Mitos del consumo de azúcares en pacientes diabéticos

La alta prevalencia que se está presentando en la población, supone un mayor esfuerzo de la comunidad médica y científica por educar sobre los mitos alrededor de la ingesta de azúcares en pacientes con diabetes.

Alexander Triana Yanquén

    Mitos del consumo de azúcares en pacientes diabéticos

    Metabolismo flexible

    Según el Dr. Jaime Claudio, médico de familia, investigador profesor del Recinto de Ciencias Médicas aseguró que envejecer saludablemente es un arte y tiene que ver con un metabolismo flexible: “esta flexibilidad metabólica quiere decir que, si usted puede consumir combustible de azúcar y alternar a la quema de grasa, tiene unas potentísimas implicaciones de que usted va a vivir una larga vida, porque cuando usted deja de comer o restringe los carbohidratos, usted obliga a unos mecanismos compensatorios en el organismo”, dice. 

    Por ejemplo: “después de 12 horas de estar ayunando, ya se acabaron los combustibles de azúcares almacenados y el cuerpo necesita empezar a degradar grasas”, aclara. De allí la relevancia que tiene una alimentación balanceada, pero ¿Por qué se dice que consumir azúcar es malo para la diabetes?

    El mito de la ingesta de azúcares en pacientes con diabetes

    El mito que ha surgido entre las personas, es la relación que tiene el azúcar en demasiadas cantidades y el clásico “eso es malo” de las madres en casa. Diferentes estudios en pro de combatir la enfermedad y de comprender mejor los daños y complicaciones que produce, se han centrado en demostrar que, por ejemplo: el consumo regular de bebidas azucaradas, aumenta hasta un 25 % el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

    Claro está, aun no se ha podido establecer que el azúcar sea el causante de la diabetes, pero sí se sabe que esta enfermedad se produce porque el organismo no puede asimilar o producir glucosa en cantidades beneficiosas para el organismo.  

    Por su parte, el doctor Claudio asegura: “lo que hemos descubierto en los últimos años es que esta adaptación metabólica, es la capacidad de decir: no hay azúcar, vamos a quemar grasas y se despierta toda una serie de mecanismos de defensa, de limpieza, porque al final del día cuando el organismo ve que está pasando una situación de crisis, dice: limpia la casa, prepárate para un huracán, y eso que llamamos hormesis, que pasa con el ejercicio también, por eso los baños de agua fría y caliente son buenos”, comenta.

    Es decir, el cuerpo cumple una función adaptativa para que el sistema metabólico reaccione: “Todo esto son mecanismos para provocar la adaptación metabólica del cuerpo y son muchas cosas que pueden ayudar a que la mitocondria que al fin del día es la planta de producción de energía, y si esa planta está limpia, es capaz, pues usted va a tener múltiples beneficios. Así que, lo que estamos hablando hoy es de soltar el vapor a la planta de producción de energía que saque calor”, aclara Claudio

    Puerto Rico y el mundo en cifras

    Recientemente la compañía Abartys Health, reveló un estudio en el que las cifras indican que aproximadamente el 48 % de la población puertorriqueña tiene diabetes y prediabetes. Por otro lado, la Federación Internacional de Diabetes, estima que para el 2030, en el mundo 552 millones de personas (9,9 %) padecerán de diabetes

    Esto nos remite a considerar la importancia de los alimentos que consumimos, porque la mayoría de los alimentos se convierten en azúcar (también llamada glucosa) que se libera en el torrente sanguíneo para ser usada como la principal fuente de energía de nuestro cuerpo.

    El manejo de azúcar en la sangre

    Cuando el azúcar entra en la sangre, se convierte en glucosa; un combustible de energía vital para el organismo pero hay tres reacciones fundamentales en el proceso: Para empezar, el páncreas libera insulina cuando su nivel de azúcar en la sangre aumenta después de comer. 

    Lo otro que ocurre, es que la insulina funciona como una llave que permite que el azúcar en la sangre entre a las células del cuerpo para que estas la usen como energía. Claro está, cuando los niveles de azúcar e insulina en la sangre son altos, el hígado absorbe azúcar y la almacena como glucógeno. El hígado puede convertirlo otra vez en azúcar cuando sea necesario para tener energía. Así lo explica el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades.

    Factores de aumento o reducción de azúcar en la sangre

    Los especialistas recomiendan que esté atento a las señales que genera su cuerpo. Ya hemos mencionado en estos contenidos enfocados en diabetes que las personas con obesidad, que fuman, que padecen hipertensión, o antecedentes familiares son las que tienen riesgo de desarrollar diabetes, pero hay signos y señales que pueden ayudarle a tomar la decisión de consultar con el médico tratante.

    Hay factores que hacen que sus niveles de azúcar presenten variedad, por ejemplo: enfermarse, tener estrés o comer ciertos alimentos podría hacer que sus niveles aumenten. Por otra parte, cuando toma medicamentos, hace más actividad física o come menos de lo habitual, sus niveles podrían bajar.

    Hiperglucemia e hipoglucemia

    A los niveles altos se les conoce como hiperglucemia. Si esto se mantiene en el tiempo, puede causar problemas de salud graves de largo plazo y los síntomas que se asocian a ello son: sentirse muy cansado, estar sediento, tener la visión borrosa o tener que orinar más seguido.

    Por otra parte, tenemos el caso cuando los niveles de azúcar están más bajos, a esto se le conoce como hipoglucemia, y su nivel de azúcar en la sangre ha descendido a menos de 70 mg/dL. Esto es más común en las personas con diabetes tipo 1. 

    Tenga en cuenta que un nivel bajo de azúcar en la sangre es peligroso y debe tratarse lo antes posible. Si usted recibe insulina o toma ciertas pastillas para la diabetes, es más propenso a que sus niveles estén bajos, aunque tenga diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2.

    Cambio de hábitos

    Los cambios de hábitos en su cotidianidad influyen directamente en el desarrollo y manejo de la diabetes. El mantener una dieta balanceada y reducir la ingesta de ciertos alimentos como ultraprocesados o azúcares refinados, le será beneficioso. 

    ”Entonces lo que hemos encontrado los últimos años, es que usted puede mejorar la calidad de lo que usted come, reteniendo los azúcares sencillos e inclinándose hacía las plantas. No es que usted tenga que ser vegetariano, pero si usted está en 90 % de alimentos ultraprocesados, usted no va a tener una larga vida, pero si usted ya se me inclina a un 50 % de lo que hay en ese plato, es alimento viviente, es vegetales, fruta”, asegura el doctor Claudio.

    Concluye el doctor Claudio mencionando un ejemplo sencillo en el que se muestra la relevancia de la alimentación metabólica como beneficio, especialmente en el control de enfermedades como la diabetes: “No hay nada más procesado que el chiguis, vamos a suponer que usted se come unas galletitas de chiguis cuando llegue a la casa; usted me cambia eso a unos pepinillos con queso de cabra. Oígame, usted ya mejoró su alimentación enormemente porque el queso de cabra tiene los ingredientes (el MCTO), que se usa para promover que este fenómeno pase en la mitocondrias y se disipe energía”, concluye.

    Mas noticias de Endocrinología-Diabetes