Descubren nuevos usos en psiquiatría de medicinas para la diabetes e hipertensión

Descubren nuevos usos en psiquiatría de medicinas para la diabetes e hipertensión Existe evidencia de que las personas con esquizofrenia, trastorno bipolar u otras enfermedades psicóticas tienden a recibir infratratamiento de su salud física.

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Una nueva investigación desarrollada por la University College London dada a conocer en la versión web de JAMA  Psychiatry, abre un nuevo debate acerca de un nuevo posible uso de fármacos normalmente utilizados en el tratamiento de diabetes, hipertensión, entre otras condiciones. De acuerdo con la investigación, las estatinas y la metformina también beneficiarían a pacientes psiquiátricos.

Según el sitio web, para llegar a esta conclusión se realizó un estudio observacional a gran escala. En él, hallaron que personas afectadas con esquizofreniatrastorno bipolar o psicosis no afectiva reducían sus posibilidades de hopsitalización psiquiátrica, si previamente eran expuestos a cualquiera de estas medicinas, en comparación con los lapsos de tiempo en los que recibían las medicinas. Un importante adicional es que los pacientes con esquizofrenia o trastorno bipolar tenían menos probabilidad de autolesión durante lapsos de exposición.

Ha habido una falta de desarrollo de nuevos fármacos para esos trastornos graves, pero investigación indica que diversos fármacos ya autorizados para otras indicaciones pueden tener efectos positivos sobre síntomas psiquiátricos», explicó a Medscape Noticias Médicas el primer autor, Joseph Hayes, Ph. D., de la Division of Psychiatry, en la University College London, en Londres, Reino Unido.

Según MedScape, medio que obtuvo la información original, los científicos revisaron y analizaron datos de 142.691 pacientes, representados por 76.759 con trastorno bipolar, 30.954 con esquizofrenia y 34.978 con psicosis no afectiva. Sin embargo, centraron su atención en las personas a las que se les recetó estatina (con el fin de reducir el colesterol o tratar cardiopatías), biguanidas (como metformina) para tratar la diabetes y antagonistas de los canales del calcio de tipo L (como verapamilo) para tratar la hipertensión.

Según el artículo publicado, la variedad en el tiempo de exposición a estatinas, antagonistas de canales del calcio de tipo L y biguanidas se relacionaron significativamente con una reducción en las tasas de hospitalización psiquiátrica por trastorno bipolar, esquizofrenia y psicosis no afectiva.

Tabla 1. Cocientes de riesgo ajustados para la hospitalización durante la exposición (IC 95%)

TrastornoEstatinasAntagonistas de canales del calcio de tipo LBiguanidas
Trastorno bipolar0,86 (0,83 – 0,89)0,92 (0,88 – 0,96)0,80 (0,77 – 0,84)
Esquizofrenia0,75 (0,71 – 0,79)0,80 (0,74 – 0,85)0,73 (0,69 – 0,77)
Psicosis no afectiva0,80 (0,75 – 0,85)0,89 (0,83 – 0,96)0,85 (0,79 – 0,92)

En esta etapa no estamos sugiriendo que las personas con enfermedades mentales modifiquen su tratamiento, y no recomendaríamos utilizar estos fármacos en vez de los habituales para las enfermedades mentales graves», señaló Hayes a Medscape.com

Sin embargo, existe evidencia de que las personas con esquizofrenia, trastorno bipolar u otras enfermedades psicóticas tienden a recibir infratratamiento de su salud física. En particular, tienen más riesgo de enfermedad cardiovascular, hipertensión y diabetes, enfermedades para cuyo tratamiento fueron concebidos estos fármacos. Por tanto, es conveniente que los pacientes colaboren con sus médicos a fin de optimizar la prescripción para estos trastornos físicos, lo cual puede tener efectos beneficiosos adicionales sobre la salud mental», añadió en su entrevista al portal web.

Los autores de este estudio indican correctamente que si se verifican estos hallazgos, los fármacos en los que se fundamentó este estudio podrían ser una opción complementaria en el tratamiento de trastornos mentales. Así, se reducirían riesgos y complicaciones a los que se exponen este tipo de pacientes. Además, permitiría que los pacientes reciban nuevos beneficios en el tratamiento de su respectiva enfermedad, mientras se confirman nuevos hallazgos o surgen medicamentos novedosos más efectivos.

Comentarios

X