Cómo tratar los efectos adversos relacionados con el lenvatinib

Los pacientes deben usar medidas preventivas, como emolientes y fármacos con receta que contengan urea.

Yolimarian Torres Yolimarian Torres

    Cómo tratar los efectos adversos relacionados con el lenvatinib

    Lenvatinib es un inhibidor multiquinasa oral aprobado para su uso como tratamiento de primera línea en pacientes con carcinoma hepatocelular avanzado (CHC). 

    Sin embargo, al igual que otros agentes de esta clase de fármacos, lenvatinib se asocia con eventos adversos (EA) clínicamente importantes que podrían afectar negativamente los resultados del paciente. 

    La opinión de los especialistas ofrece asesoramiento sobre el tratamiento de los acontecimientos adversos frecuentes asociados con el lenvatinib en el tratamiento del carcinoma hepatocelular (CHC).

    Por qué es importante: 

    El lenvatinib se asocia con un riesgo elevado de acontecimientos adversos.

    Debe controlarse la presión arterial (PA) 1 semana después del tratamiento, después cada dos semanas durante 2 meses y, a continuación, cada mes, en el domicilio o en el centro médico.

    No existen pruebas sólidas que respalden el uso de ningún antihipertensivo en particular.

    La hipertensión no controlada puede exigir la interrupción, reducción o suspensión de la dosis de lenvatinib.

    Proteinuria: Los pacientes deben someterse a control cada 2 semanas durante el primer mes y, a continuación, cada mes. Una proteinuria =2+ puede exigir la interrupción, el ajuste o la suspensión de la dosis de lenvatinib.

    La diarrea debe tratarse de inmediato y antes de la interrupción o la reducción de la dosis de lenvatinib.

    Síndrome de eritrodisestesia palmoplantar/reacción cutánea en manos y pies:

    Los síntomas de grados 2 o 3 pueden exigir la interrupción o la reducción de la dosis de lenvatinib.

    Deben controlarse el apetito y el peso corporal. Los efectos de grados 1 o 2 pueden exigir una reducción temporal de la dosis y los de grado 3 pueden exigir la interrupción.

    Cansancio: Deben evaluarse los motivos posiblemente tratables. Los efectos de grados =2 pueden exigir la interrupción si los síntomas son intolerables.

    Trastornos hepáticos/hepatotoxicidad: Los acontecimientos intolerables de grados 2 o 3 exigen la interrupción y, a continuación, la reanudación a una dosis más baja después de la mejora. Debe suspenderse si se produce insuficiencia hepática.

    Hipotiroidismo: Debe realizarse un control mensual durante 2 meses y, a continuación, de forma periódica. Si las concentraciones de TSH son >10 mUI/l o 5-10 mUI/l en 2 análisis, debe comentarse con el endocrinólogo.

    Acontecimientos cardiovasculares/cerebrovasculares: Debe controlarse la posibilidad de descompensación cardíaca. Si se produce un acontecimiento de grado 3, debe interrumpirse el fármaco y reanudar la administración a una dosis más baja cuando se alcance el grado 0-1.

    Fuente consultada aquí

    Licenciada en Comunicación Social egresada de la Universidad de Los Andes, Táchira, Venezuela. Locutora Certificada por la Universidad Central de Venezuela. Redactora de Medicina y Salud Pública.

    Mas noticias de Oncología-Hematología