El rol de la nutrición como preventivo del cáncer de próstata

En Puerto Rico el cáncer de próstata es una condición que aqueja a un gran porcentaje de la población masculina, tan es así que en muchas oportunidades no se detecta a tiempo por no realizarse las pruebas y chequeos médicos pertinentes.

Agencia SINC

    El rol de la nutrición como preventivo del cáncer de próstata

    En los últimos años en la isla ha habido mejoría en términos de buscar ayuda para el cáncer de próstata, aunque en algunas regiones como por ejemplo en el centro de la montaña, donde existe una cultura conservadora existe un miedo o vergüenza de escuchar que hay algo malo.   

    Algunos de los factores de riesgo asociados a esta condición es la dieta que llevamos, “según estudios, existe relación con la genética o la epigenetica (se están haciendo estudios en Ponce)” afirma el Dr. Gilberto Ruiz,

    “lo que nosotros consumimos, el ambiente al que estamos expuestos puede causar cambios en la genética que eventualmente incrementa las posibilidades de incidencia del cáncer de próstata, así mismo como una dieta con alto contenido de grasa definitivamente se ha visto asociada a este tipo de cáncer”,
    puntualiza.

    Así mismo los alimentos procesados son los responsables muchas veces del desarrollo de cualquier tipo de cáncer, por ello este tipo de alimentos con proteínas “complejas” se ha visto asociado, aunque aún no exista un estudio que lo verifique y se demuestre que cause este tipo de cáncer, si han comprobado que genera otros tipos de cáncer así que es muy probable que también sea causa de este.

    Si los hombres con cáncer de próstata cambian su alimentación y su estilo de vida pueden cambiar la evolución del tumor. Los hombres con cáncer de próstata de bajo riesgo, que eligieron no realizar tratamiento para el cáncer, pero realizaron cambios importantes en sus estilos de vida incluyendo vegetarianismo, bajo consumo de grasas, dietas ricas en soja, ejercicio físico, disminución del estrés y soporte psicosocial no debieron recibir tratamiento para el cáncer.

    El cáncer de próstata en los puertorriqueños comparada con las tendencias a nivel mundial, sigue siendo la enfermedad de mayor incidencia y mortalidad entre los hombres. En muchos casos cuando no se descubre a tiempo se debe a la renuencia de los hombres a ser examinados por un proctólogo lo que pone en riesgo su salud. Aquellos que se examinan y salen positivos han de someterse a tratamientos que conllevan efectos secundarios que tienen un impacto tanto en su salud física como emocional.

    La edad importa

    En términos de edad, los pacientes entre los 50 y 55 años tienen el beneficio mayor de un discernimiento temprano, que consta de realizarse el examen rectal una vez por año o de la prueba sanguínea PSA (antígeno prostático específico). Sin embargo, si el paciente tiene un historial fuerte, debe empezar los controles antes de lo previsto, ya que este tipo de cáncer suele ser más agresivo por temas genéticos. Por ejemplo, en Puerto Rico existe una descendencia Afroamericana, por esta razón esta población es dada o más propensa a esta condición, por ello se debe ser más vigilante desde una edad más temprana a los 50 años.

    imagen-cuerpo

    El diagnóstico

    Los médicos que realizan biopsias de la próstata a menudo usan la ecografía transrectal (TRUS), que crea imágenes blancas y negras de la próstata usando ondas de sonido, para saber de dónde tomar las muestras. Sin embargo, la ecografía convencional puede pasar por alto algunas áreas que contienen cáncer. Existen varios enfoques más recientes para diagnosticar el cáncer de próstata.

    - Un enfoque mide el flujo sanguíneo dentro de la glándula usando una técnica llamada ecografía Doppler a color. (A menudo los tumores tienen más vasos sanguíneos a su alrededor que el tejido normal). Esta técnica podría tomar biopsias más precisas de la próstata ya que ayuda a asegurar que se obtengan muestras de la parte correcta de la glándula.

    - Una técnica más reciente puede mejorar aún más la ecografía Doppler a color. Al paciente se le inyecta primero con una sustancia de contraste que contiene microburbujas, lo que ayuda a mejorar las imágenes de ecografía. Se han reportado resultados preliminares que son prometedores, y se están realizando más investigaciones sobre esta técnica.

    - Otro enfoque combina las imágenes de MRI y TRUS  para ayudar a guiar las biopsias de la próstata, especialmente en los hombres que presentaron resultados negativos en biopsias guiadas con TRUS realizadas anteriormente, pero en quienes aún el médico sospeche que hay cáncer. Esta prueba, conocida como biopsia guiada por fusión de imágenes (MRI/TRUS), se discute en pruebas para diagnosticar y determinar la etapa del cáncer de próstata. 

    Pruebas para evaluar los riesgos de cáncer de próstata

    En los hombres con cáncer de próstata que está localizado (aquel que se cree que no se ha extendido fuera de la próstata), a menudo es difícil saber cuán rápido es probable que el cáncer crezca y se propague. Esto puede afectar si el cáncer debe tratarse de inmediato, así como qué tipos de tratamiento podrían ser buenas opciones. 

    Algunos tipos de pruebas de laboratorio más recientes (conocidas como pruebas genómicas o proteómicas) se pueden usar junto con otra información (como el nivel de PSA y el grado del cáncer) para ayudar a predecir mejor la rapidez con la que un cáncer de próstata puede crecer o propagarse. Estas pruebas analizan qué genes (o proteínas) están activos dentro de las células cancerosas de la próstata. Algunos ejemplos de tales pruebas son:

    - Oncotype DX para cáncer de próstata: esta prueba mide la actividad de ciertos genes en las células cancerosas de la próstata y los reporta como una puntuación en una escala de 0 a 100 (las puntuaciones más altas indican un cáncer que es más probable que crezca y se propague rápidamente, así como un mayor riesgo de morir por cáncer de próstata). -

    - Prolaris: esta prueba mide la actividad de un conjunto diferente de genes en las células cancerosas de la próstata y los reporta como una puntuación en una escala de 0 a 10 (las puntuaciones más altas indican un cáncer que es más probable que crezca y se propague rápidamente, así como un mayor riesgo de morir por cáncer de próstata).

    - ProMark: esta prueba mide la actividad de un conjunto de proteínas en las células cancerosas de la próstata y las reporta como una puntuación que ayuda a predecir la probabilidad de que un cáncer crezca y se propague rápidamente.

    - Decipher: para los hombres que eligen la cirugía para tratar el cáncer, esta prueba puede ayudar a determinar el riesgo de que el cáncer regrese a otras partes del cuerpo después de la cirugía (y por lo tanto, si estos hombres deben considerar un tratamiento adicional). Esta prueba mide la actividad de ciertos genes en las células cancerosas de la próstata de la muestra obtenida mediante cirugía.

    Tratamientos recientes para cánceres en etapas iniciales

    Los investigadores actualmente están buscando formas nuevas de tratamiento para el cáncer de próstata en etapa temprana. Estos tratamientos nuevos podrían ser usados como tratamiento de primera línea o después de administrar radioterapia que no haya dado buenos resultados.

    Un tratamiento conocido como ultrasonido focalizado de alta intensidad (HIFU) destruye las células cancerosas al realizar un calentamiento intenso con rayos ultrasónicos. Este tratamiento se ha utilizado en algunos países por un tiempo, y está disponible actualmente en los Estados Unidos. Actualmente se está evaluando su seguridad y eficacia, aunque la mayoría de los médicos de los Estados Unidos considera que no ha probado ser  un tratamiento de primera línea para el cáncer de próstata.

    Mas noticias de Urología