Beber café y té con moderación se vincula a un menor riesgo de accidente cerebrovascular y demencia

Beber de 2 a 3 tazas de café con 2 a 3 tazas de té al día se asoció con un 32% menos de riesgo de accidente cerebrovascular y un 28% menos de riesgo de demencia

Sergio Nicolás Ortiz Cortés Sergio Nicolás Ortiz Cortés
  • Sergio Nicolás Ortiz Cortés - Correo Electrónico

Beber café y té con moderación se vincula a un menor riesgo de accidente cerebrovascular y demencia

El accidente cerebrovascular y la demencia se han convertido en un problema de salud mundial y representan una carga económica y social en todo el mundo.

Beber café o té se asocia con un riesgo reducido de accidente cerebrovascular y demencia, con el mayor beneficio asociado con el consumo de ambas bebidas, sugiere una nueva investigación.

Los investigadores encontraron que las personas que bebían de 2 a 3 tazas de café y de 2 a 3 tazas de té por día, tenían una disminución del 30% en la incidencia de accidente cerebrovascular y un 28% menos de riesgo de demencia en comparación con los que no lo hacían.

"Desde una perspectiva de salud pública, debido a que los bebedores habituales de té y café comprenden una proporción tan grande de la población y debido a que estas bebidas tienden a consumirse habitualmente durante la vida adulta, incluso los pequeños beneficios o riesgos potenciales para la salud asociados con la ingesta de té y café pueden ser importantes implicaciones para la salud pública ", afirmaron los investigadores.

Mientras que estudios anteriores han demostrado importantes beneficios para la salud de la ingesta moderada de café y té por separado, pocos han examinado el efecto de beber ambos.

En la investigación los investigadores inscribieron a 365.682 participantes de Reino Unido y a 13.352 participantes para el análisis de la demencia posterior al accidente cerebrovascular.

El 2,8% de los participantes experimentó un accidente cerebrovascular y el 1,4% desarrolló demencia.

El riesgo de accidente cerebrovascular fue un 10% menor en aquellos que bebieron de media taza a una taza de café al día y un 8% menor en aquellos que consumieron más de dos tazas al día.

Por otro lado, los bebedores de té que consumían más de dos tazas al día vieron una reducción del 16% en el accidente cerebrovascular.

En el estudio no hubo una asociación significativa entre el consumo de café y té y el riesgo de accidente cerebrovascular hemorrágico o enfermedad de Alzheimer .

Comunicador Social y Periodista egresado de la Universidad Sergio Arboleda en Bogotá. Periodista y Redactor en la Revista de Medicina y Salud Pública.

Mas noticias de Psiquiatría y psicología