Disminuyen los casos de hipotermia neonatal en el Hospital Pediátrico Universitario

Doctora Andrea Mejías

Jean Mitchelle Vélez
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Los casos de hipotermia neonatal en el Hospital Pediátrico Universitario del Centro Médico reportaron una leve baja, tras un estudio realizado por residentes de la institución.

La enfermedad se define como una temperatura de 36.5 °C, lo que provoca consecuencias en el neonato como sepsis, acidosis, síndrome de membrana hialina, sangrado intravascular, aumento en el consumo de oxígeno, entre otros, según señala la Academia de Pediatría Americana.

«Como resultado, tuvimos un número muy significativo de admisiones: 5,882. El promedio de edad fue de 34 semanas y el promedio de peso fue de 2,182 gramos, con prevalencia moderada a severa de un 44%. El 86% fueron admisiones que llegaron hasta moderadas, siendo severa el porcentaje menor. Cuando somos un poco más específicos es cuando vemos la tendencia; a través de los años se ha visto que la prevalencia va disminuyendo, siendo el 2012 nuestro punto inicial, ya que se puso un hematólogo en la sala de parto y -de ahí en adelante- se ha visto un descenso en las admisiones. Otro detalle que se vio es que la edad gestacional con el porcentaje de hipotermia después de las treinta y dos semanas es menor y, cuando el neonato es menor de las treinta y dos semanas, aumentan los casos»,

indicó la doctora Andrea Mejías, durante la presentación.

También, se describieron rangos amplios en admisiones de hipotermia en otros hospitales que van desde un 32 a un 85%; mientras que, en partos caseros, se ha visto
prevalencia de un 11 a 92%.

Los datos fueron tomados desde el año 2006 hasta el 2017, excluyendo los neonatos que fueron trasladados de otros hospitales y que, sirvieron para conocer los factores de riesgo e intervenciones para disminuir la tasa de hipotermia en los centro de cuidados intensivos neonatales.

La doctora fue más allá en sus hallazgos y reveló varias recomendaciones para evitar la hipotermia en neonatos; por ejemplo: tener «temperaturas apropiadas de 25 grados (en las áreas de parto), que se seque rápido (el neonato), un breeding warm piel con piel con la mamá”. Además, resalta que “el Neonatal Resuscitation Program (NRP) está recomendando el uso de una bolsa en los bebés que son menores de veintiocho semanas. Y, en nuestra institución, la temperatura es de 22 grados Celsius, que es menor de la recomendada», señaló la galena para que esta institución haga los arreglos pertinentes.  

«Es un problema común, porque en mucha instituciones tienen problemas de admisiones por hipotermia y en esta institución los menores de treinta y dos semanas eran los más prevalentes. Los factores de riesgos fueron la edad gestacional, el peso, la manera del parto y las intervenciones. Nosotros, que somos un institución terciaria, recibimos muchos embarazos de alto riesgo y debemos tomar esto en consideración»,

enfatizó Mejías.

Aunque se estimó una disminución de los casos, se está estandarizando el uso de estas bolsas como método primario de intervención. Los pasos a seguir, según la salubrista, son evaluar complicaciones a largo plazo -medida que aparece en la literatura- y que, además, se utilice otro método de intervención.

Comentarios

X