OMS oficializa el Síndrome del Burnout como una enfermedad de trabajo

El estrés laboral es aquel que se produce debido a la excesiva presión que tiene lugar en el entorno de trabajo.

Yolimarian Torres Yolimarian Torres

    OMS oficializa el Síndrome del Burnout como una enfermedad de trabajo

    Según la Organización Mundial de la Salud, el Síndrome de desgaste ocupacional es "resultado del estrés crónico en el lugar de trabajo que no se ha manejado con éxito" y aclara que "se refiere específicamente a los fenómenos en el contexto laboral y no debe aplicarse para describir experiencias en otras áreas de la vida".

    El organismo indicó que este padecimiento ingresó oficialmente en enero de este año a su Clasificación Internacional de Efermedades (CIE-11) de la OMS, en la que se incluye al burnout, por lo que todos los países miembros, deberán considerarlo como un padecimiento laboral.

    De acuerdo a las estadísticas el personal de salud es uno de los sectores más afectados. En 2016, entre el 25 y 33% de quienes trabajaban en terapia intensiva a nivel global padecía burnout: con la pademia, el 51% reportó agotamiento severo, de acuerdo con la revista británica de mediciana The Lancet.

    En Estados Unidos, el 13% de las médicas y los médicos han tenido pensamientos suicidas, según el "Informe nacional sobre agotamiento y suicidio de médicos 2021", elaborado por el sitio de información y formación médica Medscape.  

    Los síntomas

    En la clasificación de la OMS el burnout tiene tres dimensiones:

    *Sentimientos de falta de energía o agotamiento. Sentirse constantemente con cansancio, incluso al iniciar el día.

    *Aumento de la distancia mental con respecto al trabajo o sentimientos negativos o cínicos, también con respecto al trabajo. Es decir, no sentir compromiso con las propias actividades ni con las de las demás personas.

    *Sensación de ineficacia y falta de realización.

    Los síntomas físicos son:

    *Jaquecas

    *Gastritis

    *Aumento de la presión arterial y mayor incidencia de colon irritable

    *Menor eficacia del sistema inmune

    *Taquicardia

    *Sudoración, temblor corporal, tics nerviosos

    *Obesidad y sobrepeso

    *Pérdida del cabello y aparición de la caspa

    *Menstruación irregular

    *Enfermedades cardiacas

    *Presión de dientes y mandíbula (bruxismo)

    *Manos y pies fríos, tensión muscular

    *Diarrea o estreñimiento

    *Insomnio

    *Tartamudeo

    *Alteraciones de la piel

    Y algunos de los síntomas psicológicos son:

    *Dificultad para concentrarse

    *Aumento en los errores

    *Menos capacidad de toma de decisiones

    *Disminución de la memoria

    *Ansiedad, preocupación en exceso, pensamiento catastrófico y lento

    *Cambio en el estilo de vida

    *Propensión a tener accidentes

    *Inquietud, miedo o pánico, preocupación excesiva, irritabilidad

    *Reducción del deseo sexual

    *Disminución de la autoestima y constantes cambios de humor que, si no son tratados a tiempo, pueden ser causa de depresión y desestabilidad emocional.

    ¿Cómo diagnosticarlo?

    Este síndrome fue investigado desde 1974 por el psquiatra Herbert J. Freudenberger. Sus estudios se centraron principalmente entre sus colegas, al notar cómo iban perdiendo la empatía con sus pacientes al tiempo que mostraban un gran agotamiento. Y hasta ahora, la mayoría de las investigaciones sobre el burnout se han enfocado en el personal de salud, pues desde su formación académica está expuesto a exhaustivas jornadas, alentadas por una cultura disfuncional en la que deben resistir no solo días trabajando sin dormir, sino malos tratos.

    En 1982, la psicóloga Cristina Maslach, de la Universidad de Berkeley, y el psicólogo Michael P. Leiter, de la Universidad de Acadia Scotia, crearon el Maslach Burnout Inventory (MBI) para  diagnosticar este padecimiento en el personal de salud. Desde entonces, investigadores han señalado que puede aplicarse a trabajadoras y trabajadores de otras áreas, no necesariamente a quienes brindan un servicio de cuidado.  

    Fuente consultada aquí. 

    Licenciada en Comunicación Social egresada de la Universidad de Los Andes, Táchira, Venezuela. Locutora Certificada por la Universidad Central de Venezuela. Redactora de Medicina y Salud Pública.

    Mas noticias de Salud Pública