Síndrome de piernas inquietas estaría relacionado con accidentes cerebrovasculares, según estudio

"Estas ubicaciones de accidentes cerebrovasculares podrían ser factores predictivos para sRLS", señalan.

Yolimarian Torres Yolimarian Torres

    Síndrome de piernas inquietas estaría relacionado con accidentes cerebrovasculares, según estudio

    Tras conocerse el resultado, se encontró que luego de una nueva investigación se identificó que el tronco cerebral lenticuloestriado y ventral son las principales regiones implicadas en el síndrome de piernas inquietas relacionado con el accidente cerebrovascular (s-RLS). Los investigadores también observaron disfunción dopaminérgica en pacientes con sRLS.

    "Los médicos deben conocer las características del sRLS para un diagnóstico apropiado", especialmente porque "hay tratamientos eficientes disponibles para aliviar los síntomas de los pacientes", escriben los autores, dirigidos por Elisabeth Ruppert, MD, Departamento de Neurología, Sueño y Clínica de Electrofisiología, Hospital Universitario de Estrasburgo, Francia.

    El estudio fue publicado en línea en el European Journal of Neurology y refiere que una condición neurológica común, RLS se caracteriza por una necesidad irresistible de mover las extremidades inferiores, señalan. Los síntomas mejoran con el movimiento y empeoran con el reposo y la noche.

    Las investigaciones muestran que el RLS reduce la calidad de vida y que las formas graves pueden ser debilitantes y aumentar la mortalidad.

    Los autores caracterizan lo que llaman "la entidad emergente de sRLS" en una serie de 16 pacientes: ocho hombres y ocho mujeres de 41 a 81 años. Estos pacientes fueron hospitalizados en la Unidad de Accidentes Cerebrovasculares del Hospital Universitario de Estrasburgo y se les diagnosticó RLS de novo (12 pacientes) o una clara exacerbación de SPI anterior.

    Como el SPI precedió a los síntomas del accidente cerebrovascular en algunos pacientes, los autores creen que el término SPI "relacionado con el accidente cerebrovascular" es más preciso que el término SPI "posterior al accidente cerebrovascular".

    Ninguno de los participantes tenía otra condición que no fuera sRLS que pudiera explicar sus síntomas. Ninguno tenía antecedentes familiares de SPI, tomaba medicamentos implicados en la fisiopatología del SPI o presentaba síntomas clínicos de neuropatía.

    La resonancia magnética cerebral se realizó en todos los pacientes dentro de las 48 horas posteriores a su accidente cerebrovascular.

    "La cuestión de cómo la mayoría de los síntomas bilaterales y simétricos del SPI se relacionan con un accidente cerebrovascular unilateral que involucra una pierna o incluso una extremidad superior es intrigante", escriben los autores.

    El área lenticuloestriada estuvo involucrada en ocho pacientes con accidente cerebrovascular; era del lado izquierdo (hemisferio dominante) en seis y del lado derecho (hemisferio menor) en dos. Siete pacientes sufrieron un derrame cerebral ventral, afectando la protuberancia en seis y el bulbo raquídeo en uno.

    "Estas ubicaciones de accidentes cerebrovasculares podrían ser factores predictivos para sRLS", señalan.

    El cuerpo del núcleo caudado fue la estructura lesionada con mayor frecuencia en aquellos con accidente cerebrovascular en la región lenticuloestriada. "El papel exacto de esta estructura de relevo que recibe una rica inervación dopaminérgica sigue sin estar claro", dijeron los autores.

    Explicaron que el aumento de la síntesis de dopamina en el cuerpo estriado ipsilateral al infarto podría deberse a la plasticidad neural local. "En pacientes predispuestos, el accidente cerebrovascular en el área lenticuloestriada podría desequilibrar un equilibrio neurobiológico finamente afinado en el cuerpo estriado y conducir a una disfunción en los circuitos cortico-estriados-tálamo-corticales".

    Pero se desconoce si el estado hiperdopaminérgico en el sRLS lenticuloestriado es una asociación o la causalidad, dijeron.

    En el caso de un accidente cerebrovascular ventral del tronco encefálico, el sRLS podría ocurrir como resultado de un tracto corticoespinal descendente lesionado, o fibras corticopontocerebelosas dañadas, o porque esta condición necesita que ambos tractos estén lesionados, concluyen los investigadores.

    "Esto podría impactar en los receptores de dopamina espinales y desequilibrar los circuitos sensoriomotores en la médula espinal, una puerta de entrada para el procesamiento sensorial de los síntomas".

    Fuente consultada aquí

    Licenciada en Comunicación Social egresada de la Universidad de Los Andes, Táchira, Venezuela. Locutora Certificada por la Universidad Central de Venezuela. Redactora de Medicina y Salud Pública.

    Mas noticias de Cardiovascular