Condiciones reumatológicas y su relación con otras patologías oculares

La uveítis es sintomática o asintomática y se presenta tanto en adultos, como en niños.

María Camila Sánchez

    Condiciones reumatológicas y su relación con otras patologías oculares

    Mucho se ha hablado de la relación que tienen algunas enfermedades reumatológicas con otras condiciones inflamatorias, así como sucede con la uveítis, ya que, tanto las articulaciones, como los ojos tienen mucho tejido conectivo que puede verse afectado por estas patologías. Así lo explicó la Dra. Carmen Santos, oftalmóloga y especialista en inflamaciones e infecciones oculares.

    Adicional a esto, la experta asegura que en algunas ocasiones la uveítis puede ser la primera señal de un proceso reumático en el organismo que se traduce como la inflamación de la parte anterior de la úvea, y en pocos casos el paciente puede ser diagnosticado con uveítis antes de serlo con artritis.

    Algunos tipos de artritis, como la artritis juvenil que se presenta con frecuencia en niñas pequeñas no provoca síntomas de uveítis, pero sí la condición, es decir, hay un conocimiento de la enfermedad reumatoidea, pero no cómo esta afecta la visión de los pequeños que, desafortunadamente, si no se trata a tiempo y de la manera correcta, puede causarles pérdida de la visión progresivamente incluso sin que ellos se den cuenta.

    "Los niños que se diagnostican con artritis, pueden tener uveítis asintomática y se presenta como una condición crónica; hay que estarlos checando cada 3 meses dependiendo de la artritis que tenga para hacer un seguimiento al desarrollo de la uveítis", afirma la experta.

    Por el contrario, cuando hay un cuadro clínico, por lo general los pacientes se acercan al consultorio del profesional porque presentan algunos problemas como fotofobia, enrojecimiento de los ojos o incluso pérdida de la visión, reconocidos como los primeros síntomas de esta condición inflamatoria ocular. Por lo general, sin un diagnóstico de artritis, los especialistas oculares dan el diagnóstico de uveítis y dan remisión con el sistema de reumatología.

    En cuanto a la incidencia de esta condición, la especialista asegura que esta afección ocurre con mayor frecuencia en adultos que en niños, sin que esto exima al los pequeños de padecerla: "la uveítis se ve mucho en los pacientes adultos con artritis provocada por un marcador celular llamado HLAB27 y en ese caso son uveítis agudas sintomáticas".

    Factores de riesgo y complicaciones

    Afecciones como la espondilitis anquilosante, artritis reumatoide, sarcoidosis, VIH, enfermedades inflamatorias intestinales y la presencia de herpes en el organismo, predisponen a los pacientes a padecer uveítis. 

    Además, la Dra. Santos es contundente al aclarar que, de no tratarse la uveítis, puede causar la pérdida de la visión permanente en el paciente: "La capa úvea del ojo es una de las que produce el líquido que mantiene al ojo cuando se produce esta inflamación, la disminución en la producción del líquido disminuye y termina por atrofiar el ojo".

    "Cuando empiezan las uveítis agudas utilizamos esteroides para tratarlas, pero los esteroides no son un tratamiento a largo plazo por los efectos secundarios que produce. Y en el caso de las uveítis crónicas, el uso de cortisona no es una alternativa razonable porque puede provocar otras condiciones sistémicas como osteoporosis, obesidad y diabetes, así como glaucomas y cataratas".

    Ahora bien, el tratamiento para la uveítis consiste, en primera medida, en el uso de medicamentos para las condiciones reumatológicas (artritis, artritis reumatoide, lupus), y en algunas ocasiones es necesario el refuerzo de agentes biológicos, según el organismo de cada paciente.

    "Es bien importante que vayan a sus citas médicas para mantener la inflamación controlada, seguir las instrucciones del médico y así podemos llegar a un final feliz sin complicaciones mientras se pueda controlar la uveítis", concluyó.

    Vea la entrevista completa:

    Síntomas

    La úvea: el lugar donde se produce la uveítis

    Los signos, síntomas y características de la uveitis pueden incluir:

    *Enrojecimiento de los ojos

    *Dolor ocular

    *Sensibilidad a la luz

    *Visión borrosa

    *Puntos oscuros que flotan en el campo de visión (moscas volantes)

    *Visión reducida

    Los síntomas pueden aparecer de forma repentina o empeorar con rapidez, aunque en algunos casos, se presentan de manera gradual. Pueden afectar un ojo o ambos. A veces no hay síntomas, y se observan signos de uveítis en un examen ocular de rutina.

    Factores de riesgo

    Las personas con modificaciones en ciertos genes pueden tener más probabilidades de desarrollar uveitis. Fumar cigarrillos se ha asociado con una uveitis más difícil de controlar.

    Complicaciones

    Si no se trata, la uveítis puede causar complicaciones, entre ellas:

    *Hinchazón de la retina (edema macular)

    *Cicatrices en la retina

    *Glaucoma

    *Cataratas

    *Daño al nervio óptico

    *Desprendimiento de retina

    *Pérdida permanente de la visión

    Fuente consultada aquí

    Mas noticias de Reumatología