La medicina avanza en el manejo de la Hipertensión Arterial Pulmonar

Dr. Teodosio Rucabado, cardiólogo del Hospital Auxilio Mutuo y codirector de la Clínica de Hipertensión Arterial Pulmonar. Suministrado a MSP.

La Hipertensión Arterial Pulmonar (HAP) hace una década era una condición poco reconocida entre pacientes de la isla, pero, a paso lento y seguro, hoy día la comunidad médica celebra que entre uno de sus logros se encuentra que esta población de pacientes cuenta con un manejo integrado avanzado y el que la afección pulmonar se esté identificando más a tiempo.

Uno de los testigos de este avance en la isla lo ha sido el Dr. Teodosio Rucabado, cardiólogo del Hospital Auxilio Mutuo y codirector de la Clínica de Hipertensión Arterial Pulmonar de la institución hospitalaria, fundada también por los neumólogos Dr. Álvaro Aranda y Dra. Elba Martin.

Rucabado, con práctica en el Hospital Municipal de San Juan, ha enfilado su carrera médica para salvaguardar la calidad de vida de estos pacientes desde el campo de la cardiología junto a sus colegas neumólogos, pues parte de la función de la cardiología es interpretar los estudios del ecocardiograma con Doppler, como parte del diagnóstico de la enfermedad.

Cabe señalar que parte del perfil de estos pacientes en su mayoría figuran mujeres, y entre dicha población puertorriqueña impera las condiciones reumáticas, como la artritis y la esclerodermia, según el cardiólogo.

Se considera que su incidencia en los Estados Unidos es de 15 pacientes por un millón de habitantes anualmente, mayormente por causa idiopática. También, entre los pacientes que desarrollan la HAP, están aquellos que han sufrido embolia pulmonar y ciertas mutaciones genéticas.  

Más allá, Puerto Rico cuenta con la clínica en San Juan manejada desde el 2011 por el trío de especialistas -aunque existen otros galenos en la isla que manejan la HAP- y que tratan sobre 110 de pacientes, entre ellos, el primero  diagnosticado por el Dr. Rucabado hace 19 años.

“Es un diagnóstico difícil de realizar porque los síntomas de la condición se pueden confundir con muchas cosas, porque se trata de falta de aire y fatiga. Antes los pacientes tenían que irse a los Estados Unidos a buscar un diagnóstico y tratamiento o eran tratados como asmáticos y otras condiciones. Desde el 1997 la isla contó con el primer tratamiento para esta condición”, narró a la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP) Rucabado.

“Antes (cerca del 1991) la expectativa de

vida para estos pacientes era de dos años aproximadamente. Hoy día el primer paciente que diagnostiqué hace 19 años lleva los mismos años vivo. Esto ha mejorado grandemente.  La cantidad de pacientes ha ido aumentando, no por la incidencia, sino que hemos logrado que se reconozca más la condición y se está diagnosticando más. Ha sido el mayor avance de los últimos años”, aseguró, quien resaltó además la labor de los neumólogos detectando y concienciando sobre la condición en la isla.

De otra parte, el Dr.Aranda, quien además de codirector de la clínica de HAP, ha fungido como presidente de la Coalición de Asma de Puerto Rico, coincidió con Rucabado exponiendo que «hemos avanzado mucho en la concientización de los médicos en la isla, aunque aún hay gente y médicos que no sabe de la condición. Esta enfermedad es una mortal y catastófrica y puede ser peor que muchos tipos de cáncer».

«Hay que hacer un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado y agresivo. Como equipo de médicos que trata a estos pacientes, estamos trabajando para certificarnos como centro de tratamientos de la Hipertensión Arterial Pulmonar a nivel mundial,  porque contamos con servicio de psicología clínica especializada en HAP, enfermería y coordinadora de investigación que ayuda que estos pacientes tengan medicamentos sin costos gracias a los estudios clínicos», anunció.

Finalmente, hoy día además de las terapias orales, estos pacientes cuentan con tratamientos intravenosos disponibles en la isla que evitan que tengan que acudir a los Estados Unidos a recibirla.

“Todavía tenemos camino que recorrer para que estos pacientes acudan al sitio adecuado para ser diagnosticados. Mientras más temprano se diagnostiquen, menor daño tendrán (estos pacientes). También se tratan de medicamentos caros”, confesó por su parte el Dr. Rucabado.

 

Comentarios

X