Paloma Alejandro: una reumatóloga con determinación

El reto para mí es darme cuenta de que hay tanta gente joven enferma en la Isla que sufren porque no tienen acceso a especialistas a tiempo.

Angélica Claudio Merced

    Paloma Alejandro: una reumatóloga con determinación

    Trabajar por sus metas ha sido la ruta que ha llevado a la doctora Paloma Alejandro Silva a ser exitosa tanto en su vida personal como profesional. Entre los roles que orgullosamente desempeña esta reumatóloga nacida en San Juan están ayudar a sus pacientes y ser ejemplo para sus hijos. 

    La medicina en su vida

    Estudiar medicina fue algo que la hoy doctora Paloma Alejandro Silva decidió desde muy joven. Alguna clase de ciencias la ayudaría a inclinarse por esa profesión y sabía que tenía que estudiar y trabajar mucho para conseguirlo. "Creo que estudiando ciencia en High School fue que me di cuenta que quería irme por esa rama y en la universidad también siempre tuve esa meta. Yo nunca cogí un break así que siempre trabajé para, como quien dice, ser exitosa en todo eso, porque hay mucha gente que no saben que es lo quieren estudiar hasta lo último. Y siempre me ha gustado la parte de ayudar a la gente, la parte social. Eso es lo más que me llevó a estudiar medicina ayudar al prójimo", dijo quien se graduó en 2012 de la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico.

    En su cuarto año de estudios en medicina fue que llegó la revelación de la especialidad. "Fue cuando yo estaba en la Escuela de Medicina e hice una electiva, una rotación en reumatología en Centro Médico con el doctor Vilá y eso fue lo que me abrió los ojos. Ahí me di cuenta que quería ser reumatóloga porque es una profesión que uno es como el Sherlock Holmes de los especialistas donde miras al paciente en un conjunto en general en todos los órganos y puedes resolver esa pregunta que nadie puede contestar. Y además me gusta la parte autoinmune, la inmunología de la profesión donde uno realmente tiene que estudiar bien cómo la condición afecta lo humano para ver qué tratamiento les vas a dar", explicó la doctora quien tras hacer su residencia en Medicina Interna en Nueva York, estudió su especialidad en reumatología en MedStar Washington Hospital Center/Georgetown University Medical Center en Washington, DC.

    Todo un reto la reumatología

    Ser reumatóloga  no solo ha representado una gran responsabilidad para esta doctora, sino todo un reto por la competitividad del campo. El mudarse de Puerto Rico y estudiar en Estados Unidos siendo mujer y latina fue una de los primeros desafíos que tuvo que enfrentar. "A veces sufrir un poquito de racismo entre tus colegas por ser latina, que aunque no lo creas eso todavía existe allá. Y pues tratar de darme a conocer entre todos mis colegas que todos eran americanos", admitió. ¿Y cómo lo sobrellevó? "Pues estudiando y fajándome. Trabajando largas horas. Y el otro reto fue entrar a reumatología que es una especialidad sumamente competitiva. Cuando te escogen hay que ir a un proceso de entrevistas y tienes que tener buenas notas", respondió Alejandro Silva, quien desde el 2020 labora con el doctor Oscar Soto Raíces en Soto-Raíces Mindful Rheumatix & Medical Research Group. 

    Entre sus logros profesionales destacó el trabajar como académica en MedStar Washington Hospital Center/Georgetown University Medical Center, un rol profesional que desea retomar próximamente en Puerto Rico. "Quedarme enseñando a otros médicos internistas que se están entrenando en la especialidad. Me pude dar a conocer, ser parte de investigaciones clínicas y compartir un conocimiento para ayudar a desarrollar reumatólogos de calidad. En un futuro quisiera dar clases aquí en Puerto Rico y tratar de mantener esos reumatólogos que se están entrenando en la Isla porque la mayoría se van", señaló.

    Un aspecto que le preocupa dentro de la reumatología es ver tantos casos de jóvenes con diversos tipos de enfermedades sin acceso a un especialista. "El reto para mí es darme cuenta de que hay tanta gente joven enferma en la Isla que sufren porque no tienen acceso a especialistas a tiempo. Me he topado con muchos casos de muchachas jóvenes con lupus u otras condiciones que me llegan bien enfermas y darme cuenta que la realidad es otra", comentó. 

    Rodeada de amor familiar

    En el aspecto familiar dijo estar "rodeada de mucho amor" y de muchas mujeres pues tiene una hermana gemela y otra hermana menor que ellas. Está casada con un cirujano maxilofaxial y tiene dos hijos: un niño de dos años y una niña de cinco. De hecho, gran parte de la decisión para regresar a su patria fue poder criar a sus retoños en suelo borincano. "Ya llevábamos muchos años en los Estados Unidos y queríamos criarlos en Puerto Rico. Como mujer esa es la prioridad, nuestros hijos. Enseñarles que uno puede ser mujer y trabajar y también ser mamá. Pero también sentía que (al regresar) yo podía a lo mejor traer algo diferente a la Isla, ayudar a los puertorriqueños pues cada año se van más los médicos y pienso que a lo mejor yo podía ayudar más aquí que allá", comentó. 

    De sus padres dijo haber aprendido a tener confianza en sí misma para lograr todas sus metas. "Ellos me dieron el autoestima, el self confidence. Poder estar segura y a no darme por vencida para obtener las metas que yo quería", puntualizó. 

    Al peguntársele por la persona que más admira no duda en responder que en el plano personal a "mi madre". Y en lo profesional aunque admira a mucha gente, hay una persona que trata de emular todos los días. "Tengo mentores en Estados Unidos, pero hay una persona que como quien dice fue mi mentora y que todos los días trato de emular. Ella se llama Florina Constantinescu, es una mujer reumatóloga que tiene familia, pero es de este tipo de personas que balancea todo y todo lo hace bien", agregó quien en su tiempo libre disfruta del pilates y de la moda. 

    Alejandro Silva aspira a mantener un balance entre su vida familiar y profesional. "Tener un buen balance, un hogar estable y también seguir trabajando. Y creo que también en la parte de ser mujer es posible tener una vida profesional exitosa, pero también una familia porque yo tuve a mis hijos durante mi entrenamiento, así que yo creo que todo es posible", finalizó. 

    Mas noticias de Reumatología