Prevalece el uso de la aspirina sin indicación médica

Prevalece el uso de la aspirina, a pesar de la evidencia sobre el riesgo de tomarla sin indicación médica

Redacción MSP con información de Annals of Internal Medicine e INFOBAE

Una vez más, la aspirina se encuentra bajo la lupa. Y es la ingesta a diario sin receta médica o sin necesidad por parte de muchas personas se volvió a evidenciar en un nuevo estudio, en donde se revelaron los riesgos de sangrado consistentes asociados con el uso diario de aspirina sin motivo alguno.

A pesar de que el 2018 fue el año en el que dos grandes investigaciones de la American Heart Association y el American College of Cardiology revelaron que una dosis diaria de aspirina puede generar más inconvenientes que beneficios en personas sanas, dado que aumenta el riesgo de hemorragias internas y otros efectos secundarios, las personas siguen automedicándose.

En este contexto, una nueva investigación publicada en Annals of Internal Medicine reveló que los estadounidenses mayores de 40 años usan la aspirina para la prevención primaria de enfermedades cardiovasculares sin recomendación de un profesional de la salud.

«Aunque las evidencias anteriores de la American Heart Association y el American College of Cardiology recomendaban la aspirina solo en personas sin riesgo elevado de sangrado, las pautas de 2019 ahora recomiendan explícitamente contra el uso de la aspirina entre las personas mayores de 70 años que no tienen enfermedades cardíacas o derrames cerebrales existentes», dijo autor principal Christina Wee, profesora asociada de medicina del HMS en Beth Israel Deaconess. «Nuestros hallazgos sugieren que una parte sustancial de los adultos puede estar tomando aspirina sin el consejo de su médico y potencialmente sin su conocimiento«.

Para el médico cardiólogo Jorge Tartaglione, presidente de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA), esta nueva evidencia ahonda en una creencia sostenida hace mucho. «La aspirina en una persona sin problemas cardíacos no previene la posibilidad de tener a futuro un problema del corazón», dijo a Infobae.

Utilizando datos de la Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud (NHIS, por sus siglas en inglés) de 2017, el equipo de investigadores descubrió que aproximadamente una cuarta parte de los adultos de 40 años o más sin enfermedad cardiovascular (aproximadamente 29 millones de personas)  informó tomar aspirina diariamente para la prevención de enfermedades del corazón. De estos, unos 6,6 millones de personas lo hicieron sin la recomendación de un médico.

Con respecto a la tercera edad, casi la mitad de los adultos mayores de 70 años, sin antecedentes de enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular, respondió haber tomado aspirina diariamente. Los autores señalaron que aquellos con historial de enfermedad de úlcera péptica, otra contraindicación para el uso rutinario de aspirina, no se asoció significativamente con un menor uso de aspirina como era de esperar.

Para el médico cardiólogo la automedicación es fatal: «Es vital que cada paciente evalué el uso de la aspirina con su médico de cabecera. Sin excepción, no se pueden auto recetar el uso de la misma».

Muy distinto es, según enfatizó el especialista, «su efecto en personas que ya han tenido algún evento cardiovascular, para las cuales la toma de la aspirina se indica para no incrementar el riesgo de volver a padecerlo».

«Si la recomendación del médico es tomarla, se debe continuar haciéndolo. Pero si lo hacía para prevenir un infarto, primero debe recurrir a su médico quien indicará qué es lo mejor en su caso», concluyó Tartaglione.

Comentarios

X