Cirujano puertorriqueño realiza reconstrucción de oído en adolescente

Doctor Yoel Rojas, un cirujano plástico

Giovanny Vega De Lleguas
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Emprender un futuro lejos de tu patria suele ser decisión difícil, pero si hay algo que nunca desaparece es el lazo inquebrantable que te mantiene cerca de tu país o el agradecimiento interminable hacia aquellos que fueron importantes en tu desarrollo profesional.

Ese es el caso del doctor Yoel Rojas, un cirujano plástico, que se convirtió en el primer puertorriqueño en ejercer su profesión en el prestigioso Long Island Plastic SurgicalGroup, en New York, Estados Unidos.

Soy un puertorriqueño que está súper orgulloso de ser boricua, que le digo a todo el mundo que soy de Puerto Rico, pero que estoy en Estados Unidos porque tuve que venirme a entrenarme en cirugía plástica”, expresó Rojas en entrevista con la Revista de Medicina y Salud Pública.

Fue la creciente población boricua que comenzó a establecerse en suelo estadounidense y el arduo trabajo, lo que le abrió las puertas a una innegable oportunidad de empleo y que le ha permitido atender pacientes costarricenses, mexicanos, dominicanos, ecuatorianos, entre otros.

El entrenamiento que yo recibí fue en Puerto Rico, en Centro Médico. Me hice cirujano general y el entrenamiento fue base, crucial y sólido para yo ser exitoso en cirugía plástica. Se lo debo al Centro Médico, que fue excelente”, añadió el galeno, al recalcar que varias de sus amistades han logrado establecerse gracias a la preparación que les ha otorgado la institución boricua.

Mientras se entrenaba en cirugía plástica, Rojas organizó en dos ocasiones un grupo de voluntarios para viajar Puerto Rico y atender pacientes quemados y desfigurados que estuvieran en el Centro Médico.

Exitosa reconstrucción de oído en adolescente

Rojas, natural de Carolina, Puerto Rico, encabezó recientemente una reconstrucción de oído en un paciente con microtia, una deformidad congénita del oído externo.

El médico boricua, acompañado por el doctor Lukash,construyeron en el paciente adolescente un oído a base del medpor, un implante de polietileno biocompatible que sirve como marco estructural. El material fue cubierto por un tejido de músculo y fascia, que se extrae del cuero cabelludo, y por piel.

El uso de los implantes, aunque no es el objetivo estándar, es un uso aceptado que tiene grandes oportunidades de éxito”, reconoció Rojas, al destacar que los implantes que ha realizado han sanado muy bien en su totalidad.

Pese a que muchos de los pacientes se operan en la niñez, este caso específico era de un adolescente que no había tenido la oportunidad de pasar por el proceso quirúrgico en su país natal, Honduras.

Comentarios

X