Prueba genética de un lado de la familia, podría beneficiar diagnóstico y detección temprana del cáncer

Dirigir las pruebas genéticas en cascada a un lado de la familia sobre el otro podría acelerar el tiempo de diagnóstico de más portadores y permitir un uso más eficiente de los recursos.

Alexander Triana Yanquén

    Prueba genética de un lado de la familia, podría beneficiar diagnóstico y detección temprana del cáncer

    Dirigir las pruebas genéticas en cascada a un lado de la familia sobre el otro podría acelerar el tiempo de diagnóstico de más portadores y permitir un uso más eficiente de los recursos de asesoramiento genético, especialmente cuando los padres han fallecido o no están disponibles, así lo han reseñado sus investigadores. 

    El estudio realizado en Cánada, refiere que una nueva prueba hereditaria puede determinar si un gen que elimina el cáncer se heredó del padre o la madre de un paciente sin la necesidad de ADN parental, lo que podría mejorar la detección y el manejo de la enfermedad.

    Peter Lansdorp, MD, PhD, del Centro de Investigación del Cáncer BC en Vancouver, Canadá, autor de la investigación; aseguró para Medscape Medical News, que: "La presencia de huellas parentales en regiones del genoma se conoce desde hace mucho tiempo". 

    Además, la capacidad de una tecnología de secuenciación específica (Strand-seq) para generar un conjunto de variantes de ADN que tienden a heredarse juntas de un solo padre se ha documentado en varios estudios. "Que estas dos piezas se puedan juntar para asignar alelos en un paciente a uno de los padres sin estudiar el ADN de los padres es un gran avance", dijo Lansdorp.

    Steven J.M. Jones, autor principal, PhD, director asociado de bioinformática en el Centro de Investigación del Cáncer de BC, explicó: "Para dirigir las pruebas genéticas en cascada, la prueba podría usarse casi de inmediato, incluso como una prueba de investigación. Simplemente guía en qué lado de la familia enfocar los esfuerzos de pruebas genéticas familiares y es validado internamente por la variante del paciente y luego confirmado por pruebas clínicas en la familia".

    Baja tasa de error

    Determinar un padre de origen (PofO) para variantes hereditarias "es esencial para evaluar el riesgo de enfermedad cuando una variante patogénica tiene efectos PofO, es decir, cuando el riesgo de enfermedad de un paciente depende de qué padre se hereda", escriben los autores. Un ejemplo es el síndrome hereditario de paraganglioma-feocromocitoma como resultado de variantes patogénicas en los genes SDHD o SDHAF2. Las personas con las variantes tienen un alto riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer, pero solo si se hereda un gen defectuoso de su padre. Si se hereda de su madre, no hay mayor riesgo.

    El nuevo método se basa en una técnica llamada "metilación del ADN en fase" en los genes impresos materna y paternamente, así como en la fase de longitud cromosómica de las secuencias de ADN.

    El equipo utilizó cinco "tríos" del genoma humano: dos padres y el probando (la primera persona de una familia en recibir pruebas genéticas o asesoramiento para un presunto riesgo hereditario), para probar el enfoque. Demostraron que el método puede identificar correctamente el PofO con una tasa de error de desajuste promedio de 0.31% para variantes de nucleótido único y 1.89% para inserciones o deleciones (indels).

    Futuro prometedor y acciones de investigación

    "Necesitaremos validar esta tecnología para diferentes genes en muestras del mundo real de individuos de diversos orígenes", dijo Jones. El primer paso es validar la tecnología en escenarios con utilidad clínica inmediata, como con SDHD, donde el manejo médico de por vida se ve afectado por el conocimiento de si la variante fue heredada de la madre o el padre.

    "También nos gustaría validar rápidamente esto para los genes comunes del cáncer hereditario, como los genes asociados con el síndrome BRCA1, BRCA2 y Lynch, donde la predicción de PofO puede mejorar las bajas tasas de pruebas genéticas en miembros de la familia al proporcionar estimaciones más precisas de su riesgo de portar la variante familiar".

    Los desafíos para trasladar la prueba a la clínica, dijo Jones, incluyen ampliar la tecnología, demostrar la utilidad clínica y económica en comparación con los enfoques de prueba existentes, "y familiarizar a los médicos con un nuevo tipo de prueba que rutinariamente dará esta dimensión adicional de información".

    "Tecnología tremendamente prometedora"

    El patólogo Stephen Yip, MD, PhD, del Instituto de Investigación de Salud Costera de Vancouver en Canadá, quien colabora con los autores en otros proyectos financiados por subvenciones, comentó: "Esta es una tecnología tremendamente prometedora que tiene implicaciones prácticas inmediatas en la investigación de PofO de un locus patógeno, particularmente cuando el material genético está disponible solo del probando", dijo.

    Sin embargo, "se necesita una validación rigurosa contra el estándar de oro actual de lectura corta, secuenciación de próxima generación de tríos antes del despliegue clínico", dijo. "Esto tomará tiempo y esfuerzo. Sin embargo, la promesa de esta tecnología vale la pena el esfuerzo", agregó.

    "Además, existe la posibilidad de descubrir nuevas genéticas durante las pruebas, lo que podría presentar un dilema ético", anotó. "Un marco sólido de consentimiento y ética y la participación temprana de un especialista en ética sería útil".

    La investigación en el laboratorio Lansdorp está financiada por el Instituto de Investigación Terry Fox, los Institutos Canadienses de Investigación en Salud, la Fundación Canadiense para la Innovación y el gobierno de Columbia Británica. 

    Fuente consultada aquí:

    Mas noticias de Investigación