Identificados los mejores antioxidantes para prevenir la demencia relacionada con la edad

Investigación indica que los niveles más altos de antioxidantes carotenoides en la sangre ayudan a prevenir esta condición.

Luisa Ochoa

    Identificados los mejores antioxidantes para prevenir la demencia relacionada con la edad

    Tras un estudio de los niveles sanguíneos de antioxidantes en relación con el riesgo de demencia, los investigadores hallaron que las personas con niveles séricos más altos de luteína + zeaxantina y beta-criptoxantina al inicio, tenían menos probabilidades de tener demencia años más adelante, en comparación con quienes presentaron niveles más bajos de antioxidantes.

    La luteína es uno de los dos principales carotenoides que se encuentran en el ojo humano (mácula y retina), y la zeaxantina es similar a la luteína y actúa como un antioxidante. Estos se encuentran en los vegetales de hojas verdes, como espinacas, brócoli y guisantes. Por otro lado, la beta-criptoxantina se encuentra en frutas como naranjas, papayas y mandarinas.

    "Los antioxidantes pueden ayudar a proteger el cerebro del estrés oxidativo, que puede causar daño celular", dijo en un comunicado de prensa la primera autora May A. Beydoun, PhD, MPH, del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento (NIA). 

    "Los resultados de los análisis de sangre pueden ser más representativos del nivel real de antioxidantes que el informe de una persona sobre qué tipo de alimentos consume con regularidad", indicó el director científico del NIA, Luigi Ferrucci, MD.

    Riesgo reducido de demencia

    Los investigadores probaron las asociaciones e interacciones de las vitaminas séricas A, C y E, y los carotenoides séricos totales e individuales, y las interacciones con la enfermedad de Alzheimer incidente y la demencia por todas las causas.

    Asimismo, analizaron datos de 7.283 participantes en la Tercera Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición que tenían al menos 45 años al inicio del estudio y fueron seguidos durante un promedio de 16 a 17 años.

    Descubrieron que los niveles séricos de luteína + zeaxantina se asociaron con un riesgo reducido de demencia por todas las causas entre personas de 65 años o más en modelos ajustados por estilo de vida. Los niveles séricos de beta-criptoxantina mostraron una relación inversa "fuerte" con la demencia por cualquier causa en modelos ajustados por edad y sexo.

    Esta relación se mantuvo fuerte en modelos ajustados por factores socio demográficos y socioeconómicos, pero se atenuó en modelos posteriores.

    No se encontraron asociaciones para el licopeno, el alfacaroteno, el betacaroteno o las vitaminas A, C o E en los modelos completamente ajustados.

    Sobre la demencia

    Existen más de 100 causas conocidas de demencia, una condición general caracterizada por el deterioro significativo de las funciones mentales que limita la autonomía de la persona. La más común de todas es el alzhéimer, una enfermedad neurodegenerativa de origen desconocido e incurable hasta la fecha.

    Se estima que alrededor del 60% de las personas que padecen demencia viven en países de ingresos bajos y medios, lo que indica que el factor socioeconómico es determinante. Además, se calcula que aproximadamente el 8% de la población de 60 años en adelante sufrirá de esta patología en algún momento de sus vidas.

    Conozca más acerca de esta condición en la siguiente infografía:

    imagen-cuerpo

    Mas noticias de Neurología