Editorial: Dr. Johnny Rullán

Dr. Johnny Rullán,
Ex- Secretario Departamento de Salud de Puerto Rico
Epidemiólogo y Asesor en Salud

En Puerto Rico tenemos cinco prioridades con las que podríamos abaratar costos y tener un sistema de salud financiable. Número uno, las enfermedades crónicas como la diabetes, los embarazos en adolescentes, las personas alcohólicas sin ningún tipo de tratamiento, las personas con problemas de abuso a sustancias controladas, incluyendo con salud mental y la quinta las personas que no duermen bien que son un 30% en Puerto Rico. Si se resuelven estas cinco cosas, tú resuelves el 80% de los problemas de salud y del sistema de salud de Puerto Rico.

Tenemos cerca de 500 mil pacientes en Puerto Rico tratando de salvar sus ojos, riñones, pies y piernas para que no los amputen. Si tenemos un plan de prevenga los factores de riesgo, los gastos disminuirían grandemente. 20% de los embarazos en Puerto Rico son de adolescentes. Esto también representa otra carga adicional al sistema de salud.

También, aquellos con problemas de alcohol generan violencia doméstica, accidentes de autos, problemas de Enfermedad de Transmisión Sexual y el gasto que la persona tiene comprando el alcohol. Aquí no hemos gastado un centavo en salud pública.

No es normal que estemos dando tantas pastillas para que la gente vaya a dormir. Estamos dándolas porque no realizamos el ejercicio preventivo para estas personas. Y se siguen recetando porque somos un servicio de prestación de salud, incluyendo a los pacientes con condiciones mentales.

Pensemos que no tenemos fondos federales, unos $1.5 billones. Comenzando por los militares, ninguno debe ser parte de la reforma de salud del gobierno. Todos tienen cubierta como veteranos.

Segundo, los que pueden pagar un celular y carro, pueden pagar también su plan médico. Otro factor bien importante, es que sea un plan de reestructurar el sistema de salud por 10 años que no se altere.

También, ¿para qué se necesita un hospital regional de Bayamón que lo que tienen son pérdidas de unos $65 millones? Que lo envíen a Centro Médico, donde hay mil y pico de camas y enfermeras. No podemos seguir duplicando servicios.

El secretario de Salud no puede ser una figura que cambie cada cuatro años. Tiene que ser a 10 años. Ese cáncer que tenemos tenemos que resolverlo, como lo tenemos en procuradurías y contraloras. Con todo esto, el gobierno de Puerto Rico se ahorraría casi unos mínimos $10 billones con 10 años de disciplina. El cambio cada cuatro años nos ha costado muchísimo.

Comentarios

X