Las arterias rígidas predicen la diabetes mejor que la presión arterial

Una investigación que contó con el análisis de más de 11.000 personas demostró el hallazgo.

Luisa Ochoa

    Las arterias rígidas predicen la diabetes mejor que la presión arterial

    La rigidez arterial es un predictor extremadamente bueno de diabetes tipo 2 en el futuro, independientemente de la presión arterial. Sin embargo, los pacientes que tienen arterias rígidas y presión arterial alta corren el mayor riesgo de diabetes, como se demostró en una investigación de más de 11,000 personas en China.

    Para Xue Tian, MD, autor del estudio y miembro del departamento de neurología del Hospital Tiantan de Beijing, China, el estudio revela nuevas opciones para la prevención de la diabetes. "Identificar a las personas con alto riesgo de desarrollar diabetes es clínicamente relevante porque la intervención temprana puede prevenir la aparición de la enfermedad y retrasar su progresión", escriben los autores en Hypertension.

    Hallazgo "sorprendente"

    Estudios anteriores demostraron que la presión arterial alta es un factor de riesgo para la diabetes tipo 2. "Fue sorprendente al principio que la rigidez arterial sea un buen predictor de diabetes tipo 2", dijo Peter Schwarz, MD, primer presidente del grupo de trabajo sobre prevención de la Asociación Alemana de Diabetes

    "Sin embargo, la diabetes tipo 2 a menudo está precedida por muchos años de resistencia a la insulina, y la insulina es un factor de crecimiento muy potente, que también promueve la formación de placa aterosclerótica", agregó Schwarz.

    Para la investigación actual, los investigadores analizaron datos de 11.156 participantes en el estudio KaiLuan. Más de 100.000 empleados de la empresa química y de carbón KaiLuan, en Tangshan, China, han sido monitoreados desde 2006 en este estudio prospectivo. La presión arterial y el nivel de glucosa en ayunas se miden cada 2 años. Desde 2010 también se mide la velocidad de la onda del pulso; esto proporciona una indicación de la rigidez arterial.

    Una combinación peligrosa

    Para 2017, después de una mediana de 6 años, alrededor del 7 % de los participantes del estudio habían desarrollado diabetes tipo 2. Las personas con mayor rigidez arterial y presión arterial alta tenían el mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Su riesgo de diabetes era un 142 % más alto que el riesgo de las personas con una función vascular ideal: sin presión arterial alta y rigidez arterial normal.

    Sin embargo, incluso los participantes del estudio con presión arterial normal tenían un riesgo 111 % mayor de diabetes tipo 2 si sus arterias eran más rígidas que las de las personas con una función vascular ideal. Los participantes con presión arterial alta y rigidez arterial normal tuvieron el menor aumento en el riesgo de diabetes, con un 48 %.

    Sin embargo, entre los participantes del estudio con presión arterial normal, pero cuyas arterias estaban más rígidas, el riesgo de diabetes tipo 2 fue un 111 % mayor que entre aquellos con una función vascular ideal.

    El aumento más pequeño en el riesgo de diabetes, del 48 %, se registró entre los participantes con presión arterial alta y rigidez arterial normal.

    "Nuevas perspectivas"

    "Fue sorprendente que las personas con mayor rigidez arterial tuvieran más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2, independientemente de si tenían o no presión arterial alta", dijo el autor principal Anxin Wang, MD, también del Hospital Tiantan de Beijing. "Esta es una fuerte evidencia de que la rigidez arterial es un mejor predictor de diabetes tipo 2 que la presión arterial alta".

    Para Schwarz, que dirige el departamento clínico de prevención del Hospital Universitario de Dresde, hay una explicación lógica para este hallazgo. "A diferencia de la rigidez arterial, la presión arterial alta puede tener una variedad de causas, ninguna de las cuales necesariamente tiene nada que ver con la resistencia a la insulina". "Si la presión arterial alta y la resistencia a la insulina están presentes, esto conduce a una mayor rigidez arterial y aumenta el efecto predictivo".

    Sobre la base de sus resultados, los autores del estudio actual concluyen que el tratamiento simultáneo de la presión arterial alta y la rigidez arterial puede ayudar a reducir el riesgo de diabetes. El hecho de que la rigidez arterial haya demostrado ser un mejor predictor de la diabetes tipo 2 que la presión arterial también ofrece "nuevas perspectivas sobre las estrategias futuras para prevenir la diabetes".

    Relevancia clínica incierta

    Pero Schwarz duda de que medir la rigidez arterial pueda tener algún valor para prevenir la diabetes en la práctica clínica. "Por un lado, nadie está practicando la prevención estructurada de la diabetes en nuestro sistema de salud. Por otro lado, es un procedimiento costoso que solo lo realizarán ciertos especialistas".

    Schwarz expresó la esperanza de que la prevención de la diabetes en Alemania mejore mediante el uso de aplicaciones de salud digital. "Puedes darle al paciente una aplicación que le ayudará a practicar la prevención". 

    Iluminando la fisiopatología

    A pesar de esta observación, Schwarz enfatizó que la investigación de China "es un estudio enormemente significativo". Puede que no tenga ningún efecto directo en la práctica clínica, pero tiene un gran efecto en la comprensión fisiopatológica de la enfermedad y sus factores de riesgo metabólicos. Esto se debe a que "la rigidez arterial es un vínculo completamente lógico en la fisiopatología de la diabetes tipo 2, pero hasta la fecha no se le ha prestado atención".

    Fuente consultada aquí.

    Mas noticias de Endocrinología-Diabetes