90% de los casos de cáncer de páncreas se pueden evitar

El cáncer de páncreas tiene un componente hereditario relacionado con un 10% de los casos, especialmente cuando la condición se presenta, en padres, abuelos e hijos.

Marcela Moreno Wilches

    90% de los casos  de cáncer de páncreas se pueden evitar

    El Dr. Luis Fernando Negrete, oncólogo, especialista en cirugías oncólogas de la Universidad de Monterrey México y miembro de Organización de Oncólogos Comprometidos de México, expuso los factores de riesgo que pueden predisponer al paciente a presentar cáncer de páncreas.

    Una condición que está asociado con dos mutaciones muy comunes en diferentes tumores del organismo, dichas mutaciones que se encuentran en algunos oncogenes y la función de estos oncogenes es detectar alguna interacción en la estructura celular que se encarga de que esas células no se sigan desarrollando, entonces al tener estas mutaciones se pierden esos ciclos de regulación y eso nos va a predisponer a tener lesiones específicamente en el páncreas, mostrando  lesiones premalignas en los conductos pancreáticos, que con el tiempo van a continuar generando alteraciones en la estructura de la célula y también en el material genético.

    Factores de riesgo 

    El cáncer de páncreas tiene un componente hereditario relacionado con un 10% de los casos, especialmente cuando la condición se presenta, en padres, abuelos e hijos, sin embargo, aproximadamente el 85 al 90% de los casos no van a tener relación con factores hereditarios, por lo que otras de las causas que influyen y que en este caso se pueden evitar son el consumo de tabaco, la obesidad, el hecho de tener diabetes mellitus qué se relaciona fuertemente con la condición especialmente en pacientes menores de 50 años.

    El cáncer de páncreas suele presentarse con mayor frecuencia en un rango de edad entre los 60 y 70 años, teniendo una predominancia ligeramente mayor en hombres.

    Sintomatología

    Principalmente los síntomas no se evidencian en una etapa temprana y se puede confundir con muchas otras afecciones, esto debido a que es un órgano que tiene una ubicación muy característica, prácticamente está en el centro del cuerpo y está rodeado por el estómago, el intestino delgado, el colón, el hígado y el bazo, pero los síntomas muy específicos van a estar directamente relacionados con el tumor.

    “La mayoría de sus tumores crecen en los conductos pancreáticos y cuando ese tumor empieza a crecer empiezan a obstruir estos conductos que pueden afectarse simplemente con tumores milimétricos, empezando a generar signos como la coloración amarilla en la piel que se conoce como ictericia o cuando la condición ya está muy avanzada se puede tener una pérdida de peso exagerada y sensación de saciedad tras la ingesta de muy poca comida”, explicó el Dr. Negrete.

    “En el 85% de los casos el cáncer de páncreas empieza a desarrollarse en los conductos pancreáticos obstruyendo el paso del líquido pancreático y, además, donde desembocan estos conductos también desembocan los conductos que transportan la bilis del hígado hacia el intestino delgado haciendo crecer estos tumores en esa unión ocasionando el bloqueo”, explicó el Dr. Negrete.

    Para el diagnóstico de la condición, la tomografía es el primer estudio que se utiliza para hallar el dictamen de cáncer de páncreas y en conjunto se puede apoyar con pruebas de sangre, sin embargo, el diagnóstico definitivo se alcanza al retirar el tumor y cuando el patólogo indica que tipo de tumor es.

    “En Estados Unidos el cáncer de páncreas es la cuarta causa relacionada con cáncer a pesar de contar con un sistema de salud mucho más avanzado y consistente, sin embargo, pues desgraciadamente en toda América Latina no solamente en México no tenemos las mismas características”, manifestó. 

    Adicional a ello, dijo a MSP, “para poder tener un diagnóstico oportuno se necesitan mejores hospitales, mejores médicos y que los pacientes pueden acceder a un tratamiento quirúrgico médico o a un tratamiento con quimioterapia, y si en estos países de latinoamericana no tenemos esa estructura para detectar estos casos simplemente la mayoría de los pacientes no van a ser candidatos a un tratamiento correctivo”. 

    En Estados Unidos 52% de los casos se diagnostican cuando ya es enfermedad metastásica, es decir ya no se puede ofrecer al paciente algo para tratar de controlar la enfermedad y para reducir los síntomas relacionados, en muchos casos, la mejoría tiene que ver mucho con el estatus socioeconómico de cada paciente y la accesibilidad que tiene a la medicina.

    Tratamientos

    En un cáncer de páncreas en etapa temprana, lo que se busca es encontrar la cura o erradicar por completo el tumor desde la base, y lo mejor para ello es la cirugía, contrario a lo que ocurre  cuando el tumor se encuentra en una etapa mucho más avanzada en la que está afectado el páncreas y las estructuras que se encuentran alrededor incluidas venas y arterias.

    Cómo se puede quitar y se vuelve y reflexión lo mismo ocurre con la enfermedad metastásica y los dos últimos casos el tratamiento del cáncer tratar de detener el crecimiento del tumor mejorando así la calidad es posible tener un tratamiento sin fin curativo.

    Las cirugías por cáncer de páncreas son cirugías largas y su recuperación tanto en el hospital y como al llegar a casa requieren mucho más tiempo, incluso en algunos casos se acude al tratamiento adyuvante, es decir apoyo de quimioterapia o radioterapia con el fin de disminuir el riesgo de que el tumor pueda volver a aparecer.

    “Con el paso de los años se ha mejorado la técnica quirúrgica, ya tenemos diversos abordajes como de mínima invasión robótica, que van a disminuir complicaciones que podemos tener como son el dolor o la infección de heridas o la estancia en el hospital prolongada, de igual forma, los efectos de la quimioterapia van a depender de la combinación que se utiliza vigilando siempre tanto los riñones como el hígado”, recalcó.

    El tabaco es el factor de riesgo más importante de todos los tipos de cáncer y es aún más grave si es combinado con el consumo de alcohol, de igual forma, un aspecto muy importante es la alimentación con una disminución en alimentos procesados o enlatados y por el contrario, lo que se recomienda es un aumento en el consumo de alimentos más naturales como frutas y verduras, disminuyendo el riesgo para la aparición de tumores especialmente los relacionados con el tubo digestivo.

    Tener mayor actividad física para disminuir el riesgo de factores como la obesidad, usar protección frente al virus del papiloma humano, como lo es el caso de la vacuna puede dar muy buenos resultados, también controlar la exposición a la luz solar, fortaleciendo el uso de ropa protectora o de protector solar con un factor de protección  mínimo de 30, son acciones que disminuyen el riesgo de cáncer.

    Mas noticias de Oncología-Hematología