Investigación demuestra vínculo entre la dieta occidental y la incidencia del cáncer colorrectal

La dieta rica en carne roja, procesada y carbohidratos refinados está relacionada con mayor riesgo de este tipo de cáncer.

Luisa Ochoa

    Investigación demuestra vínculo entre la dieta occidental y la incidencia del cáncer colorrectal

    Una nueva investigación ha demostrado que la dieta occidental, rica en carne roja y procesada, azúcar y cereales/carbohidratos refinados, está relacionada con un mayor riesgo de cáncer colorrectal a través de la microbiota intestinal.

    Los investigadores, del Brigham and Women's Hospital (Estados Unidos), examinaron los datos de más de 134.000 participantes de dos estudios de cohorte prospectivos realizados en EE.UU. El equipo analizó los patrones dietéticos, así como el ADN de las cepas de Escherichia coli encontradas en más de 1.000 tumores colorrectales.

    El equipo buscó cepas bacterianas portadoras de una isla genética distinta conocida como sintasa de policétidos (pks). La pks codifica una enzima que se ha demostrado que provoca mutaciones en las células humanas.

    En general, el equipo descubrió que la dieta occidental se asociaba con tumores colorrectales que contenían altas cantidades de E. coli pks+, pero no con tumores que contenían poca o ninguna cantidad de E. coli pks+.

    "Estos resultados apoyan nuestra hipótesis de que las dietas de estilo occidental aumentan el riesgo de cáncer colorrectal a través de su efecto sobre pks+ E. coli. Este es el primer estudio que relaciona la dieta occidental con bacterias patógenas específicas en el cáncer", explicó Shuji Ogino, uno de los responsables de la investigación, que se ha publicado en la revista científica Gastroenterology.

    Además, también indicó que "nuestra siguiente pregunta es qué componente de la dieta y el estilo de vida occidentales se relaciona con el cáncer colorrectal que contiene esta especie bacteriana".

    Cáncer colorrectal en Puerto Rico

    El cáncer colorrectal es la primera causa de muerte por cáncer en la mujer y la tercera en el hombre. Según la Coalición de Cáncer Colorrectal en Puerto Rico, cada día 5 personas son diagnosticadas con cáncer colorrectal. 

    Cabe destacar que la presencia de pólipos -pequeñas masas localizadas en el colon- en el colon aumenta el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal. 

    "El cáncer de colon es altamente prevenible y detectarlo en etapas tempranas permite una sobrevida a 5 años de más de 90%", enfatizó por su parte el Dr. Rafael Medina, pasado presidente de la Asociación Puertorriqueña de Gastroenterología. 

    Síntomas más frecuentes

    -Sangre en las heces: es uno de los síntomas más frecuentes del cáncer de colon, puede tratarse de sangre de tono rojizo, o de sangre negra, que se mezcla con las heces, dando lugar a deposiciones de color negro. A veces el sangrado es tan escaso que no se ve a primera vista, pero sí puede detectarse en un test de sangre oculta en heces, tras cierto tiempo de sangrado, suele aparecer una anemia que a su vez puede provocar otros síntomas como el cansancio.

    Cambio en el ritmo de las deposiciones: aparece diarrea o estreñimiento (y, con frecuencia, intercalados entre sí) en personas con ritmo intestinal previo normal.

    -Heces más estrechas: generalmente debido a que el tumor está estrechando el intestino y no permite su paso normal.

    -Tenesmo o sensación de evacuación incompleta: suele aparecer en tumores localizados en el recto o el tramo final del colon.

    -Dolor abdominal: es frecuente, aunque por lo general se trata de un dolor inespecífico. Cuando el tumor cierra parcialmente el tubo intestinal se produce un cuadro de dolor parecido al de un cólico.

    -Pérdida de peso o anemia sin causa aparente.

    Si se detecta precozmente, se puede curar en el 90% de los casos. Para ello, es importante someterse a los cribados y saber identificar las señales de alerta.

    Mas noticias de Oncología-Hematología