En Puerto Rico podría aprobarse el primer medicamento para revertir el daño de la nefropatía diabética a nivel mundial

Nueva esperanza de vida para los pacientes con nefropatía diabética en Puerto Rico.

Y es que investigadores puertorriqueños son parte de la investigación clínica de lo que podría ser el primer medicamento a nivel mundial que podría revertir el daño renal que provoca la enfermedad del riñón y diabetes en los pacientes puertorriqueños.

La Fase 3 del estudio clínico de Finerenone, un antagonista de receptores mineralocorticoides, conocido también como un inhibidor de la hormona aldosterona sobre el riñón, inicia en la clínica de investigación GCM Medical Group, dirigida por el Dr. Gregorio Cortés Maisonet, principal investigador y fundador.

El científico cursó sus estudios en Medicina en la Universidad Autónoma de Guadalajara, actualmente cursará una certificación postdoctoral en Harvard Medical School, donde pulirá destrezas científicas para investigaciones a nivel clínico.

Cortés Maisonet fundó el centro de investigación clínica en conjunto con médicos primarios hace 11 años, donde se han destacado publicando avances científicos desde el 2009 también en enfermedades reumáticas y endocrinas.

Son 9 los investigadores clínicos que actualmente están inmersos en 16 protocolos de investigación, donde varios de estos esperan por el reclutamiento de pacientes.

Se está investigando este medicamento para el manejo y tratamiento de los pacientes con nefropatía diabética, que tiene una prevalencia altísima en Puerto Rico y una mortalidad elevada, considerando que los pacientes están en un fallo renal crónico y puede desembocar en diálisis. Los pacientes renales y de diálisis tienen una mortalidad cardiovascular que es hasta cinco veces mayor que en un paciente normal”, explicó a la Revista Puertorriqueña de Medicina y Salud Pública (MSP) el científico.

Esto podría ser una nueva alternativa de tratamiento para estos pacientes, porque actualmente las alternativas que existen de medicamentos solo se concentran en

ayudar a retrasar la progresión de la enfermedad. Supongo que hay otros protocolos de investigación, pero ninguno con este tipo de medicamentos que revierta el daño de la enfermedad en los riñones”, confirmó.

Los pacientes reclutado en este estudio clínico pueden beneficiarse del mismo hasta un periodo de cinco años.

Aspiramos a reclutar sobre 20 pacientes, pero al ser un estudio multicéntrico, doble ciego, aleatorio, y serán reclutados sobre 2,000 pacientes a nivel mundial. Tenemos toda una gama de posibilidades para incluir a estos pacientes tanto con el inicio de enfermedad o que esté en una etapa avanzada”, argumentó.

Esto ayudará a revertir los daños de la nefropatía diabética y el daño al riñón de ese paciente con fallo renal crónico. De la misma manera, el estudio medirá la disminución de la mortalidad cardiovascular del paciente. Este estudio además de la calidad de vida, va dirigido a ayudar la supervivencia de este tipo de pacientes”, declaró.

El costo promedio de un paciente con nefropatía diabética con diálisis es 1.8 veces mayor en comparación con aquellos que no padecen de la enfermedad crónica, lo que podría redundar en un alza en la incidencia de la mortalidad de la afección, señaló el investigador.

El coordinador de estudio es Ángel Alicea y pueden comunicarse con al 787.922.0483.

 

Comentarios

X