tal", asegura.

    Cambios de hábitos y calidad de vida

    Es importante que los pacientes comprendan que superar el cáncer, implica que se deben hacer cambios en su cotidianidad, en su calidad de vida con miras a seguir sano. Explica Olivera que: "luego de superar el cáncer, no se puede bajar la guardia. No es que me pongo a comer hamburguesas, papitas fritas, etc; de vez en cuando puede ser, pero hay que cuidarse. El ejercicio es fundamental, estar al aire libre, reducir y dar manejo al estrés", explica. 

    Comenta que el estrés tuvo que ver con el desarrollo del cáncer "y es difícil no tenerlo", dice. 

    Enseñanzas que deja el mieloma múltiple y el mañana

    "De no haber pasado por el cáncer, me podría dar otra cosa diferente, así que es una bendición disfrazada, en el caso personal. Pero sí hace un cambio en tu vida", asegura Olivera.

    Muchas personas entran en depresión, angustia y su salud emocional se va deteriorando tanto como el propio cuerpo por la enfermedad en el momento que le dan el diagnóstico. Aclara el Dr. Olvera que es importante un cambio de actitud, y desde su experiencia cree que es lo más importante: "es seguir hacía adelante con aire fresco y ayudar a otras personas, porque todo tiene un propósito, y el que me haya dado a mí, me permite poder ayudar a otros", detalla. 

    Concluye diciendo que lo más importante es la empatía y "el hecho de tener cáncer es bien personal. Cada quien lo ve de una manera diferente". 

    Vea el programa completo acá: 

    Mas noticias de Oncología-Hematología