Estudio: Medicamentos para presión arterial prolongarían vida de pacientes con cáncer de páncreas

Los medicamentos usados comúnmente reducen la presión arterial al relajar las venas y las arterias y permitir que el corazón bombee sangre con mayor facilidad.

Sergio Nicolás Ortiz Cortés Sergio Nicolás Ortiz Cortés
  • Sergio Nicolás Ortiz Cortés - Correo Electrónico

Estudio: Medicamentos para presión arterial prolongarían vida de pacientes con cáncer de páncreas

Los medicamentos populares para la presión arterial pueden agregar años a la vida de los pacientes con cáncer de páncreas, un cáncer notoriamente difícil de tratar con bajas tasas de supervivencia, sugiere una nueva investigación.

Estos medicamentos, conocidos como inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA) y bloqueadores de los receptores de angiotensina II (ARB), reducen la presión arterial al relajar las venas y las arterias y permitir que el corazón bombee sangre con mayor facilidad.

Los estudios en animales han demostrado que estos medicamentos pueden retrasar el crecimiento del cáncer de páncreas. Varios estudios pequeños en personas recomiendan lo mismo, pero el número de pacientes incluidos fue demasiado pequeño para sacar conclusiones firmes.

En el nuevo estudio, los investigadores examinaron datos de 3,7 millones de adultos de Italia e identificaron a 8.158 personas diagnosticadas con cáncer de páncreas entre 2003 y 2011.

El estudio, publicado el mes pasado en la revista BMC Cáncer, encontró que la gran mayoría de estos pacientes (86%) murieron dentro de los 6 meses posteriores a su diagnóstico.

Pero los pacientes que tomaron ARB después de su diagnóstico de cáncer de páncreas tenían un 20 % menos de riesgo de morir, en comparación con pacientes similares que no tomaron ARB.

En un grupo más pequeño de pacientes que se sometieron a cirugía por su cáncer, los usuarios de ARB tenían un riesgo 28 % menor de morir.

Además, los pacientes con cáncer de páncreas que tomaron inhibidores de la ECA tuvieron un 13 % menos de riesgo de morir en los primeros 3 años después del diagnóstico, pero este beneficio se redujo más adelante.

Pero "los ARB y los inhibidores de la ECA aún deben considerarse tratamientos experimentales para el cáncer de páncreas", advierte el investigador del estudio Scott Keith, PhD, de la Universidad Thomas Jefferson en Filadelfia.

Timothy Pawlik, MD, PhD, también advierte no sacar conclusiones firmes basadas en este estudio.

"Si bien son provocativos, los datos no pueden considerarse concluyentes", dice Pawlik, del Centro Integral del Cáncer de la Universidad Estatal de Ohio.

"El estudio es retrospectivo, lo que lo hace susceptible a sesgos de selección y tratamiento. Además, los datos se derivaron de una base de datos administrativa de atención médica, que puede ser notoria por carecer de datos clínicos granulares", señala.

Pawlik también señala que los estudios que evalúan los beneficios de los medicamentos para la presión arterial sobre el riesgo y los resultados del cáncer son mixtos.

Varios estudios previos, por ejemplo, sugieren que los inhibidores de la ECA y los ARB pueden proteger contra enfermedades malignas como el cáncer colorrectal , mientras que otros datos sugieren un posible vínculo entre los inhibidores de la ECA y un mayor riesgo de ciertos tipos de cáncer, como el cáncer de pulmón.

Fuente consultada aquí.

Comunicador Social y Periodista egresado de la Universidad Sergio Arboleda en Bogotá. Periodista y Redactor en la Revista de Medicina y Salud Pública.

Mas noticias de Oncología-Hematología