Cáncer de ovario constituye un desafío clínico para la clase médica de la isla

Dr. Guillermo Tortolero, Director de Control de Cáncer y Ciencias Poblacionales del Centro Comprensivo de Cáncer de la Universidad de Puerto Rico (CCCUPR).

El tumor de cáncer de ovario no presenta síntomas y al detectarse, pudiera estar ya constituido en su etapa avanzada.

Precisamente este es el desafío científico y clínica que representa el cáncer de ovario para la comunidad de investigadores y médicos de la isla, según indicó a la Revista Puertorriqueña de Medicina y Salud Pública (MSP) el Dr. Guillermo Tortolero, Director de Control de Cáncer y Ciencias Poblacionales del Centro Comprensivo de Cáncer de la Universidad de Puerto Rico (CCCUPR).TORTOLERO 1

Los datos presentados por el Dr. Tortolero a MSP señalan que el cáncer de ovario presentó una tasa de incidencia entre los años 2008-2012 en la población de Estados Unidos de 7.5 por cada 100 mil mujeres, ocupando el décimo lugar entre las principales causas de muertes en féminas y la séptima causa de muerte por cáncer en mujeres.

«Este tipo de cáncer es el de menos estudio (científico) en Puerto Rico versus el cáncer de próstata y el cáncer de mama, pero sigue siendo un cáncer de bastante importancia sobre todo porque es un cáncer que se detecta en etapas tardías, normalmente en estadio 4, donde la vida del paciente se reduce sustancialmente. Sería ideal buscar estrategias clínicas y científicas para detectarlo en estadios más tempranos, pero todavía no tenemos tal herramienta”, reiteró el Dr. Tortolero a MSP.

De otra parte, en Puerto Rico, la Dra. Carmen Zorrilla, directora del Centro de Estudios Materno Infantiles (CEMI) del Recinto de Ciencias Médicas (RCM), expresó a MSP en una reciente entrevista que en Puerto Rico se diagnosticaron 2,086 casos de cáncer ginecológico entre el 2001 y 2003 y murieron 775 mujeres.

“Cada año se diagnostican aproximadamente 316 mujeres con cáncer de útero, 196 con cáncer de cuello uterino y 138 con cáncer de ovario, según estadísticas de cáncer en la isla. Además, 10.4% de las muertes de las mujeres se deben a algunos de estos tres tipos de cáncer”, señaló científica que logró eliminar la transmisión del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) de madre a infante en Puerto Rico y a nivel mundial.

Más aún, el Dr. Tortolero concordó con la Dra. Zorrilla puntualizando que la sintomatología de este tipo de cáncer es una “bien vaga” y que su sintomatología puede confundirse en un principio con otras etiologías.

TORTOLERO 3

“Esta enfermedad representa aún un reto clínico de diagnóstico temprano”, declaró Tortolero.

“El problema con el cáncer de ovario es que no da síntomas hasta que está en una etapa avanzada o son síntomas tan vagos que las mujeres no lo identifican. La mayor parte de las mujeres con cáncer de ovario han estado de 5 a 7 años con síntomas como le crece el abdomen, molestias no específicas y es hasta que el cáncer está avanzado que buscan ayuda”, explicó a MSP por su parte la doctora Zorrilla.

Asimismo, ambos investigadores subrayaron que las mujeres que están en mayor riesgos son las que tienen mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2, responsables del desarrollo de cánceres de seno y ovario

Alta la mortalidad del cáncer cérvico-uterino

Igualmente, el Dr. Tortolero manifestó que la mortalidad causada por el cáncer cérvico-uterino continúa alta en la isla y su causante principal sigue siendo el Virus del Papiloma Humano (VPH).

“En Puerto Rico las tasas que tenemos con el cáncer cérvico-uterino son un poco más altas en comparación con los Estados Unidos, con alrededor de un 30%. Alrededor del 12.4% de las mujeres en Puerto Rico son diagnosticadas con cáncer cérvico-uterino cada año mientras en los Estados Unidos es el 7.5%. En términos de mortalidad, estamos en similitud con Estados Unidos, con alrededor de un 8%”, estipuló.

“Esto puede deberse a que estamos detectándolo más por la capacidad de diagnóstico en estos momentos y por el aumento en las prácticas sexuales y el VPH, que es la causa principal. Hemos visto un ascenso en la población joven. Esta infección puede pasar por desapercibida, pero su recurrencia es lo que provoca el desarrollo de varios tipos de cánceres asociados”, formuló.

Comentarios

X