Síntomas y consecuencias del potasio bajo en la sangre

El nivel bajo de potasio en la sangre es una afección conocida como hipocalemia y puede provocar desde fatiga hasta daño muscular.

Isbelia Farias

    Síntomas y consecuencias del potasio bajo en la sangre

    El nivel bajo de potasio en la sangre es una afección conocida como hipocalemia, esto es, cuando el nivel de potasio está más bajo de lo normal.

    El potasio es un electrólito necesario para que las células funcionen correctamente. Se obtiene principalmente a través de los alimentos. Los riñones eliminan el exceso de este mineral por medio de la orina, para así mantener un buen equilibrio en el cuerpo.

    Entre las causas más comunes del potasio bajo en la sangre, se encuentran las siguientes:

    -   Algunos medicamentos, como diuréticos y ciertos antibióticos;

    -   Diarrea o vómito;

    -   Trastornos alimentarios, como la bulimia;

    -  Hiperaldosteronismo;

    -   Uso elevado de laxantes, que ocasionan diarrea;

    -   Enfermedad renal crónica;

    -   Sudoración;

    -   Nivel bajo de magnesio;

    -   Trastornos genéticos, como la parálisis periódica hipocalémica y el síndrome de Barter.

    El potasio ayuda a mantener una buena función nerviosa, regular las contracciones musculares y el equilibrio de los líquidos. Sin embargo, muchas personas no cumplen con la ingesta recomendada de potasio. Esto quizá se debe a la dieta occidental, en la cual predominan los alimentos procesados en detrimento de los alimentos de origen vegetal, como las frutas, los frijoles, las verduras y otros.

    No obstante, una dieta baja en potasio es una causa rara de deficiencia de potasio, por lo general esto ocurre cuando el cuerpo pierde mucho líquido, por ello entre las causas comunes se encuentra la diarrea, los vómitos crónicos, la pérdida de sangre y la sudoración excesiva.

    Síntomas de la deficiencia de potasio

    Entre los síntomas que ocasiona la deficiencia de este mineral se encuentran los siguientes:

    1.    Debilidad: acompañada de fatiga: esta es una de las primeras señales de la deficiencia de potasio. Esto se debe a que el potasio permite regular las contracciones musculares y cuando hay una deficiencia, los músculos tienen contracciones débiles. Además, la deficiencia de este mineral podría afectar la manera en la cual el cuerpo usa los nutrientes, por lo que sobrevendría la fatiga.

    2.    Calambres musculares y espasmos: los calambres son contracciones repentinas de los músculos. Esto se debe a que el potasio contribuye a transmitir señales que estimulan las contracciones, pero, cuando los niveles de potasio son bajos, el cerebro no logra transmitir las señales de forma óptima, por lo que las contracciones son más prolongadas.

    3.    Problemas digestivos: aunque esto puede tener muchas causas, una de ellas podría ser la deficiencia de este mineral, debido a que él se encarga de transmitir señales del cerebro a los músculos que están ubicados en el sistema digestivo para que se produzca la digestión de los alimentos. La transmisión de señales no es efectiva cuando hay niveles muy bajos de potasio, por lo que las contracciones del sistema digestivo se pueden ralentizar y ocasionar problemas como el estreñimiento o la inflamación.

    4.    Palpitaciones del corazón: sucede porque el flujo de potasio en las células cardíacas es el encargado de regular los latidos en el corazón, cuando los niveles de mineral están bajos se altera dicho flujo. Los ritmos cardíacos anormales también pueden provocar que una persona se sienta mareada y se desmaye y, un nivel muy bajo de potasio, puede provocar que el corazón se detenga.

    5.    Dolores musculares: acompañado de rigidez, lo cual podría ocasionar una degeneración muscular.

    6.    Hormigueo y entumecimiento: esto se conoce como parestesia y puede sentirse en las manos, los brazos, las piernas y los pies. Cuando los niveles de potasio en la sangre son bajos, se debilitan las señales nerviosas y sucede el entumecimiento.

    7.    Dificultad para respirar: ya que el potasio también se encarga de transmitir las señales que estimulan la contracción y expansión en los pulmones.

    Fuentes de potasio

    La mejor forma de aumentar el consumo de potasio es a través de la alimentación, algunas recomendaciones son las siguientes:

    -   Aguacate;

    -   Papas al horno;

    -   Plátanos;

    -   Salvado;

    -   Zanahorias;

    -   Carne de res magra cocida;

    -   Leche;

    -   Naranjas;

    -   Mantequilla de maní;

    -   Frijoles;

    -   Guisantes;

    -   Alga marina;

    -   Salmón;

    -   Espinaca;

    -   Tomates y

    -   Germen de trigo.

    ¿Se debería tomar suplementos de potasio?

    No está recomendado el uso de suplementos de venta libre. Dosis altas de potasio podrían dañar el intestino o provocar ritmos cardíacos anormales. En todo caso, si una persona ha estado vomitando o ha tenido diarrea excesiva, toma diuréticos o presenta síntomas de hipocalemia, debe acudir con un médico. 

    Fuente consultada aquí


    Mas noticias de Oncología-Hematología