La FDA investiga presuntas convulsiones causadas por cigarrillos electrónicos

La FDA emitió un comunicado de prensa en el que evidenciaban alrededor de 35 casos de convulsiones

Debido a las múltiples denuncias que se han reportado por las convulsiones que presuntamente se le atribuyen a los vapeadores o cigarrillos electrónicos, la FDA y la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU., están elevando un llamado de alerta y prevención a la comunidad en general sobre el riesgo que el uso de estos dispositivos puede generar.

Además, se invita a la población para que, si son testigos de casos como los ya mencionados, lo hagan saber a los centros de salud evitando la muerte de los pacientes con dichos trastornos.

La FDA emitió un comunicado de prensa en el que evidenciaban alrededor de 35 casos de convulsiones, relacionados con el uso de cigarrillos electrónicos. La mayoría involucraba a personas jóvenes y según este recinto, desde el mes de junio del año pasado, los casos de convulsiones en los servicios de emergencia han aumentado significativamente.

Sin embargo, la FDA no ha encontrado una relación directa entre las convulsiones y el uso de vapeadores; pero se cree que una investigación exhaustiva de los casos que relacionan estos ataques con el uso de cigarrillos electrónicos, podrían dar respuestas concretas frente a su relación.

Igualmente, la FDA afirma que se debe tener en cuenta, que uno de los efectos secundarios que el cuerpo humano tiene al consumir nicotina, son las convulsiones.

“Sabemos que la nicotina no es una sustancia inofensiva, especialmente en los cerebros en desarrollo de nuestros jóvenes (…) Pero también hemos dejado claro que, incluso para los adultos, los cigarrillos electrónicos no están libres de riesgos”,

dijeron en el comunicado, el Comisionado de la FDA, Dr. Scott Gottlieb y la Comisionada Adjunta Principal, la Dra. Amy Abernethy.

Factores desconocidos

No se tiene claridad si las convulsiones que sufrieron los pacientes antes mencionados, están relacionadas con los cigarrillos. Unos hacían vaping por primera vez y otros ya habían realizado dicha práctica anteriormente.

Además, el tiempo con el que presentaron dichas anomalías no fue el mismo, varió después de unas pocas bocanadas hasta un día completo después. Otro aspecto a tener en cuenta, es que las personas que sufrieron convulsiones también estaban bajo el efecto de la marihuana y algunas anfetaminas. Lo que podría también incidir en el padecimiento de este trastorno.

“Los comportamientos relacionados con el uso de cigarrillos electrónicos también varían y los usuarios pueden inhalar deliberadamente o sin intención más nicotina de la que normalmente se dispensaría en un cigarrillo normal (…) -los cigarrillos electrónicos- tienen diferentes niveles de concentración de nicotina, y algunas características de diseño del cigarrillo electrónico pueden permitir a un usuario obtener altos niveles de nicotina rápidamente”,

señalaron Gottlieb y Abernethy en el comunicado antes mencionado.

Un factor que preocupa bastante a las autoridades salubristas de Estados Unidos, es que las empresas que producen este tipo de dispositivos, han facilitado el acceso a los vapeadores. Esta situación, logra que los jóvenes tengan más accesibilidad a estos artefactos y los haga consumidores activos de nicotina.

Comentarios

X