Estudio sugiere que la terapia celular con linfocitos revertiría cáncer de pulmón de células no pequeñas

Los investigadores dicen que estos primeros datos indican que los TIL pueden mediar respuestas efectivas en subtipos de tumores que no son sensibles a la terapia tradicional dirigida a puntos de control inmunológico.

Javier Erazo

    Estudio sugiere que la terapia celular con linfocitos revertiría cáncer de pulmón de células no pequeñas

    "Esto puede ser particularmente alentador para el gran subconjunto de pacientes que nunca han fumado, para quienes históricamente los inhibidores de los puntos de control inmunológico han tenido una eficacia limitada", dicen los investigadores.

    De acuerdo con el estudio presentado el pasado mes de julio, la terapia celular adoptiva con linfocitos infiltrantes de tumores (TIL) dio lugar a respuestas completas y duraderas en 2 de 16 pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPCNP) metastásico que se sometieron por completo a la terapia en un estudio de fase 1.

    "Encontramos que la infusión de TIL en combinación con linfodepleción e IL-2 tenía una toxicidad manejable y regresiones tumorales mediadas en varios pacientes, incluidas respuestas completas. Por lo tanto, la terapia con TIL puede extender el alcance y el impacto de la inmunoterapia a poblaciones más amplias", informó Benjamin Creelan, MD, del Moffitt Cancer Center & Research Institute, Tampa, Florida, y colegas.

    Los TIL cultivados a partir del tumor de un paciente individual se expandieron ex vivo a partir de tumores picados cultivados con interleucina-2 (IL-2). A través de este método, "miles de millones de células T activadas se pueden producir y volver a infundir en un paciente", explican los autores.

    Las TIL, una forma de inmunoterapia, se han estudiado extensamente en el melanoma, como informaron investigadores a través de Medcaspe, pero esta es la primera prueba de la terapia TIL en el CPCNP metastásico.

    Médicos alagan resultados y esperan que avancen a la siguiente fase 

    Los resultados son "muy impresionantes con dos respuestas completas que están en curso 1,5 años después, por lo que es duradero y eso es alentador", dijo Fred Hirsch, MD, PhD, director del Centro de Excelencia para Oncología Torácica en el Instituto de Cáncer Tisch de Mount Sinai en Nueva York City, quien pese no haber participado en el estudio ha seguido muy de cerca lo que publicaron sus colegas. 

    También opinó sobre el estudio, Philip Greenberg, MD, profesor y jefe de inmunología, Fred Hutchinson Cancer Center, Seattle, Washington, dijo: "En algunos aspectos, es bastante prometedor y, en otros aspectos, en realidad más limitado de lo que cabría esperar". 

    "Creo que es una gran demostración de que hay actividad aquí y hay un mundo de cosas que se pueden hacer para mejorar la actividad y sin duda eso se hará. Después de esta prueba, estoy seguro de que veremos pruebas de próxima generación, "dijo Greenberg.

    Dijo que las cuestiones clave en el futuro son cómo se seleccionan y fabrican las células: "Esa será una pieza fundamental para mejorarla".

    "Ahora hay un mundo de datos que dice que las células T que reconocen mutaciones en cánceres pueden ser efectivas en tumores sólidos", dijo Greenberg.

    "Mantener esa respuesta sigue siendo un gran obstáculo para lograr los tipos de beneficios terapéuticos que nos gustaría lograr. Y que esa respuesta sea lo suficientemente amplia, particularmente en el entorno donde la mayoría de las mutaciones son solo mutaciones pasajeras, no oncogenes conductores, lo que va a requerir una forma de generar una gran población de células poli-específicas que puedan persistir durante mucho tiempo", comentó además.

    Con todo, este estudio fue un "esfuerzo de granjero" y los investigadores "merecen mucho crédito por impulsarlo", finalizó Greenberg.

    Fuente: Medscape

    Mas noticias de Oncología-Hematología